Chile, décimo país de la región en crear su Academia de Cine

Instituciones - Chile

El pasado 15 de junio en las oficinas de CinemaChile se firmó el acta que dio nacimiento a la Academia de Cine de Chile, entidad que tiene como objetivo promover y fomentar el crecimiento y posicionamiento de la cinematografía del país andino. Ésta es la décima academia de cine en crearse en Latinoamérica, tras sumarse a las de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Paraguay y Venezuela.

El interés por la creación de una academia chilena comenzó hace algunos años, y gracias a los últimos reconocimientos internacionales (Premios Oscar para “Historia de un oso “y “Una mujer fantástica”, Osos de Plata en Berlín) se llegó finalmente a la concreción de un organismo independiente compuesto por todos los profesionales del cine chileno. Algunos de los miembros fundadores fueron los directores Sebastián Lelio y Silvio Caiozzi, la actriz Paulina García, el productor Miguel Asensio, Bruno Bettati, Gustavo Graef Marino, Sergio Castilla y Francisco Hervé.

En la ceremonia fundacional de la Academia, la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, expresó que uno de los propósitos de este emprendimiento es la organización de una entrega de premios propia, como hace España con los Goya o México con los Ariel.

El productor Giancarlo Nasi, director provisorio de la academia, profundizó en sus propósitos en diálogo con LatAm cinema: “El principal y primer objetivo es reunir a todo el sector cinematográfico de Chile con el fin de promover a todo nuestro talento, tanto aquellos frente como detrás de cámara. Apunta a ser una casa inclusiva donde vestuaristas, directores de arte, fotógrafos, compositores, actores, montajistas, directores y demás sean correctamente representados”. Nasi explica que el carácter inclusivo de la academia y su apertura a todas las profesiones del cine la convierte en una institución legítima y prestigiosa, y aclara que si bien fue formada como una iniciativa de la Asociación de Productores de Cine y Televisión APCT, ahora que está legalmente constituida es un órgano independiente y autónomo, formado exclusivamente por personas naturales. “Nuestro primer paso es dotar a la Academia de Cine de Chile de las herramientas jurídicas y económicas necesarias para lograr sus objetivos. Para ello, nos encontramos en un proceso de captación de académicos y también de buscar una sede” explica el productor.

Además de la creación de un premio, la academia se plantea otros proyectos para acercar el cine chileno a las audiencias. “Pensamos en, por ejemplo, un acuerdo con el Ministerio de Educación para incluir la enseñanza crítica del cine y audiovisual en las mallas curriculares escolares” cuenta Nasi, y agrega que desde la institución se desea luchar por la inclusión igualitaria de las mujeres en la industria cinematográfica. “Hemos querido dar una fuerte señal al tener una primera directiva compuesta mayoritariamente por mujeres” expresa.

“Finalmente, como Academia por fin podemos colaborar con otras Academias del mundo. La Federación de Academias de Cine de Iberoamérica FIACINE fue uno de los principales impulsores de la creación de nuestra Academia. Lo lógico es que ahora seamos nosotros quienes organicemos la elección de los representantes de Chile a los premios Oscar, Ariel y Goya, junto con avanzar en tantos otros proyectos internacionales entre las Academias” concluye el productor. 

El próximo mes de octubre, las academias latinoamericanas estarán presentes en Madrid en el Encuentro Mundial de Academias de Cine “Todos los Cines del Mundo”, iniciativa que por primera vez congregará a los responsables de las Academias de Cine de los distintos países en el ámbito internacional. En esta actividad, impulsada por el Ayuntamiento de Madrid y la Academia de Cine de España, se abordarán los retos que afrontan como instituciones clave en el desarrollo cultural de un país y se impulsen futuras líneas de cooperación entre las entidades. Según sus organizadores, el foro “buscará propiciar un diálogo y pondrá el foco en analizar, en todas sus dimensiones, el poder de los profesionales del séptimo arte más allá de la gran pantalla”.