Carlos Antón, Director Foro EGEDA

El 24, 25 y 26 de abril Panamá acoge la primera edición del Foro EGEDA del Audiovisual Iberoamericano, una cita que reunirá a los principales agentes del sector con el objetivo de debatir y dar una respuesta a los principales problemas de la industria audiovisual en la región. Carlos Antón, Adjunto a la Dirección de EGEDA y máximo responsable de este foro, ha explicado a LatAm Cinema los detalles de este encuentro.

¿Qué es exactamente el Foro EGEDA del Audiovisual Iberoamericano y a quién va dirigido?
Es un encuentro en el cual los principales actores del audiovisual iberoamericano, debatirán sobre los cambios necesarios para mejorar nuestro audiovisual.

¿Para mejorar en qué sentido?
Lo que nosotros percibimos es que, desde el punto de vista artístico y de talento creativo, somos capaces de realizar grandes películas. Estamos haciendo largometrajes de ficción de gran calidad, también documentales y películas de animación que obtienen el reconocimiento de crítica y público en festivales. También hacemos obras no tan brillantes, como se produce en todas las cinematografías. Sin embargo, desde el punto de vista de la difusión de nuestra cultura, no sólo en el extranjero, incluso en nuestro territorio, la situación es bastante precaria. De hecho, hay países en el área iberoamericana donde la cuota de mercado de la producción audiovisual nacional está por debajo del diez por ciento, e incluso, los hay con cuotas de mercado cercanas al dos por ciento. Y creo sinceramente que esta situación deberíamos mejorarla.

¿Cuáles son los motivos fundamentales de esa mala distribución, tanto exterior como interior?
Precisamente, el Foro EGEDA, que se celebrará en Panamá, está planteado para hacerse estas preguntas y dar respuestas efectivas. Sería muy osado por mi parte contestarlas cuando al Foro van a asistir profesionales y personalidades del sector audiovisual mucho más acreditadas que yo en estos temas. Lo que realmente buscamos son respuestas, no queremos que el Foro EGEDA sea un ámbito donde solamente se compartan ideas, nuestro objetivo es llegar a conclusiones reales y plantear planes de acción que se pongan en marcha. En muchas ocasiones, este tipo de encuentros se quedan en meras reflexiones conceptuales, en un magnífico punto de encuentro de profesionales, del que sólo queda un poso de lamentos o, en el mejor de los casos, una verdadera sesión de autocrítica, pero sin llegar necesariamente a proponer acciones objetivas. Si queremos obtener un resultado distinto, algo tendremos que cambiar, porque haciendo lo mismo nada va a cambiar.

Entonces el planteamiento del Foro EGEDA es eminentemente práctico ¿no es así?
El Foro quiere provocar a los agentes del sector audiovisual iberoamericano para que se impliquen en esta transformación práctica necesaria. Reconducir estas ganas de hacer, de forma que se acabe haciendo. Si esto no se logra, el Foro no habrá cumplido su objetivo.

Además de mejorar la difusión y la distribución de la producción audiovisual iberoamericana ¿qué otros problemas se van a tratar en Panamá?
Muchos de los profesionales que estarán presentes en el Foro nos han comentado que si dos asuntos clave, como la distribución interior y en el mercado internacional, se pudieran solucionar, solamente con esto habríamos solventado muchos de los males del cine iberoamericano. Hay que tener en cuenta que si contamos con un territorio mayor donde distribuir en buenas condiciones nuestras obras, esto nos capacita para acometer producciones más ambiciosas, con presupuestos más altos. No se puede comparar tener un mercado potencial de partida como por ejemplo el mexicano, con alrededor de 3.200 pantallas, que es un mercado importante, con el de Estados Unidos. Si nosotros fuéramos capaces de juntar todas las salas que ofrecen los países del área iberoamericana para hacer estrenos simultáneos de algunas películas especiales que tenga esa capacidad, desde luego el escenario cambiaria considerablemente y, como he dicho, nos permitiría acceder mejor a los mercados. Y todo ello sin renunciar a nuestra cultura, eso es esencial.

Al final, lo que está claro es que el audiovisual es una pieza fundamental de la cultura de cada país…
De hecho, en Europa se están haciendo estudios sobre la influencia del audiovisual en otros escenarios económicos, como puede ser el turismo. Está más que demostrado. La relación entre el audiovisual y el turismo está clara en dos de los últimos filmes de Woody Allen, ‘Vicky, Cristina, Barcelona’ y ‘Midnight in Paris’, ambas con gran participación española en la producción. Yo creo que el cine puede potenciar en los espectadores el deseo por visitar ciertos lugares. En definitiva, el cine puede contribuir mucho al fortalecimiento económico de nuestros países.

¿Por qué se ha elegido Panamá para esta primera edición del Foro EGEDA?
Buena pregunta. Buscábamos una sede que quiera destacar en su apoyo al cine, y una ciudad con muy buenas comunicaciones, y Panamá está muy bien comunicada. Es más, se ha convertido en un verdadero ‘hub’ de comunicaciones para todo el ámbito iberoamericano. Además se nos brindó la oportunidad de coincidir con la primera edición del Festival Internacional de Cine de Panamá, cuyos valores están muy en la línea de los nuestros, es decir, encontrar un espacio para el audiovisual iberoamericano. Valoramos otros enclaves en el continente americano, pero no tan bien comunicados como Panamá. No es tanto una cuestión de distancia en kilómetros como de tiempo de viaje. No hay que olvidar que vamos a contar con profesionales de cerca de veinte países, incluyendo España y Estados Unidos, y coordinar todo esto tiene su complejidad. En este apartado, me gustaría destacar y agradecer el importante papel de FIPCA y ASOCINE, nuestros colaboradores en la organización del foro, así como del Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá, la Panamá Film Commission, Copa Airlines, el propio Festival Internacional de Cine de Panamá y Jaguar Films, que son nuestros principales patrocinadores, sin cuya ayuda este Foro no hubiera sido posible.

¿Ha sido positiva la acogida del Foro EGEDA por parte de la industria?
Hay muchísimo interés; todo el sector lo percibe como una necesidad, porque el modelo de negocio está cambiando. Ahora tenemos que ser conscientes del tipo de producción que nos conviene realizar si vamos hacía una explotación en el entorno web. Estas obras van a tener un recorrido a mucho más largo plazo, pero hay que tener en cuenta que no van a contar con los ingresos de las ventanas de explotación clásicas y debemos ajustar mucho más sus presupuestos. Si embargo, si vamos a producir películas más ambiciosas, con presupuestos más elevados, necesitamos el mercado internacional para poder rentabilizarlas. Si explotamos una película solo pensando en el país de origen, el presupuesto de partida debe ser limitado. También el sistema de distribución actual tiene sus problemas. La distribución exterior se basa en el éxito que alcanza la película en las salas comerciales de su país de origen para lanzarla en otros lugares de una forma más o menos limitada según la cifra de espectadores. Este es un modelo curioso, porque existen casos en que un determinado director gusta menos en su país de origen que en el mercado exterior. Creo sinceramente que es un error condicionar las posibilidades de una película al éxito obtenido en su propio país. Probablemente, muchas de las películas que estamos produciendo en Iberoamérica actualmente no están preparadas para dar el salto internacional en buenas condiciones, pero también hay muchas que sí están preparadas. Pero creo que es el momento de cambiar esta situación, tanto desde el punto de vista de la producción como desde el de la distribución.

¿Qué personalidades del audiovisual iberoamericano acudirán Panamá?
Nos gustaría que estuvieran todos los productores, pero lógicamente no puede ser. No obstante, al tener el Foro un carácter permanente, cada dos años acudirán nuevos productores y nuevas personalidades.
En esta ocasión nos hemos ayudado del criterio de profesionales independientes para hacer la selección, y como consecuencia de ello van a estar en Panamá importantes productores iberoamericanos. Por citar algunos nombres, por Argentina asistirán Hernán Musaluppi, Luis Alberto Scalella, Bernardo Zupnik, que además es distribuidor, por Brasil Paula Barreto, Vania Catani y Diler Trindale; por México, Mónica Lozano y Berta Navarro; también acudirá Jorge Sánchez, que hasta hace poco ha sido el director del Festival de Cine de Guadalajara (México); Renate Costa desde Paraguay, Enid Campos de Perú; Luis Urbano de Portugal… España estará representada por profesionales como Gerardo Herrero, Antonio Pérez o Fernando Trueba, entre otros. Hemos tratado de que acudan personas en activo, con mucho recorrido aún, que son punta de lanza en sus países y que tienen mucho que aportar. Por otro lado, el último día del Foro, el 26 de abril, hemos organizado una reunión con autoridades cinematográficas de los países iberoamericanos. El objetivo es compartir y debatir entre todos el camino a seguir.

¿Se va a convertir en un encuentro anual?
Quizá unas jornadas como estas no deban ser anuales, la fórmula bienal sería más adecuada para trabajar con perspectiva. Lo que sí nos gustaría es que se construyeran grupos de trabajo específicos sobre temas determinados y hacer un seguimiento, de forma que el foro sea de hecho permanente. Los que han aceptado acudir al Foro estoy seguro que también van a asumir un papel activo en la transformación del sector.

¿Qué modelo van a seguir las jornadas?
Todos los participantes recibirán una información previa sobre los temas que se van a tratar, elaborada por la Secretaría del Foro EGEDA. No quiere decir que en este informe previo esté contenida la verdad absoluta, seguro que habrá voces discrepantes. A partir de aquí, ya en Panamá, se organizarán los debates con una breve introducción del moderador. Serán debates abiertos a todos los participantes. En la mesa habrá entre 25 y 30 personas. Hemos invitado también a especialistas en determinadas áreas del audiovisual que ofrecerán su punto de vista. Al final de las jornadas pretendemos llegar a unas conclusiones que nos lleven al avance de planes de acción. No queremos sacar ochenta ideas, nuestra intención es dar respuestas concretas pero muy bien desarrolladas y que puedan llevarse a la práctica.

¿No cree que las coproducciones iberoamericanas podrían solucionar muchos problemas?
Creo que la coproducción es un modelo que funciona. Por medio de ella se consigue financiación en varios países y, en la mayoría de los casos, se asegura la distribución de la obra al menos en los países implicados. Si somos capaces de hacer coproducciones en las que intervengan países iberoamericanos y europeos, existe la posibilidad que las películas consigan distribución en toda Iberoamérica y también en Europa. Son objetivos ambiciosos, pero debemos tenerlos en el horizonte.
No es mejor una película con cinco millones de espectadores que otra con 100.000 espectadores, lo que es una obviedad es que la primera comercialmente ha tenido más éxito. Sin embargo, si el productor que ha realizado la película de 100.000 espectadores, hubiera llevado a más gente a la sala, quizá pudiera ver realizada su próxima película antes y con más medios. Al final, la difusión de nuestra cultura se hace a través de la audiencia. Por supuesto que difundimos nuestra cultura cuando llegamos a 100.000 espectadores, pero la difundimos aún más si llegamos a cinco millones y mucho más si llegamos a treinta millones. Yo creo que desde el punto de vista cultural nos lo deberíamos plantear como un objetivo, y también se deberían involucrar las diferentes instituciones, por el bien de cada país y de su promoción exterior.

El consumo audiovisual en el hogar también está cambiando a gran velocidad ¿tendrá el Foro lugar para este debate?
Como ya hemos avanzado, el modelo de negocio está cambiando, y en el ámbito del consumo doméstico pasamos de un modelo sugerido por las propias emisoras a un modelo on deman, en el que el espectador es el que decide. Este modelo atenta contra el modelo tradicional de las emisoras; ahora el espectador pasa a ser autónomo para seleccionar el contenido que quiere ver. La oferta audiovisual deberá presentar unos servicios más completos. Tenemos que ayudar al espectador a elegir. De todos modos, el modelo de negocio está por definir, no creo que haya muchas iniciativas dirigidas al consumo en el hogar que, de momento, sean rentables.

En este sentido, sería importante desarrollar un gran portal de contenidos audiovisuales iberoamericanos…
Creo que esta es una de las asignaturas pendientes, y hay audiencia para ello. Es indudable que hay grandes y muy buenas películas estadounidenses, pero también hay muchos espectadores en el entorno iberoamericano que les gusta su propio cine. Lo importante es tener una gran variedad donde el espectador pueda elegir. Desde EGEDA hemos tomado la iniciativa con www.filmotech.com, portal de cine en español de carácter global, iniciativa que esperamos sea seguida por muchos con el objeto de dar difusión a nuestro cine en todo el planeta. Asimismo, estos días se ha podido disfrutar on-line de Iberfilmamerica el primer Festival en Internet de cine Iberoamericano, que agrupa 14 de los mejores títulos de las cinematografías iberoamericanas, y que estará abierto hasta el 16 de abril. Desde aquí animo a todo el mundo a disfrutar de estas películas y a participar como jurado en el premio del público.

"“Si apoyamos la distribución interior y exterior, solventaríamos muchos de los males del cine iberoamericano”"