Centro de stop-motion Taller del Chucho abre sus puertas en Guadalajara

Animación - México

Sede por excelencia del stop-motion en la región, la ciudad mexicana de Guadalajara cuenta ahora con un nuevo emprendimiento para impulsar la producción y la formación en la técnica de animación cuadro a cuadro: el Taller del Chucho. Tras dos años en la dirección de Industria del FICG, la productora y gestora cultural Angélica Lares asumió como directora ejecutiva de este proyecto cuyo desarrollo fue anunciado en 2019 por Guillermo del Toro y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara. 

“Principalmente somos un estudio cinematográfico y de animación con enfoque en stop-motion, y como tal podemos ofrecer servicios tanto de producción como de postproducción. Estaremos trabajando en algunas coproducciones y gestando proyectos propios del taller”, explica Lares a LatAm cinema, y agrega que la primera producción ya está en proceso y “hay otra en puerta”. Entre los filmes que alojará el centro está “Pinocchio”, la esperada próxima película de del Toro, que regresa a su ciudad natal para realizar su debut en stop-motion. Netflix está detrás de esta comedia musical animada que será producida parcialmente en Guadalajara y contará con las voces de Ewan McGregor, Tilda Swinton y Cate Blanchett, según información adelantada por Variety.

A nivel de equipamiento, el Taller cuenta con todo lo necesario para desarrollar varios largometrajes en esta técnica de manera simultánea, según explica Lares. El centro está equipado para realizar todos los procesos de preproducción, con “un área de talleres con todas las herramientas necesarias para todos los procesos de construcción, como impresoras 3D, máquinas CNC, carpintería, metales y maquinados donde podemos generar nuestros propios armatures y equipo de rigging, además de pintura, vestuario, moldeado y vaciado, entre otros”. Para la etapa de producción, el flamante centro tapatío cuenta con “tres foros equipados con iluminación, tramoya, equipo cámara, motion control y work stations para la captura de imagen de una manera óptima y competitiva con los estudios top a nivel mundial”; en cuanto a la etapa de postproducción, el centro también dispone de todos los servicios necesarios, incluyendo “una cabina sonido y áreas de trabajo en las que se podrá dar salida a cualquier proyecto cinematográfico, incluso en etapas posteriores se proyecta crecer hasta tener un área que pueda realizar proyectos con técnicas de 2D y 3D en su totalidad”. 

Guadalajara se posiciona así como centro de referencia para esta técnica de reconocida trayectoria internacional a través del formato corto, con nombres como Sofía Carrillo, Rita Basulto, Karla Castañeda, René Castillo, León Fernández, Juan Medina o Luis Téllez. Este último ya trabaja en la producción de “Inzomnia”, su debut en el largometraje, pero no es el único que proyecta su salto al largo. Consultada por la forma de vinculación del Taller del Chucho con dichos proyectos, Lares explica que están en conversaciones con las y los animadores: “en algunos seremos casa productora o coproductora; en otros apoyaremos con servicios en cada etapa de los proyectos”, sostiene. 

El Taller del Chucho abarca también otras áreas de trabajo, especialmente la formativa. Según explica la directora del centro, se está diseñando una maestría sobre animación con enfoque especial en stop-motion “a través de un proceso pedagógico orientado al desarrollo de proyectos” en conjunto con el Departamento de Imagen y Sonido (DIS) del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de Guadalajara. “El objetivo del programa es preparar a artistas y profesionales de la animación stop-motion enfocados tanto en definir su vertiente autoral, como en perfeccionar sus habilidades técnicas. Profesionales capaces de crear y desarrollar un discurso narrativo, animar diversos materiales, experimentar con las distintas técnicas del stop-motion, explorar las posibilidades plásticas y construir propuestas conceptuales y estéticas de alta calidad artística”, detalla. A partir del segundo semestre de 2021 o inicios de 2022, el centro prevé además ofrecer cursos, seminarios y talleres de forma periódica, y trabajar “muy de cerca” en las actividades de industria y actividades de formación con el Festival de Cine en Guadalajara, aliado natural del proyecto.