El uruguayo Agustín Banchero explora el caos personal en “Las vacaciones de Hilda”, su debut en largo

Rodajes - Uruguay

El pasado martes 26 de febrero inició la segunda parte del rodaje de “Las vacaciones de Hilda”, ópera prima del realizador y artista visual uruguayo Agustín Banchero. La primera se filmó el pasado mes de mayo, respondiendo a la estructura narrativa de la película, que se construye en dos etapas diferentes que implican invierno y verano. El rodaje se desarrolla en locaciones de Dolores, Jaureguiberry, Solis, Cuchilla Alta, Playa Hermosa, Pueblo Aznárez y Montevideo.

El filme, escrito por Banchero, relata la historia de Hilda, una mujer que debe hacerse cargo de una decisión que tomó hace mucho tiempo, cuando su familia se desarmó. A partir de la visita de su hijo, al que no ve en mucho tiempo, Hilda intenta reponer su imagen decaída en los últimos años. Esto removerá su realidad y su vínculo con el pasado.

“Me interesa entender mi universo más cercano. Lo que me pasa a mí y a la gente que más quiero. Eso no significa que pretenda hacer un retrato de la realidad usando un código realista. La ficción me ayuda a deformar el insumo real para convertirlo en algo expresivo. Hay días que defiendo más a uno de los personajes que a otro. Intento entenderlos en todas sus capas y esto, a veces, se torna escabroso y entreverado”, afirma Banchero sobre su motivación. “Por suerte, este camino uno no lo recorre solo, sino que se complementa con el trabajo de los actores y el equipo. Ahora en pleno rodaje fui cambiando de parecer, encontrando matices y descartando otras posibles líneas narrativas. Ubicar al personaje en la situación concreta, física, espacial y enfrentarlo a otro, nos posiciona de una manera única frente a una cuestión ética a varios niveles. En este momento creo que se trata de eso: intentar ordenar el caos personal, sabiendo que al fin y al cabo es prácticamente imposible”, concluye.  

El director reúne en el elenco a un grupo de actrices y actores forjados en su mayoría en el teatro uruguayo, entre los que se encuentran Carla Moscatelli, Gabriel Villanueva, Susana Anselmi, Fernando Rodríguez Compare o Dahiana Méndez. También integra el reparto principal el actor y director argentino Edgardo Castro, además de los uruguayos Vincentino Marrocco, Bruno Coszión y Javier Chávez.

Se trata de la ópera prima de Banchero, quien ha desarrollado su mirada en varios cortos que han sido seleccionados en festivales de todo el mundo. Entre ellos destaca “De las casas blancas”, “Lejos es invierno” o el más reciente “Las pérdidas”, que ha sido presentado en el MALBA de Buenos Aires precediendo las exhibiciones de “La sombra” de Javier Olivera. Banchero también ha recorrido un camino como artista visual y su trabajo ha sido reconocido en diversas ocasiones, incluyendo el Gran Premio del Salón de Artes Visuales en 2012.

Precisamente, el potencial autoral del director es lo que destaca la productora del filme, Virginia Bogliolo, como principal valor del proyecto. “Nos interesa el riesgo que asume Agustín para contar esta historia. A diferencia de la mayoría de las óperas primas que se destacan por la irreverencia y esa latencia asociada a hacer algo por primera vez, esta película tiene un punto de vista particular para un joven director y una estructura narrativa que desafía al espectador.  Es el cine que nos seduce y por el que apostamos”, explica a LatAm cinema.

“Las vacaciones de Hilda” es una producción de la uruguaya Tarkiofilm en coproducción con la brasileña Arissas Multimídia. En su etapa de desarrollo participó en los laboratorios 3 Puertos y Rotterdam Lab y cuenta con el apoyo del Fondo de Fomento Cinematográfico y Audiovisual del ICAU, Programa Ibermedia, Intendencia de Montevideo y ANCINE.