José María Morales, fundador y productor de Wanda Visión

José María Morales es uno de los productores españoles que más partido ha sacado de su relación empresarial con Latinoamérica. Algunos de los títulos más destacados de los últimos salidos del talento latinoamericano tienen su sello. Entre ellos destacan obras como “Profundo Carmesí”; “El Crimen del Padre Amaro”; “Suite Habana”; “El Abrazo Partido”; “La Teta Asustada” y más recientemente “Wakolda”, que participa en el Festival de San Sebastián de este año. El máximo responsable de Wanda Visión, junto a su hermano Miguel Morales, comenta a LatAm Cinema las bondades de las coproducciones con Latinoamérica que conforman el 60 por ciento de su catálogo.

¿Se han convertido las coproducciones en una de las pocas salidas para producir cine en España en la coyuntura actual?
Las coproducciones con América Latina, siempre han tenido importancia, pero en éste momento y debido a la débil situación económica por la que atraviesa España, suponen una interesante posibilidad para los productores españoles.

¿Qué ventajas ofrece a Wanda Visión coproducir con Latinoamérica y que condiciones tanto financieras como de contenidos son esenciales para que su compañía entre en una coproducción?
La principal razón por la que hemos coproducido con América Latina son las historias y los directores que las han hecho.

En su experiencia, ¿qué países ofrecen mayores ventajas?
Actualmente son varios los países latinoamericanos que ofrecen interesantes ventajas de producción. Creo que la elección del país concreto debe basarse en la historia que se quiera contar.

¿Entonces, cuáles son los principales países con los que Wanda ha coproducido y qué porcentaje suponen las coproducciones con Latinoamérica en el catálogo de Wanda Vision?
Hemos coproducido casi 40 películas con América Latina los últimos 20 años, lo que representa un 60% del total de producciones que hemos realizado. Los principales países han sido Argentina, México y Cuba, pero también hemos coproducido con Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Venezuela….

¿Cuáles han sido las coproducciones con Latinoamérica de las que se siente más orgulloso y qué títulos han tenido más éxito a nivel mundial en los últimos años?
Me siento orgulloso de todas ellas, cada una a su nivel, pero quizás las que han tenido más éxito han sido: “Profundo Carmesí”, de Arturo Ripstein ganadora de las 3 Osellas de Oro en el Festival de Venecia de 1996; “El Crimen del Padre Amaro” de Carlos Carrera, nominada al Óscar 2002; “Suite Habana”, de Fernando Pérez, apertura del Festival de San Sebastián, dominada al Mejor Documental y Mejor película Iberoamericana en los Goya y ganadora del Festival de La Habana 2003. “Whiskey” de Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll Premio Fipresci del Festival de Cannes 2004; “El Abrazo Partido” de Daniel Burman, Gran Premio del Jurado y Premio al Mejor Actor en el Festival de Berlín 2004; ‘La Puta y la Ballena’ de Luis Puenzo 2004; ‘XXY’ de Lucía Puenzo, ganadora de la Semana de la Crítica en Cannes 2007; “La Ventana” de Carlos Sorín 2009 y “La Testa Asustada” de Claudia Llosa, ganadora del Oso de Oro en Berlín y Nominada a los Óscar 2009.

¿Cómo ha evolucionado el panorama de las coproducciones con Latinoamérica últimamente?
Creo que hay más países europeos coproduciendo con América Latina, porque han descubierto que hay un enorme talento y que las películas están viajando bien, ganado festivales y funcionando con el público.

¿Qué proyectos está coproduciendo actualmente con Latinoamérica?
Acabo de terminar “Wakolda” con Lucía Puenzo en Argentina, estamos en postproducción con la última película de Claudia Llosa, “Cry/Fly” que hemos rodado en Canadá y preparo la siguiente película del director español Gerardo Olivares “El Faro de las Orcas”, que haremos el próximo año en Península Valdés, en Argentina.

David Sequera

"“Hemos coproducido casi 40 películas con América Latina los últimos 20 años, lo que representa un 60% del total de producciones que hemos realizado”."