BAFICI 15: Premios para el cine argentino y chileno

Festivales - Argentina

El 15° Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, BAFICI, dio a conocer los ganadores de sus diferentes competencias, en las cuales películas de Argentina y Chile lograron dar representatividad al cine de la región en el palmarés.

En la competencia Internacional, dos de los tres largometrajes argentinos seleccionados resultaron premiados. “Leones”, de Jazmín López, se llevó el Premio Especial del Jurado; en tanto que “Viola”, de Matías Piñeiro, obtuvo el premio de mejor actriz para su conjunto de protagonistas –María Villar, Agustina Muñoz, Elisa Carricajo y Romina Paula-, llevándose asimismo el premio paralelo de Fipresci. Esa sección tuvo como ganadora a la británica “Berberian Sound Studio”, de Peter Strickland.

La Selección Oficial Argentina consagró a una favorita, “La paz”, de Santiago Loza, que se llevó el premio Cinecolor de posproducción y Village Cines de exhibición. El mejor director fue Raúl Perrone por su nuevo retrato de la juventud, “P3ND3JO5”, premiada con el galardón conjunto de Alta definición Argentina y La burbuja sonido (rodaje y post), más 10.00 pesos del Ministerio de Cultura; mientras que se concedió una mención a “El loro y el cisne”, de Alejo Moguillansky.

En la debutante sección Vanguardia y Género, la chilena “Joven y alocada”, de Marialy Rivas, sumó otro galardón en su carrera internacional al ser considerado como mejor largo. Los restantes premios de este apartado que premia el cine que asume riesgos y propone una mirada singular, fue para el cine español, al llevarse el Gran Premio “Arraianos”, de Eloy Enciso, y el premio e mejor corto “A story for the Modlins”, de Sergio Oksman.

El palmarés oficial se completó con el premio de la competencia de Derechos Humanos para la italiana “Materia oscura”, de Massimo D’Anolfi y Martina Parenti, y mejor cortometraje (reservado para el cine argentino) para “9 vacunas”, de Iair Said.

Otros galardones fueron el Premio del Público a la Mejor Película BAFICITO para “Rodencia y el diente de la princesa”, de David Bisbano; Mejor Película Argentina – Premio del público ISAT – Cinecolor (5.000 dólares con posibilidad de compra de derechos) para “Ramón Ayala”, de Marcos López; Premio Asociación de Cronistas Cinematográficos Argentinos (ACCA) para “La paz”, y Premio FEISAL para “Soy mucho mejor que vos”, del chileno Che Sandoval.

“El balance después se hace con los números, con nutrirnos un poco de lo que dicen los críticos, de las evaluaciones de otros, que hay que tenerlas en cuenta siempre”, dice Marcelo Panozzo, director artístico del festival en charla con LatAm cinema. “Yo hoy tengo un balance muy feliz. Las películas funcionaron, la gente volvió a apoyar masivamente al Bafici; nos vinimos al Village Recoleta, lo que nos permitió usar el Centro Cultural como un punto de encuentro mucho más concentrado, hicimos actividades extra que funcionaron muy bien como las funciones gratuitas en Parque Centenario…Pero el juzgar el todo está en manos de otros, y aprender de nuestros errores es lo mínimo que nos tienen que exigir”, analiza.

En su primer año como director, el certamen porteño experimentó algunas novedades, como el cambio de sede, la creación de una nueva sección competitiva y la figura del país invitado, en este caso Chile. “No solo funcionó bien Recoleta, sino que pudimos recuperar Caballito. La sección Vanguardia y género me parece que quedó súper fuerte, y que estuvo clara y se entendió. Y tener un país invitado nos parece que es un gesto de buenos anfitriones y además una forma de comunicar mejor el festival. Siempre es un problema comunicar un festival tan grande, entonces es un recorte que ayuda”, explica, subrayando que es “una gran meta del festival poder comunicar mejor”.

Tras el anuncio de los premios, que se otorgarán en una ceremonia nocturna, Panozzo descubrió otra novedad: la estatuilla que acompañará a los ganadores desde esta edición, un premio con forma de búho que se ilumina en la oscuridad.

Desde Buenos Aires, por Cynthia García Calvo.