Eduardo Trías, director del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva

El próximo año el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva celebra su cuadragésima edición. No es sencillo llegar a esa cifra y eso que en la coyuntura actual los festivales españoles tienen muy complicado cumplir años. No pocos se han quedado en el camino, pero no Huelva. A pesar de las dificultades, el certamen onubense sigue siendo un referente para las cinematografías de ambas orillas del Atlántico y la mejor proyección internacional para la ciudad andaluza. Obviamente, la crisis le ha afectado, pero este año la organización ya se ha acostumbrado a su zarandeo, lo ha asumido. Así lo ha contado Eduardo Trías, director del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, a Audiovisual451, medio asociado a LatAm cinema.

Recientemente ha comentado que estaba especialmente satisfecho con el resultado de esta 39 edición del Festival, ¿cuáles son las razones que le hacen sentirse orgulloso?
El año pasado fue duro, la crisis nos golpeó fuerte, pero no somos una excepción, nos golpeó como ha golpeado a todas las actividades culturales y desgraciadamente a todas las empresas, a las familias… Yo este año estoy muy contento porque estábamos avisados, hemos aprendido y creo que hemos reaccionado. El año pasado tuvimos que reducir muchos contenidos, no pudimos finalmente entregar el premio Ciudad de Huelva, en fin… fue un año de transición, de economía de guerra. Sin embargo, este año nos hemos adaptado a esta situación, con algo más de presupuesto, hemos recuperado contenidos y el festival se ha normalizado. Pero no es una cuestión de presupuesto, sino de gestión, de administrar mejor las cosas y sobre todo de actitud. He sentido una actitud positiva en el equipo, en los proveedores.

En cierto modo el Festival ha crecido…
Exacto, en el Foro de Coproducción hemos recibido más proyectos que el año pasado, también recibimos muchas más películas para participar en el Festival hasta un total de 748, sinceramente, creo que todo está más animado. Quizá a los medios de comunicación les está costando más salir del hoyo donde todos caímos. Se han reducido los presupuestos y las redacciones.

En Latinoamérica está todo un poco mejor, quizá por eso un Festival como éste tenga menos problemas para armar su programación. El cine latinoamericano va de éxito en éxito por el mundo ¿dónde ha quedado el papel del Festival de Huelva como puerta de entrada del cine iberoamericano en Europa?
El Festival de Cine Iberoamericano de Huelva tiene 39 años. Yo creo que aquí se acuñó la idea de “puerta de entrada del cine iberoamericano en Europa”, pero eso ya no es así. Me explico, sería arrogante por nuestra parte creer que esto es así. El cine latinoamericano ahora mismo tiene una gran musculatura y un tejido industrial importante. No hablo país por país. Creo que es equiparable a cualquier cinematografía, excepto la norteamericana, claro está. Hace 39 años, sí éramos la puerta de entrada, pero afortunadamente ahora las películas iberoamericanas están en los principales festivales internacionales del mundo y además ganan. Somos una puerta de entrada, pero no la única, creo que nosotros hemos aportado nuestro granito de arena para dar a conocer el cine latinoamericano.

Además, últimamente en España otros Festivales como Málaga, Valladolid o San Sebastián han potenciado sus secciones y actividades sobre cine latinoamericano ¿Cómo lleva Huelva esta competencia?
No cabe duda de que el cine latinoamericano interesa, es muy atractivo entre otras razones por su riqueza cultural. Te aseguro que los responsables del Festival de Huelva no nos sentimos amenazados, hay competencia pero esto realmente nos motiva. Puede sonar chocante, pero nos sentimos contentos porque al final el cine iberoamericano es el gran beneficiado. Nuestro rasgo distintivo respecto a estos grandes festivales, a cuyos directores considero amigos y existe una absoluta cordialidad, es la especificidad. Aquí este año hay 111 obras iberoamericanas, esto no lo pueden decir los demás. Nuestra línea no es excluyente, a cualquiera que esté interesado en el cine iberoamericano, Huelva no le va a decepcionar porque va a encontrar una referencia de lo que se está haciendo. Eso no significa que aquí se proyecten las mejores películas iberoamericanas del momento, pero sí ofrecemos una oferta atractiva para todo tipo de público.

Lo que sí está ocurriendo es que en la programación de Huelva cada vez hay más óperas primas ¿a qué se debe?
No es algo consciente, pero es cierto, estamos apostando por las ópera primas. Quizá la razón es precisamente que una ópera prima en un festival generalista queda un tanto ensombrecida por los grandes nombres. Uno de nuestros objetivos es descubrir nuevos talentos, de alguna manera, tratamos de continuar ese espíritu pionero, dar a conocer el cine latinoamericano y, ahora que los puentes están echados, centrarnos en el nuevo talento.

Una de las principales apuestas desde el punto de vista industrial es el Foro de Coproducción que este año ha incrementado la cifra de proyectos recibidos ¿cuáles son las virtudes del Foro para que cada año sea un éxito?
Creo que hay varias razones para que el Foro de Coproducción de Huelva sea un éxito. En primer lugar, llevamos ya 14 años realizándolo. En segundo lugar, creo que es clave la cercanía que ofrece el festival. Yo mismo me sorprendo, porque no es sencillo saber qué proyectos del Foro llegan a buen fin. Es una labor complicada, porque los proyectos cambian de nombre, se ruedan cinco años después… De vez en cuando te encuentras con productores que te dicen que su película se gestó en Huelva y eso te llena de orgullo. Aproximadamente, hemos llegado a contabilizar unas 150 películas que antes de ser una realidad tangible se presentaron en el Foro de Coproducción de Huelva. Por ejemplo, ‘Perro come perro’, una de las mejores películas del nuevo cine colombiano, salió de aquí. El Foro funciona, incluso hay profesionales que acuden a él sin que su proyecto haya sido seleccionado. Eso quiere decir que no vienen a Huelva por nuestra gastronomía, la diversión o nuestra simpatía, sino porque consideran que el Foro es útil, que satisface sus necesidades empresariales.

Lea la entrevista completa en Audiovisual 451

"“El cine latinoamericano ahora mismo tiene una gran musculatura y un tejido industrial importante”"