Las mujeres encabezan el palmarés de los festivales de San Sebastián y Biarritz

Festivales - España, Francia

El pasado 30 de septiembre culminó la edición 65° del Festival de San Sebastián con varios premios para el cine latinoamericano, especialmente para sus representantes mujeres.

La argentina “Alanis”, un drama sobre una joven madre prostituta producido por Varsovia Films, se alzó con importantes galardones: Anahí Berneri se llevó la Concha de Plata a la mejor dirección -la segunda que recibe una mujer en la historia del festival-;y la protagonista del filme, Sofía Gala, la Concha de Plata a la mejor actriz. “Alanis” además recibió el “Premio cooperación española”, dirigido a la productora del proyecto iberoamericano “que mejor contribuya al desarrollo humano, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos humanos”.

Argentina también se llevó el premio del jurado al mejor guion, que fue para Diego Lerman y María Meira, guionistas de “Una especie de familia”. El filme, un road movie dirigido por Lerman que sigue a una médica porteña por el norte del país, es una producción de Campo Cine en coproducción con Bossa Nova (Brasil), Staron Films (Polonia), Bellota Films (Francia) y 27 Films (Alemania).

La colombiana Laura Mora recibió una mención especial en el premio Kutxabank para nuev@s directores por su filme “Matar a Jesús”, una coproducción entre la colombiana 64-A films y la argentina AZ Films inspirada en lo que sucedió luego del asesinato de su padre en 2002. El filme también ganó el “Premio Eroski de la juventud” al haber sido el más votado por unos 300 jóvenes de entre 18 y 25 años y una mención especial en los premios Fedeora y Signis.

“Los perros”, segundo largometraje de ficción de la chilena Marcela Said, resultó ganador del Premio Horizontes en la categoría para títulos latinoamericanos del festival.  El filme cuenta la historia de una mujer burguesa que toma clases de equitación con un ex coronel acusado de haber participado en crímenes durante la última dictadura militar del país andino y es producido por la chilena Jirafa Films y la francesa Cinéma Defacto.  

A pocos kilómetros de allí, en el el 26° festival de Biarritz Amérique Latine,  la película de Said recibía otro galardón: el premio del jurado.  La ganadora en Biarritz del premio “Abrazo” al mejor largometraje fue la venezolana “La familia”, ópera prima de Gustavo Rondón Córdova. El film explora la relación incipiente entre un padre y su hijo preadolescente luego de una situación violenta y es una producción de la venezolana La Pandilla Producciones en coproducción con las también venezolanas Cine Cercano y Factor RH, la chilena Ávila Films y la noruega DHF.

“Últimos días en La Habana”, del cubano Fernando Pérez y producción de ICAIC (Cuba) y Bohemian Films (Suiza) se llevó el premio del público y su protagonista, Gabriela Ramos, el premio a mejor actriz. El mejor actor fue el argentino Daniel Aráoz por su rol “Una especie de familia”. “As boas maneiras”, la fábula de terror de los brasileños Juliana Rojas y Marco Dutra con producción de Dezenove Som e Imagens se llevó una mención especial, y la venezolana “La soledad” de Jorge Thielen Armand producida por La Faena recibió el premio del sindicato francés de la crítica.

En la categoría documental, la ganadora fue la brasileña”Cine São Paulo” de Ricardo Martensen y Felipe Tomazelli, y “Chavela Vargas” coproducción entre México y Estados Unidos de Catherine Gund y Daneya Kyi, se llevó una mención especial y el premio del público. Las brasileñas Marcia Mansur y Marina Thomé fueron elegidas para la residencia Lizières por “A dupla natureza da luz”, lo cual les dará la oportunidad de desarrollar su nuevo proyecto en un marco de reflexión propicio para la experimentación y el crecimiento.