“Diablada”, coproducción chileno-venezolana retrata los feminicidios de Alto Hospicio

Rodajes - Chile

Recientemente terminó en Atacama el rodaje de “Diablada”, ópera prima de Álvaro Muñoz, un drama basado en hechos reales producido por la chilena Yestay en coproducción con la venezolana C&E .

Protagonizada por Catalina Saavedra (“La Nana”, “La mentirita blanca”) y Daniel Candia (“Matar a un hombre”), el filme cuenta la historia de aquellos catorce violaciones y asesinatos de mujeres cometidos entre 1998 y 2001 en la región de Alto Hospicio, ante una pobre respuesta de la autoridades y la atrocidad de Jesús Pérez Silva, autor de los crímenes.

Impactados por el tratamiento mediático que tuvo el caso, en Yestay decidieron asumir el proyecto de “Diablada” y empezar una investigación profunda. “La investigación se sostuvo en tres ejes: discriminación de género, discriminación socioeconómica y discriminación geográfica. Es decir, esta tragedia estuvo marcada (y los crímenes se mantuvieron por tanto tiempo) porque eran adolescentes mujeres, porque eran pobres y porque vivían en el extremo norte del país en una pequeña localidad (en esos años) en el medio del desierto”, destacó Teresa Salinas, productora de “Diablada” –junto a su hermano Eduardo–, en diálogo con LatAm Cinema.

El rodaje, llevado a cabo en la provincia atacameña de Huasco, se extendió por 6 semanas y se contó con la participación de personas de las comunidades locales, lo que hizo parte de todo un diseño de producción que buscaba coherencia con la postura asumida por los creadores de la historia. “Si queríamos hablar de descentralización e igualdad, teníamos que empezar desde la base, cuidando siempre que el trato y las condiciones fueran las mismas para todos, modificando el lenguaje, erradicando palabras y conductas que no se ajustaran a la idea central”, señaló Salinas.

Buscando narrar la historia desde una perspectiva bien sustentada y que no pretende ocultar la postura que toma, al tiempo que se buscaba cuidar la sensibilidad, los hermanos Salinas buscaron asesorarse durante el proceso de investigación. “Nos hicimos asesorar por la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, pues entendíamos que era un tema particularmente complejo de abordar y había que ser cuidadosos para no caer en vicios o estereotipos tanto en la construcción de los personajes, como en la estructura narrativa de la historia”, reconoció Salinas.

“Diablada” supondrá el debut en largo del director, quien tiene en su haber varios cortometrajes que han recibido premios a nivel internacional, como “Hombre eléctrico” o “Dos icebergs”. Por su parte, con este filme Yestay sigue apostando a generar contenidos que representen el norte de Chile y sus historias. Pese a que es reconocida por sus producciones animadas, la compañía también ha realizado trabajos de documental y live-action, destacando el largo documental en postproducción “La otra Teresa”, que esperan finalizar este año.

Sobre la postproducción y posterior lanzamiento de la película, Salinas señala que está en proceso de montaje y la fecha de estreno esperada es en 2018.