Berlinale 2017: Brasil establece un récord con diez películas en las secciones del festival

Festivales - Europa

Diez nuevos largometrajes ha llevado Brasil este año a las diferentes secciones de la 67 edición de la Berlinale. A este número hay que sumar, entre otros, la presencia de 39 empresas brasileñas en el mercado, dos proyectos seleccionados en el foro de coproducción y diez profesionales brasileños para el Berlinale Talents.

Berlín siempre ha sido un puerto amable para Brasil. “Escuadrón de élite”, de José Padilha, se alzó con el Oso de Oro en 2008 y, más recientemente, “Que horas ela volta?”, de Anna Muylaert, recibió el premio del público de la sección Panorama. En el mercado, el gigante brasileño ha enviado los últimos años delegaciones más que abultadas a la Berlinale.

En palabras del director del certamen, Dieter Kosslick: “Tengo la impresión de que el cine brasileño ha experimentado algún tipo de proceso de maduración debido al denominado Fondo Audiovisual, el cual ha impulsado la industria a lo largo de los últimos años. Cada una de las películas brasileñas que hemos seleccionado se ha beneficiado de él, incluso aunque provinieran de partes diferentes de Brasil. (…) Realmente tuvimos la oportunidad de conocer la diversidad cultural y social de este vasto país, lo que nos resultó fascinante.”

Mauricio Kinoshita, el director ejecutivo de Cinema do Brasil explica el éxito brasileño de este año como “un reflejo y consecuencia del trabajo que las instituciones y organizaciones brasileñas han hecho en los últimos diez, quince años.” Kinoshita también subraya la descentralización de los apoyos estatales: “los dos proyectos del Co-Production Market seleccionados son de la ciudad Recife, Pernambuco (los de Gabriel Mascaro y Marcelo Gomes). Es una ciudad/provincia fuera del eje Rio-São Paulo que ha producido muchos talentos y un cine pujante desde la película “Baile Perfumado” de Lirio Ferreira e Paulo Caldas (1997). Muchos de los profesionales pernambucanos que conocemos hoy trabajaron en esta producción. Pernambuco es un caso que podemos poner de relieve”.

El mascarón de proa brasileño, en la competencia oficial, es “Joaquim”, de Marcelo Gomes (“Cine, Aspirinas y buitres”). Vendida por Films Boutique y producida por Rec Productores y Ukbar Film, se centra en el joven Tiradentes antes de que se convirtiera en una leyenda de la lucha por la independencia contra la colonización portuguesa.

La sección Panorama incluye cuatro títulos brasileños: “Vazante”,”Pendular”, “Como nossos pais” y  “Call me by your name”.

Vendida internacionalmente por Films Boutique, “Vazante” es una producción de Dezenove y Nos Outros Prods dirigida por Daniela Thomas en su primer largometraje en solitario (Thomas codirigió con Walter Salles “Linha de passe” y “Foreign Land”). La película explora la relación entre el propietario de una finca colonial, su esposa y los esclavos de la propiedad.

“Pendular” es la segunda película de Julia Murat (“Histórias que só existem quando lembradas”) y describe, en el estilo poético de la directora, la relación amorosa al borde de su disolución entre una bailarina y un escultor. Producen las brasileñas Esquina Produçoes, Bubbles Project y Syndrome,  la argentina Cepa Audiovisual y la francesa Still Moving, que también representa las ventas internacionales.

“Como nossos pais” está dirigida por Laís Bodanzky (“Bicho de sete cabeças”). Se trata de una producción de Gullane y Buriti Filmes que cuenta a bordo con Wild Bunch como agencia de ventas. El personaje principal es una madre de familia que ha de luchar con su vocación frustrada como escritoria y las exigencias del día cuidando a sus dos hijas con un marido casi siempre ausente.

“Call me by your name” es una coproducción brasileña (RT Features) con Italia y Francia, y entre sus productores cuenta con Rodrigo Teixeira, Peter Spears, Luca Guadagnino, Emilie Georges, Marco Morabito, James Ivory y Howard Rosenman. Dirigida por el italiano Luca Guadagnino, se trata de la historia de un primer amor y su distribución internacional está en manos de la agencia parisina Memento Films. 

La sección Panorama Documental incluye “No intenso agora”, un documental firmado por João Moreira Salles, el hermano de Walter Salles, que nos presenta una crónica de los momentos más intensos de la Revolución Cultural china a partir de filmaciones recién descubiertas.

En la sección Forum, David Pretto (“Castanha”) ofrece su segunda película, “Rifle”; y en Generation tenemos “As duas Irenes”, debut de Fabio Meira; ““Não devore meu coração!” de Felipe Bragança” y “Mulher do pai” de Cristiane Oliveira.

Resulta significativo que siete de las diez películas completadas hayan sido producidas por mujeres. Se trata de un saludable dato que es preciso contrastar con el mayor número de directores masculinos.

Si bien muchos productores brasileños expresan su preocupación ante el inminente relevo en la dirección de ANCINE (el próximo mayo); en esta edición de la Berlinale, Brasil está marcando un hito, fruto en parte de unas políticas de financiación y fiscalidad y de un estadio de “maduración” -como apuntaba Kosslick- de su cinematografía. A esto hay que sumar un sensiblemente mayor número de coproducciones internacionales y la fidelidad de las compañías francesas al talento brasileño.