Historias atípicas postadolescentes en los estrenos chilenos de mayo

Estrenos - Chile

Exceptuando febrero, mes en el que no se produjeron estrenos nacionales en la cartelera chilena, el cine local mantiene un buen ritmo en cantidad, calidad y diversidad de las nuevas propuestas. Este mayo, cuatro nuevos títulos nacionales llegan a salas chilenas de diferentes circuitos, tres de los cuales abordan el universo postadolescente con historias atípicas. 

Dos son los largometrajes que han optado por un recorrido nacional en salas comerciales. El jueves 10 de mayo llegó a Cineteca Nacional de Chile y a multisalas de todo el país “La isla de los pingüinos”, ópera prima de Guillermo Sörens producida por Salmón Cine y distribuida por DCI Distribución. El filme, que ya había sido exhibido en festivales nacionales como Valdivia o BioBio, está basado en la movilización estudiantil de 2006 y tiene como protagonistas a un grupo de adolescentes de una institución privada que deciden tomar su colegio y sumarse al estallido de protestas estudiantiles más importantes de la historia reciente del país.

El 17 de mayo llegó a cadenas de todo el país “El despertar de Camila”, filme romántico que sigue a Camila (Francisca Walker), una joven y bella chica de clase acomodada acostumbrada a triunfar que sufre una accidente que la obliga a reinventarse y replantear sus prioridades. Este es el primer largometraje de Rosario Jiménez-Gil y cuenta con producción de Las Minas y distribución de Cinetopia.

El 6 de mayo se estrenó en el circuito asociado a las salas Miradoc el documental “Último año”, dirigido por Viviana Corvalán Armijo y Francisco Espinoza con producción de Orgánica Films. El filme trata sobre cinco amigos de una escuela pública especial para sordos que transitan juntos su último año de la enseñanza básica y se deben enfrentar a su mayor miedo: el no tener otra alternativa que continuar su educación en escuelas de oyentes.

El mismo día se estrenó en el Museo Interactivo Judío de Chile  “Kahal Kadosh, comunidad sagrada”, documental de Daniela Rusowsky producido por Funk Producciones sobre la vida de una pequeña comunidad judía en Temuco, en el sur de Chile.