El cine argentino se moviliza ante polémica destitución de Alejandro Cacetta

Instituciones - Argentina

El pasado miércoles 12 de abril, el Gobierno de la Nación Argentina pidió la renuncia al hasta entonces presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Alejandro Cacetta. Su sucesor será quien hasta la fecha cumplía funciones como vicepresidente, Ralph Haiek.

La destitución ha venido acompañada de fuerte polémica y reivindicaciones por parte de buena parte de la industria, que tras una asamblea convocada el jueves 13 en el Cine Gaumont, publicó un comunicado de apoyo al exgerente y en defensa de la Ley de Cine y el Fondo de Fomento Cinematográfico. El comunicado, firmado por una docena de organizaciones del sector, reivindica el diálogo y rechaza la destitución, haciendo hincapié en los logros de este año y medio de gestión: “las labores de Alejandro Cacetta al frente del organismo, el corto plazo de su gestión, incluyen varios hitos que hoy son propiedad de todos: la puesta en marcha de la Cinemateca Nacional (CINAIN), el ambicioso plan de formación de público y generación de audiencias, llamado “Las escuelas van al cine”, la puesta en valor a los Espacios INCAA, INCAA TV y la plataforma Odeon rebautizados hoy como CINE.AR y el Plan de Fomento 2017 realizado con el aporte de todo el sector”, señala.

Además, las diferentes agrupaciones sectoriales reunidas en Asamblea Permanente han convocado una movilización este lunes 17 en la puerta del INCAA en defensa de la autarquía de la autoridad cinematográfica, la Ley de Cine y el Fondo de Fomento, aludiendo que el verdadero motivo de la destitución de Cacetta es atacar la principal arca de financiación del cine. En Argentina, el Fondo de Fomento se nutre del 10% del valor de cada entrada de cine y mediante el canon que las empresas concesionarias de radios y canales de televisión pagan por usar la señal pública.

En un comunicado de DAC (Directores Argentinos Cinematográficos) promovido este domingo 16, se afirma que “es posible que una nueva ley llamada de Convergencia, promovida por el Poder Ejecutivo, que dejó sin efecto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual haciendo uso de un Decreto de Necesidad y Urgencia – DNU – cuya presentación al Congreso ha sido aplazada para después de las elecciones, cambie el status de los canales de cable a compañías de telecomunicaciones, con lo cual ya no deberán cumplir con el pago del Canon establecido por la ley. También según la reformulación del Sistema Tributario Argentino propuesto por la consultora económica FIEL que obra en poder del Gobierno Nacional a su pedido, como consta en el Boletín Oficial, estas corporaciones podrían ser eximidas de este tributo igual que ya lo han sido otras de rubros mineros y agrícolas”. Por su parte, en un comunicado emitido por el Ministerio de Cultura de la Nación el día 15 de abril, se afirma que el Gobierno ratifica el compromiso con el fondo de fomento nacional y que no hay intención de achicar el apoyo a la industria cinematográfica nacional.

Cacetta, quien asumió la presidencia en diciembre de 2015 tras el cambio de ejecutivo nacional, fue designado por consenso tras una consulta realizada por parte de las autoridades a los siete grupos del sector cinematográfico, como así lo anunció entonces el Ministerio de Cultura. La elección se realizó en base a la trayectoria y la experiencia ejecutiva del que fuera productor y gerente de negocios de la productora Patagonik, desde donde produjo varios éxitos de la cinematografía reciente, como “Elefante blanco”, “Carancho” o las comedias “Un novio para mi mujer” o “Dos más dos”. El ya ex titular ha comunicado que regresará a la actividad profesional.

Por su parte, según señala su perfil de Linkedin, Haiek, el actual presidente de la autoridad cinematográfica es Licenciado en Economía, egresado en producción de cine y audiovisual por la Universidad del Sur de California y se ha desempeñado en diversas entidades del sector, incluyendo el canal Construir TV, la distribuidora The Other Screen, varias señales de televisión y en el ámbito de la docencia, entre otras.

En este contexto, llama la atención que solo una semana antes del pedido de renuncia, el pasado 4 de abril, en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires –y en el que ya se evidenció la ausencia de Cacetta-, el INCAA presentó el anuario 2016 de cine argentino, que arroja resultados positivos. La publicación, realizada por la Gerencia de Fiscalización de la institución, señala que el cine nacional representó el 44% de los estrenos en salas en 2016, aumentando levemente la marca del año anterior: 199 lanzamientos argentinos sobre un total de 445, por los 182 de los 428 lanzamientos de 2015.

De los 50,8 millones de espectadores de cine del año, 7,3 decidieron ver cine nacional, representando el 14,40%; cifra similar a la registrada en 2015, cuando 7,5 millones del total de 52 millones de espectadores correspondieron a lanzamientos argentinos, esto es, el 14,49%. Rebasando la marca de los dos millones, “Me casé con un boludo” fue la película argentina más vista en salas nacionales en 2016, mientras que “Showroom” fue la más requerida en la plataforma Odeon.

Actualización: Pablo Rovito, el rector de la ENERC, presentó su renuncia el lunes 17 de abril en un comunicado dirigido al nuevo titular del INCAA.