Transcinema celebra su quinta edición apostando al cine de no ficción

Festivales - Perú

Desde el 1 y hasta el 9 de diciembre, siete sedes de la ciudad de Lima acogen la quinta edición de Transcinema, Festival Internacional de Cine de No-Ficción que presenta una extensa programación internacional y de la región andina del cine más arriesgado.

Nueve filmes integran la principal sección del festival, la Competencia Transandina, una categoría que “ha evolucionado lo suficiente como para ya contar con premieres mundiales e internacionales que luego continuarán su recorrido en festivales importantes de la región”, según afirma John Campos, director del festival, a LatAm cinema. Ése es el caso de las peruanas “Lima en la piel” de María José Moreno y “Profundidad de campo” de Renzo Alva; y la ecuatoriana “El hombre que siempre hizo su parte” de de Orisel Castro y York Neudel.

Completan la selección las colombianas “Señorita María, la falda de la montaña” de Rubén Mendoza, “Mariana” de Chris Gude y “Cartucho” de Andrés Cháves; las chilenas “El diablo es magnífico” de Nicolás Videla y “Tierra sola” de Tiziana Panizza y la boliviana “Fuera de campo” de Marcelo Guzmán y Mauricio Durán.

Por su parte, en la Competencia Internacional se pueden ver dos filmes latinoamericanos entre las doce que integran la sección: la mexicano-chilena “Casa Roshell” de Camila José Donoso, “La película de Manuel” de Lucas Damino y Sebastián Menegaz.

La sección competitiva Resistencia se enfoca en cine político que propone relatos disidentes y exhibe, entre otras, “Juntas” de Nadina Marquisio y Laura Martínez Duque (Colombia/Argentina), “Meu corpo é político” de Alice Riff (Brasil), “Baronesa” de Juliana Antunes (Brasil), “Brujas” de Carmen Rojas Gamarra (Perú/ España) y el corto “La marcha de cantoral” de Víctor César Ybazeta (Perú). “Intentamos siempre que se amalgame la experimentación cinematográfica con elementos empáticos para un público más amplio. Queremos desprejuiciar la idea de que un cine no convencional es aburrido. Siempre con la mirada más amplia posible sobre el cine de todas partes del mundo”, explica Campos.

Por su parte, seis proyectos en producción participan en TransLAB en asesorías grupales y personalizadas dictadas por los peruanos Lorena Best y Fernando Vílchez: “Algo quema” de Mauricio Ovando (Bolivia), “Toda la luz que podemos ver” de Pablo Escoto (México), “Moto” de Gastón Sahajdacny (Argentina), “Cartas de una fanática de whistler a un fanático de conrad” de Claudia Carreño (Chile), “Taucamarca” de de Fátima Flores y Helen Gomero (Perú) y “El anti-faz” de Enrique Méndez (Perú).

El certamen propone además varias secciones no competitivas, un Foco del realizador afincado en Chile Niles Atallah que incluye su último y premiado largometraje, “Rey”; y una muestra de la obra de la cineasta argentina Albertina Carri programada en relación a los trabajos de la portuguesa Susana de Sousa Dias.