Cuba estrena nuevo fondo de fomento entre el optimismo y la prudencia de sus productores

Convocatorias, Instituciones - Cuba

En medio de la pandemia del coronavirus que ha afectado a la cadena de producción y exhibición mundial cinematográfica, aires de optimismo soplan en Cuba con motivo del lanzamiento de la primera y segunda convocatoria del Fondo de Fomento del Cine Cubano (FFCC) con el objetivo de potenciar el desarrollo del audiovisual de la isla. En la primera convocatoria, que fue anunciada para recibir postulantes del 8 de junio al 10 de julio, se dio prioridad a largometrajes de ficción, documental y animación en las modalidades de escritura de guion, desarrollo y posproducción de proyectos. Mientras que la segunda, habilitada desde el 13 de julio al 31 de agosto, otorga apoyo para la producción de cortometrajes de ficción, documental y animación, además de la realización de largometrajes en los mismos géneros con una mención especial aparte para óperas primas.

La iniciativa nace a partir de la aprobación el 25 de marzo del pasado año del Decreto Ley 373/2019 del Creador Audiovisual y Cinematográfico Independiente, como una medida de apoyo económico para hacer frente a la difícil situación originada por la pandemia del coronavirus. “El Estado y el Gobierno cubanos apoyan este proceso, el cual abre nuevas oportunidades de construcción del cine cubano y estrecha la relación de las instituciones con los creadores”, anunció en un comunicado el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

María Carla del Río, productora cubana y cabeza de Marinca Filmes, destaca que a raíz de este fondo por fin es reconocida la figura del realizador independiente. Explicó a LatAm cinema que esta oportunidad significa la materialización de muchos proyectos y una oportunidad de realización para muchos cineastas que, hasta ahora, no encontraban en la isla un soporte financiero para sus filmes. “Acorta el camino de búsqueda de financiamiento, y el cine cubano se hará más notable dentro y fuera de Cuba; también significa una oportunidad de trabajo para el gremio de todo el país, así como la realización de filmes con estéticas más ambiciosas; y se verán más coproducciones”, afirmó Del Río.

La directora de la productora cubana  Avenida, Claudia Calviño, afirma que desde la creación del ICAIC, en marzo de 1959, no ha habido un avance tan importante para el cine del país caribeño. Sin embargo, expresa que aún existe miedo respecto al control y censura de los contenidos, una historia del cine cubano reciente y no tan reciente, según afirma. “No es que los cineastas jóvenes o independientes de Cuba hacen cine crítico, yo creo que el arte en general tiene que ser un reflejo de los temas difíciles, de los matices complejos y esa crítica debe ser mirada como algo bueno y no con un prejuicio como lo que ha sido de alguna manera. Los más pesimistas y los cineastas han mirado el Fondo y el Decreto con más recelo. Será un momento de abrir ese debate en Cuba no solo para el cine, sino para el arte en general”, precisa Calviño.

Cuba inició el pasado 3 de julio la primera fase de desconfinamiento por lo que, en lo que queda de año, si no hay rebrotes, se podrán al menos desarrollar actividades dentro de Cuba, explica Calviño. Por lo que se tiene contemplado en la convocatoria, los seleccionados estarán recibiendo el primer monto del fondo a finales de 2020, con la perspectiva de iniciar actividades a partir de 2021. “En la etapa de desarrollo, realmente se pueden hacer cosas desde casa como escribir, o hacer alguna investigación online, sin embargo hay otras actividades como investigación de campo, asistencia a mercados y festivales, casting, visitas a locaciones o producción de teaser, que sólo se podrán realizar a partir de las fases de desconfinamiento 1 o 2 y hasta 3″, finaliza la productora de  Avenida.