Gabriela Sandoval, coordinadora de SANFIC Industria

SANFIC Industria es un espacio que gana peso propio dentro del Santiago Festival Internacional de Cine. Con esta iniciativa, el festival chileno apuesta fuerte por fortalecer un área que tiene como premisa atender las necesidades del sector. Esta edición, que se desarrollará entre el 20 y el 24 de agosto, se compone de tres pilares: Work in Progress latinoamericano, que apoya a proyectos en posproducción; las consultorías en Distribución y Difusión, para proyectos en producción y posproducción, y actividades de mesas y foros para profesionales. Hablamos con Gabriela Sandoval, directora de producción artística de SANFIC y coordinadora de SANFIC Industria.

Este año, la gran novedad en SANFIC Industria es que el Work in Progress ha dejado de ser exclusivamente para películas chilenas. ¿Por qué se decidió abrirlo a Latinoamérica?
Hace tres ediciones que veníamos haciendo el Work in Progress para cine chileno, y consideramos que la región está bien interesante y que el cine chileno dialoga con el cine latinoamericano que está hoy en día en los festivales. Pensamos que era una muy buena oportunidad de abrirlo a Latinoamérica, porque creemos que SANFIC ya trasciende las fronteras chilenas. Es un festival que tiene que presentar un espacio que apoye a las distintas realizaciones, voces y miradas latinoamericanas. Y realmente nos sorprendió muchísimo la recepción que tuvo. La cantidad de material recibido es impresionante.

Considerando que ahora es de carácter latinoamericano, ¿cómo serán los premios que se otorgan?
Vamos a dar tres premios en efectivo, en lugar de darlos en posproducción porque es muy difícil que alguien lo pueda cobrar. Y agregamos un nuevo premio que otorgará el festival de Tribeca de Nueva York. Seleccionamos nueve proyectos de todos los que postularon, que van a ser juzgados por un jurado para ganar estos tres premios de 5.000 dólares, y a su vez cada uno va a tener una asesoría sobre distribución y difusión en el circuito de festivales de cine. Esto lo va a dar Genna Terranova de Tribeca, quien va a ver los nueve trabajos, se va a reunir con cada uno y le va a decir -según el perfil de la película- cuál es el mejor circuito de festivales internacionales.

Decidir el camino que va a seguir tu película es una de las decisiones más complejas, ahora no es suficiente con hacerla, sino que desde el vamos ya hay una necesidad de pensar cómo se va a mover y cómo se va a mostrar esa película…
Exactamente. Vemos eso en muchas operas primas, que con todo lo que cuesta hacer una película después se piensa en estrenar en el primer lugar que se encuentra. Por eso esta asesoría, que además va a ir muy enfocada al mercado norteamericano. El cine latinoamericano aplica a muchos fondos europeos, la conexión siempre es con Europa. En cambio el mercado norteamericano tiene muy poco cine latinoamericano, muy pocas conexiones con Latinoamérica, por eso decidimos que ese sea el foco de la sección de industria.

¿Hay un perfil de película que les interesa mostrar?
Nos basamos en que se vea que hay un director detrás contando una historia, proponiendo algo. No está basado en primeras o segundas películas, es muy abierto. Y buscamos que dialoguen entre sí en términos de producción, la mirada y en algo que tengan que contar.

Otra de las propuestas de este año son las consultorías, ¿en qué consisten?
Lanzamos las consultorías profesionales enfocadas en distribución y exhibición, ya que creemos que ahí está el problema, al menos del cine chileno. Este año son consultorías solo para el cine chileno, pero estamos pensando en poder abrirlas al resto del continente. Son proyectos en desarrollo donde se puede hablar del tema del financiamiento, y la distribución y exhibición que es lo más importante. Como cometabas, todos se preocupan por hacer la peli y terminarla, pero después cuando la terminan se preguntan qué hacer. Y tampoco hay fondos que se preocupen mucho por eso. Ahí van enfocadas nuestras consultorías con expertos, como José Rodríguez, que es especialista en documental del Tribeca Film Institute. Y por otro lado hay actividades que vamos a tener más enfocadas a industria, como por ejemplo, un coaching de cómo presentar tu proyecto a una empresa privada, que lo hacemos con Cinema From Chile. Estas están orientadas a los acreditados de industria.

SANFIC Industria se lee como un espacio flexible que va trabajando sobre las necesidades que se observan en el cine latinoamericano. ¿Por dónde pasan las problemáticas actualmente?
Años atrás el tema era la posproducción, pero hoy en día con la tecnología eso ya fue. Ahora es, por un lado, el financiamiento privado fuera de los fondos gubernamentales y otros que existen en los distintos países. Y el otro es la distribución y exhibición: ¿Qué hago cuando tengo mi película? ¿Cuál es el mejor circuito de festivales? ¿Mi mejor ventana de exhibición? A futuro queremos trabajar sobre el mercado asiático, que es algo que Latinoamérica no ha tocado, y en el desarrollo de guión, que consideramos que es un tema en Chile. Vamos con paso firme pero tranquilos, porque queremos que cada espacio que abrimos sirva y funcione.

Lea esta entrevista en portugués en La Latina.

"“El mercado norteamericano tiene muy poco cine latinoamericano, muy pocas conexiones con el continente, por eso decidimos que ese sea el foco de la sección de industria.”"