• Focus on Funds: Fatma Hassan Alremaihi, directora ejecutiva del Doha Film Institute

  • Focus on Funds: Fatma Hassan Alremaihi, directora ejecutiva del Doha Film Institute

    Fatma Hassan Alremaihi.

Focus on Funds: Fatma Hassan Alremaihi, directora ejecutiva del Doha Film Institute

Show Me the Fund es una iniciativa que busca conectar a los productores audiovisuales con fondos de financiación de todo el mundo. En esta primera entrega de Focus on Funds, analizamos en profundidad cinco de los fondos incluidos en esta plataforma creada por Brazilian Content, Cinema do Brasil y Projeto Paradiso. Esta entrevista forma parte de la revista digital Nº43 de LatAm cinema.

Fatma Hassan Alremaihi es la directora del Doha Film Institute (DFI), una organización independiente y sin fines de lucro creada en 2010 con el objetivo de “identificar nuevos talentos, buscar nuevas voces y descubrir historias universales”. Además de organizar dos grandes eventos al año, los Qumra Screenings y el Ajyal Film Festival, el DFI cuenta con un programa de incentivos dirigido a cineastas de Catar y la región MENA (Oriente Próximo y norte de África), y un segundo programa de apoyo a la posproducción para directores de primeras y segundas películas provenientes del resto del mundo. 

LatAm cinema habló con Alremaihi sobre el funcionamiento y la filosofía del Instituto de cine de Catar, geográficamente alejado de América Latina, pero artísticamente cercano, tal como demuestran los largometrajes latinoamericanos que han recibido el apoyo del DFI en los últimos años, incluyendo “Historia del miedo” de Benjamín Naishtat (Argentina), “Deslembro” de Flavia Castro (Brasil), “Demasiado tarde para morir joven” de Dominga Sotomayor (Chile), “Cocote” de Nelson De Los Santos Arias (Rep. Dominicana), “Noche de fuego” de Tatiana Huezo (México), “Amparo” de Simón Mesa Soto (Colombia) y “Zona Norte” de Javier Alejandro Ávila León (México). 

¿Podría explicar cuáles son las líneas generales del programa de financiación del DFI? 

Las iniciativas de financiación del programa se integran en una visión estratégica que apunta a construir un ecosistema pujante para la realización de películas y a apoyar nuevas voces en el cine, no sólo de Catar y la región árabe, sino de todo el mundo.

Tenemos dos iniciativas para promover el cine global: las subvenciones anuales que se conceden en otoño y en primavera, y nuestros proyectos de cofinanciación; ambas buscan apoyar a los cineastas en su viaje narrativo, liberar su creatividad, conectar el talento regional e internacional y crear un modelo de financiación sostenible de Catar para el mundo. Hasta la fecha, hemos apoyado más de 650 películas de más de 70 países.

¿A quién están dirigidos los fondos?

El programa del DFI ofrece ayudas para el desarrollo, la producción y la postproducción a cineastas de Catar y a directores de primeras y segundas películas de todo el mundo. El objetivo es buscar voces originales en el cine y desarrollar una comunidad de cineastas. A través de nuestra iniciativa de cofinanciación, invertimos en la producción de proyectos audiovisuales que sean culturalmente relevantes y comercialmente viables, y promovemos oportunidades de coproducción entre cineastas internacionales y cineastas qataríes.

¿Cuáles son los proyectos, formatos y productores que mejor se adaptan al programa?

El programa ofrece ayuda para cortometrajes y largometrajes de directores árabes, y para directores de primeras y segundas películas de todo el mundo. 

En el caso de los directores no pertenecientes a la zona MENA (Oriente Próximo y norte de África), actualmente ofrecemos financiación para la postproducción de primeros y segundos largometrajes y en la lista de países que pueden postularse al fondo se  incluye prácticamente a todos los países latinoamericanos.

"Queremos apoyar a los cineastas en su viaje narrativo, liberar su creatividad, conectar el talento regional e internacional y crear un modelo de financiación sostenible de Catar para el mundo."

¿En qué medida la pandemia ha afectado las postulaciones este año?

La pandemia ha vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de una colaboración más estrecha dentro de la industria audiovisual, subrayando la importancia de fomentar una cultura de asociación para darle continuidad a la creación audiovisual, y sobre todo a las voces independientes. Pero la pandemia también nos ha enseñado que podemos superar las barreras; nos hemos adaptado a trabajar a distancia y nuestros cineastas están explorando el potencial de la tecnología para hacer películas en condiciones más desafiantes. 

Acabamos de anunciar los 32 proyectos seleccionados de la convocatoria de primavera: 28 de la región MENA y cuatro del resto del mundo, incluyendo dos de México.

¿Cuál es la relación entre el programa de financiación del DFI y Latinoamérica? 

Hemos apoyado una gran variedad de proyectos audiovisuales de América Latina a lo largo de los años, pero eso es lógico, dada la fuerte presencia de población árabe en varios países latinoamericanos. Esas personas forman parte de la gran diáspora árabe y siguen muy ligadas a sus raíces, que las inspiran a contar historias de alcance universal.

Sin embargo, quiero aclarar que los incentivos no son sólo para cineastas de origen árabe, sino para directores de los países latinoamericanos con primeras o segundas películas. De hecho, “Vergüenza”, un largometraje dirigido por Miguel Salgado, y “Zona Norte”, un documental de Javier Ávila, recibieron apoyo en la convocatoria de primavera 2021. Ambas películas son mexicanas en coproducción con Catar.

El año pasado, en la convocatoria de otoño, quedó seleccionado la boliviana “El gran movimiento” de Kiro Russo, mientras que “Freda” de Gessica Fabiola Geneus, una coproducción entre Haití, Francia y Catar incluida en la selección de primavera de 2020, participó en Un Certain Regard de Cannes 2021. Hasta la fecha hemos apoyado 26 películas latinoamericanas, y nos entusiasma muchísimo recibir candidaturas de cineastas de esa parte del mundo.

¿Cómo ven el futuro del programa de incentivos del DFI y del tipo de cine que ustedes apoyan?

Como ya he comentado, el programa de incentivos es un componente clave en la construcción de un ecosistema audiovisual fuerte. En particular, quiero mencionar que el programa desempeña un papel fundamental en el empoderamiento de las mujeres cineastas. De hecho, desde 2010, casi el 48% de los incentivos del DFI se han concedido a mujeres. 

Los incentivos se otorgan en función de la calidad de las propuestas, y los cineastas abordan una gran variedad de temas. Como organización, creemos que es necesario contar buenas historias, y en tanto algunos de estos cineastas proceden de regiones y países que viven tiempos convulsos, sus proyectos reflejan los retos y las realidades de sus pueblos y sociedades. Nuestro papel es apoyar y facilitar su viaje creativo, y si algunas películas reflejan una dura realidad, eso es reflejo de la situación geopolítica mundial que viven sus realizadores. 

¿Han detectado alguna tendencia relevante en las postulaciones que están recibiendo?

Lo más llamativo es el nivel de creatividad de los jóvenes talentos y, como ya dijimos, el aumento en el número de mujeres cineastas que se presentan al programa, también de América Latina. Otra tendencia interesante es el gran interés en las series web y las producciones televisivas.

Además, las series son uno de los entretenimientos más populares de nuestra región, donde ya existía una rica tradición, pero además el género ha experimentado un importante crecimiento a nivel mundial en la última década. Las series de televisión en general son muy populares en todo el mundo árabe, y ahora también están ganando popularidad las series online. Hay un enorme potencial de desarrollo en este nicho y creemos que cada vez más gente va a recurrir a este formato para contar sus historias.

La calidad de las propuestas es fascinante en términos de narración creativa, ya que cada vez más jóvenes buscan nuevas formas de contar sus historias. Es un momento interesante para apoyar las voces independientes en el cine y nos sentimos honrados de participar en sus viajes creativos.