Antofadocs se transforma en Antofacine y abre la inscripción para su séptima edición

Convocatorias, Festivales - Chile

Antofacine (antes conocido como Antofadocs), el Festival Internacional de Cine de Antofagasta (Chile) abrió la convocatoria para su séptima edición, a realizarse entre el 16 y el 20 de noviembre.

Para participar hay que ingresar en la web del festival antes del 27 de julio. Las competencias en las que se puede participar con proyectos realizados en 2017 o 2018 son: internacional de largometrajes, nacional de largometrajes, internacional de cortometrajes e internacional de nuevos lenguajes.

Francisca Fonseca, directora de Antofacine, explica a LatAm cinema qué tipo de proyectos se aceptan en esta última categoría. “Esta es una categoría que tenemos desde el comienzo del festival y que se enfoca en trabajos con lenguaje audiovisual no tradicional, cine experimental como vanguardias cinematográficas, el videoarte, la práctica performática asociada al cine, entre otros. Aquí han competido a lo largo de los años obras de autores como Andrés Duque, María Cañas, Ivan Fund, Santiago Loza y Manuel Abramovic”.

La gran novedad de la edición 2018 es el cambio de nombre. “Se ha dado en forma natural, ya que hemos ampliado hace dos años las competencias, y ya no solo participan películas de no ficción, sino también de ficción, y compiten juntas. Cuando comenzamos nuestro foco era más de nicho, queríamos traer a nuestra región lo mejor y más vanguardista del cine independiente, de autor, experimental, saber qué estaba pasando a nivel internacional y nacional. Con el tiempo hemos mantenido esa línea curatorial y programática, pero además, como desaparecieron los festivales de cine en nuestra región, pensamos que era el momento de ampliarnos y hacer un festival más inclusivo en propuestas cinematográficas” explica Fonseca, y cuenta que el evento ha evolucionado en varios aspectos, atendiendo a las necesidades de la región y la industria.

“Los workshops al principio eran muy especializados en el área audiovisual y no hay escuelas de cine en el norte de Chile, por lo que comenzamos a programar talleres dirigidos a profesores, diseñadores, artes escénicas, profesionales que están vinculados de forma directa e indirecta con el cine. Hemos ido incorporando Ventanas con temáticas contingentes y es así que el año 2015 incorporamos una ventana de ficción de cine chileno, ya que a la ciudad no llegaban estas producciones, ni siquiera a las salas comerciales, cosa que no ha cambiado mucho” cuenta Fonseca, agregando que este año el país invitado es Perú y que se realizará por tercer año consecutivo Mirando el territorio, una residencia para directores de cine de regiones y comunas periféricas que consiste en que tres directores con sus equipos filmen durante 8 días en la Región de Antofagasta, sin guión previo.

Los premios en las categorías competitivas son de 2500 dólares para el mejor largometraje internacional, 2.000 para el mejor largometraje nacional, 1000 para el Mejor cortometraje internacional y 1500 para el Mejor trabajo de Competencia de nuevos lenguajes.

El festival es organizado y producido por Centro Artístico Cultural Retornable, presentado por Minera Escondida, operada por BHP y patrocinado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.