Bolivia Lab entrega los premios de su séptima edición y reflexiona sobre su futuro

Desarrollo - Bolivia

Bolivia Lab, el evento de formación y desarrollo de proyectos audiovisuales destinado a profesionales emergentes de Bolivia e Iberoamérica, clausuró su séptima edición el pasado 28 de junio en la ciudad de La Paz.

“Ha sido una buena edición que fue posible gracias a la unión de esfuerzos y a la participación de los distintos institutos de cine”, comenta a LatAm cinema su directora Viviana Saavedra. “Este año contamos con invitados especiales que están trabajando con nuevos modelos de producción para hacer posible un cine de gran contenido y producido de manera comunitaria”.

En esta nueva edición, el Premio Finaliza recayó en el film “UIO: Sácame a pasear”, de la ecuatoriana Micaela Rueda. La película recibió un incentivo de 10 mil dólares para su postproducción de sonido, premio otorgado por Filmsonido. El jurado también otorgó distintos premios en asesoramiento y servicios a los proyectos “Más allá de todo” de Juan Ignacio Montiverdi (Uruguay); “Pucahurquillo” de Martín Tricarico y Eduardo Tello (Perú); “La vida simple” de Luis Arenas López (México); “El circo de Franco” de Andrés Tudela (Colombia); “Monger” de Jeff Zorrilla (Argentina); “Cabezas de VHS” de Manuel Lacunza y “Caperucita Roja” de Tania Mazú (Argentina).

Tras la finalización del laboratorio, las actividades continuaron del 29 de junio al 5 de julio en la ciudad de Cochabamba con la celebración del Taller Internacional de Guión.

En la clausura del evento se anunció que México será el país invitado en 2016, en una edición para la que sus organizadores ya han comenzado a trabajar. “El principal desafío que enfrentamos es conseguir recursos que hagan posible la octava edición”, explica Saavedra.

Al igual que otros wips del continente, Bolivia Lab se ha visto afectado por la decisión de Ibermedia de poner punto final a su programa de apoyo a la organización de talleres internacionales. “No comprendemos la decisión de cesar el apoyo financiero a espacios de formación como el nuestro, que tienen siete años de experiencia y que han demostrado ser efectivos y dar resultados”, puntualiza Saavedra y agrega que ese recorte ha perjudicado la participación de los países centroamericanos en el evento.