Films in Progress: Benjamin Naishtat, director de “Historia del miedo”

Los cortos “Estamos bien” y “El juego”, este último seleccionado por la Cinéfondation del Festival de Cannes, son la carta de presentación del director argentino Benjamín Naishtat de cara a su debut en largo “Historia del miedo”, un film que indaga en el comportamiento social a partir de una emoción primitiva: el miedo. Ganadora del World Cinema Fund y el Programa Ibermedia, la película está en plena etapa de montaje y tiene por delante unos cinco meses de postproducción.

¿Podríamos definir el proyecto como un estudio sobre el miedo en la sociedad contemporánea?

El proyecto tomó como punto de partida el problema de la psicosis social en las grandes aglomeraciones, sean o no latinoamericanas. Pero el énfasis siempre estuvo en el comportamiento en sí mismo, no tanto en las causas detrás de estos comportamientos.

“Historia del miedo” es un drama coral que se desarrolla en un barrio privado cuyos habitantes expresan un temor hacia el afuera. ¿Qué tan profunda es la mirada sobre el enfrentamiento de clases?

El enfrentamiento de clases está por todos lados en el mundo que describe el proyecto, por lo que no hubo ninguna necesidad de subrayar una realidad que era indisimulable. Desde el guión traté de construir sutilmente las antinomias que se plantean entre los intereses de los personajes de una y otra clase, pero no es una película “social” en el sentido estricto.

¿Cómo se transmite ese miedo desde la propuesta visual y narrativa?

Se trabajaron elementos de género, se desarrolló muchísimo la propuesta sonora, se trató de construir el miedo desde lo sensorial, jugando con la oscuridad y con el desconcierto, que son dos elementos que asustan a los hombres desde siempre. Ante todo se buscó transmitir un miedo físico.

En el cine latinoamericano reciente hay películas con una cierta relación temática con tu proyecto, como “La zona” y “O som ao redor”. ¿Te relacionas con ellas en algún punto?

Ambas son películas interesantes. Seguramente haya puntos de contacto, porque al fin y al cabo vivimos realidades parecidas. Sin embargo, la diferencia con mi proyecto es quizás que he intentado poner el énfasis en el aspecto más estrictamente sensorial del miedo, sin analizar tanto las causalidades que lo rodean.

¿Qué tanto se conecta este primer largo con tus cortos previos?

Mucho. Retrospectivamente es como si con los cortos hubiera estado siempre ensayando un estilo y algunas propuestas formales para filmar este proyecto.

Cynthia García Calvo.