29º FIDMarseille: tres estrenos regionales tendrán su estreno mundial

Festivales - Francia

Entre el 10 y el 16 de julio próximos se llevará a cabo la 29° edición de FIDMarseille, un festival internacional que cada verano ofrece en la ciudad francesa una programación de alrededor de 150 películas para 25 mil espectadores en cines, teatros, librerías, galerías de arte y anfiteatros al aire libre.

En cada edición varios largometrajes de ficción y documental tienen su premiere internacional en el festival, y 2018 no será la excepción: Entre las 15 películas seleccionadas en la competencia oficial internacional, tres son de Latinoamérica. Las chilenas “Una vez la noche” de Antonia Rossi con producción de Malaparte y “Las cruces” de Carlos Vásquez y Teresa Arredondo con producción de Dereojo Comunicaciones, y la brasileña “O pequeno mal” de Lucas Camargo de Barros y Nicolas Thomé Setune, coproducida entre Avoa Filmes, Barry Company, Fratura Filmes y Filme de Amor, tendrán su premiere mundial en Marsella.  

El filme brasileño también participa en la categoría competitiva para óperas primas, donde además tendrá su premiere internacional la argentina “El ruido son las casas”, dirigida por Luciana Foglio y Luján Montes y producida por Galope Cine y Lumen Cine. La chilena “Una vez la noche” estará a su vez en la competencia GNCR, “Groupement national des cinémas de recherche”, donde compite otro título chileno: la animación “La casa lobo” de Joaquín Cociña y Cristóbal León con producción de Diluvio.

Consultada por la predominancia del cine chileno en esta edición del FIDMarseille, su coordinadora de programación y codirectora del FIDLab Fabienne Moris explica: “Casi todos los años hemos mostrado películas chilenas, ya sea en competición (como “Como me da la gana II” de Ignacio Agüero, que ganó el Gran Premio en 2016) o fuera de concurso. También debo confesar que nos sentimos cerca de festivales como Valdivia o FIDOCS. Si algo aparece muy claramente en la presencia chilena de este año es su evidente diversidad: una especie de película-ensayo (“Las cruces”), una animación con imágenes fijas (“Una vez la noche”) y una con otra técnica de animación (“La casa lobo”). Siento que el cine chileno es muy serio en lo relativo a contar historias y a la vez se preocupa por el cine como forma de arte”, afirma Moris en declaraciones a LatAm cinema. 

La codirectora del FIDLab aclara que de todos modos el festival también ofrece un lugar a películas de otros países de América Latina, ya sea de los que tienen una fuerte industria cinematográfica como Argentina o Brasil o de los menos representados, como República Dominicana. “Además es importante contar con presencia latinoamericana entre los miembros del jurado. Este año estarán Paula Gaitan, Nahuel Pérez Bizcayart y Teddy Williams” agrega Moris.

Durante el festival también se lleva a cabo FIDLab, laboratorio en el que cada año alrededor de diez proyectos internacionales en estado de escritura, desarrollo o postproducción son elegidos para tener presentaciones y reuniones con productores, distribuidores y potenciales apoyos y fondos. En esta edición fueron seleccionados 12 proyectos de un total de 322, y entre los elegidos se encuentran dos títulos de la región: el documental brasileño “Tremor Lê” de Elena Meirelles y Livia de Paiva y producción de Tardo, y la ficción argentina “Niño Pacú”, de Manuela Gamboa con producción de Maximiliano Schonfeld.

“Tenemos un acuerdo con BAL de BAFICI desde hace casi diez años, lo que garantiza la presencia de al menos un proyecto latinoamericano en FIDLab. Y estamos muy contentos con esta asociación y sus frutos: los años han demostrado que las opciones fueron excelentes y los trabajos duraderos. Sin embargo, en casi todas las ediciones termina habiendo más de un único proyecto proveniente de esta parte del mundo” cuenta Moris, y destaca la provechosa participación de algunos proyectos de la región en el pasado, como la película chilena “Penal cordillera” de Felipe Carmona, que consiguió en Marsella un acuerdo de coproducción y ventas con la francesa Lux Box, o el paso por el festival de exitosos títulos como “Obra” de Gregorio Graziosi, “Kékzakállú de Gastón Solnicki, “Arábia” de Affonso Uchoa y Joao Dumans o “El auge de lo humano”de Teddy Williams.

“Le otorgamos especial atención al cine de la región. Viajamos todos los años, varias veces, a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba o México, ya sea porque nos invitan como miembros de jurados o simplemente para descubrir nuevos proyectos en diferentes mercados de coproducción o festivales” concluye Fabienne Moris.