Balance 2013: Manoel Rangel, Director-presidente de la Agência Nacional do Cinema de Brasil

Balance a cargo de Manoel Rangel, Director-presidente de la Agência Nacional do Cinema (ANCINE), en el que repasa los puntos más destacados del año en el cine brasileño, así como los desafíos para el 2014.

¿Cuáles han sido los grandes logros alcanzados por el cine nacional en este 2013?
Estamos viviendo un año interesante para el cine nacional. Hasta finales de octubre se vendieron 22 millones de entradas para funciones de películas brasileñas en el país. Nuestra expectativa es que el resultado de este año supere los 25 millones de ingresos que fueron vendidos en 2010, el mejor desempeño de la historia. Pero en aquel año el éxito fue impulsado por los números de “Tropa de elite 2”, responsable de llevar 11 millones de personas a las salas. En 2013, el suceso fue más equilibrado. Hasta el momento, ocho películas nacionales alcanzaron la marca de más de un millón de espectadores. Las más exitosas son: “Minha mãe é uma peça”, de André Pellenz, con 4,6 millones de ingresos vendidos; “De Pernas pro Ar 2”, de Roberto Santucci, con 4,2 millones; “Vai que dá certo”, de Maurício Farias, con 2,7 millones; “Somos Tão Jovens”, de Antonio Carlos da Fontoura, con 1,7 millones, y “Faroeste Caboclo”, de René Sampaio, con 1,5 millones. Hasta ahora, 91 películas llegaron a las salas en 2013, y a fin de año serán unos 115 los lanzamientos, un récord histórico.

¿Qué balance haces del cine nacional en materia de visibilidad internacional?
El cine brasileño multiplicó su presencia mundial. En este año, las películas nacionales ganaron importantes festivales, como el Festival de Annecy con “Uma história de amor e fúria”, o la sección Horizontes Latinos de San Sebastián con “O Lobo Atrás da Porta”; marcando además presencia en número y variedad de títulos en festivales de todos los tamaños y especialidades, inclusive siendo país invitado para focos en festivales importantes como los de Leipzig, 3 Continents, Zurique y Nouveau Cinéma en Montreal. Es verdad que no tuvimos filmes en las competencias de los tres mayores festivales del mundo (Cannes, Berlín, Venecia), pero eso es contingencia de la cosecha y el gusto de cada año. Por otro lado, estuvimos bien representados en las competencias de Rotterdam, Locarno, San Sebastián, Roma y las muestras paralelas de los mayores festivales, reforzando nuestra presencia de manera más amplia. Cabe destacar que seguimos con nuestros esfuerzos por aumentar el hábito del productor brasileño de coproducir internacionalmente.

¿Cómo se incentiva eso desde ANCINE?
Para eso renovamos nuestros concursos de producción con Argentina, Portugal y Uruguay, y de desarrollo con Italia, y venimos manteniendo contacto con otros países para lanzar esfuerzos semejantes. En el campo de la coproducción, nos parece importante citar el caso de “Amazônia”, película que clausuró Venecia, realizada entre empresas de Brasil y Francia, con una división del 50% para cada mercado. En el pasado, tal vez esa película apenas hubiese sido un film francés rodado en Brasil. Cabe destacar que ANCINE creó dos programas significativos en 2013, uno que trae curadores de los principales festivales del mundo a Brasil para generar contacto con los nuevos filmes brasileños, con proyecciones específicas para ellos, y otro para ayudar a viabilizar la presencia de productores en eventos de mercado. Estas iniciativas también deberán dar resultados firmes en mediano plazo, pero ya alteran algunos hábitos y cultura en la relación con el mercado internacional de modo significativo.

A partir de estas nuevas acciones emprendidas, ¿cómo se planifica el trabajo para el año próximo?
Seguiremos avanzando con las iniciativas mencionadas para garantizar que los resultados sean cada vez más consistentes. Es importante decir que en 2014 ya tenemos una ventana importante asegurada como país invitado del Carte blanche de Locarno, además de ser país-foco en algunos festivales importantes. Tenemos también algunos filmes bastante interesantes finalizándose, y creemos que en el comienzo del año estaremos renovando la participación en las principales competencias de cine del mundo. Finalmente, es importante notar cómo los productores brasileños están participando cada vez más en eventos de mercados, laboratorios de proyectos y capacitación en el mundo, lo que ciertamente permitirá en mediano o largo plazo que esa presencia se consolide y se vuelva más substancial. El gobierno brasileño está cada vez más atento y activo para asegurar que eso continúe sucediendo.

¿Cómo ha sido el comportamiento del cine nacional a nivel local?
En términos de market share los resultados de 2013 son entusiastas. Los datos acumulados hasta el momento indican que el cine brasileño fue responsable del 17% de los ingresos vendidos en el país. Estimamos que para fin de año, considerando los estrenos venideros, ese porcentaje debería llegar a cerca del 20%, que sería el mejor índice en 10 años.

"“Seguimos con nuestros esfuerzos por aumentar el hábito del productor brasileño de coproducir internacionalmente”"