• Miguel del Moral, director del CutOut Fest

Miguel del Moral, director del CutOut Fest

Impulsar la animación y el arte digital en México sobre la base de “Nuevas formas de ver”. Ese es el objetivo y el eslogan del CutOut Fest, certamen que celebra su octava edición entre el 17 y el 20 de noviembre en la ciudad de Querétaro. A pocas horas de subir el telón, LatAm cinema conversa con su director, Miguel del Moral, sobre las propuestas de esta versión, su esencia y su proyección.

¿Cuáles son las principales novedades de esta edición?

Este año, dentro del programa de CutOut Fest Interactive, estrenamos área de Realidad Virtual con experiencias curadas por VR FEST MX. Durante el Festival, los asistentes podrán conocer experiencias VR de desarrolladores nacionales e internacionales y las distintas aplicaciones que hoy en día tiene la animación en esta plataforma tecnológica que abarca desde videojuegos, cortometrajes, experiencias interactivas, hasta publicidad y branded content. También tendremos dos exhibiciones de arte contemporáneo, un área que se conecta íntimamente con las distintas expresiones que nutren el campo de las artes audiovisuales: una es del artista mexicano Iván Puig y otra del español José Castiella con La Exhibición de Atrocidades. Hemos aumentado el número de instalaciones de arte digital y por primera vez en Querétaro, presentaremos un performance en donde el ensamble mexicano Mal’Ahk musicalizará cortos de animación en vivo en el Jardín Guerrero, una de las plazas públicas del centro de la ciudad.

¿Cuáles son las líneas curatoriales que determinan la programación de CutOut Fest?

La línea curatorial está guiada por tres ejes: propuesta, disrupción y relevancia.

En cuanto a la propuesta, si algo nos llama la atención en esta avalancha de contenido a la que estamos sobreexpuestos constantemente, probablemente acabe en el line-up del festival.

En relación a disrupción, es el concepto en el que basamos la identidad de la octava edición y buscamos contenidos que se alinearan a ello: mujeres empoderadas que tratan a los hombres como objetos (Fafi), arquitectos de las redes que están cambiando la forma en que nos comunicamos (Jared Ficklin), artistas visuales que se sirven de robots para llevar su obra a otro nivel (GMunk).

Sobre el tercer eje, relevancia, más allá del dominio de la técnica, la innovación o un estilo estético, nos interesan aquellos personajes que a través de su obra evidencian el momento en el que vivimos o cuestionan la forma de vida que llevamos. Hay demasiadas cosas importantes pasando en el mundo ahora mismo como para mirar hacia otro lado.

¿Qué espacio ocupa la animación latinoamericana en el certamen?

Desde hace tres años los trabajos latinoamericanos han tenido más presencia en el Festival gracias a la Red Latinoamericana de Festivales de Animación que integramos junto con Chilemonos (Chile), Expotoons (Argentina) y Animamundi (Brasil).

Este año destaca el trabajo de LeCube, estudio argentino-brasileño que realizó los títulos de crédito y toda la campaña audiovisual de CutOut Fest 2016. Es una participación emocionante porque es la primera vez que un artista internacional hace esta tarea. ¡Además somos fans de su trabajo!

Gran parte del Line Up es latinoamericano. Entre los invitados de este año tendremos a Abraham Lule, Cinema Fantasma, Hilda Palafox e Iván Abreu, todos ellos mexicanos; Camila Salvatore de Argentina; y de Brasil, Rosana Urbes y el colectivo Bicicleta Sin Freno.

En convocatoria, Latinoamérica se destacó con 124 piezas de Brasil, Colombia, Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Uruguay, Venezuela, Perú, Bolivia, Cuba, Guatemala, Puerto Rico y El Salvador.

Argentina y Brasil se confirman como los mayores productores de contenido animado de la región, pero otros países como Chile, Colombia y Uruguay les siguen el paso, y aunque sus volúmenes de producción son mucho más bajos que los primeros dos, la calidad de sus obras es bastante alta.

"Cada vez más artistas producen en México porque se empiezan a consolidar espacios para que los animadores y todas las personas que trabajan en esta industria tengan mayores posibilidades de establecer sus compañías o de crear sus propios proyectos que exploten la propiedad intelectual."

El festival también cuenta con un espacio profesional, el Living Market, ¿a qué sectores profesionales va dirigido y qué tipo de actividades se desarrollan?

Este año el Living Market va dirigido principalmente a estudios de animación, artistas y empresas de las industrias audiovisual y de arte digital. A diferencia de años anteriores, este año fue una convocatoria que reúne a aquellos participantes e invitados del Festival. Dentro de las actividades de este espacio tenemos el Show & Tell, que funciona como una pasarela de trabajos; la recepción de reels y las sesiones de feedback de portafolios.

CutOut Fest es uno de los principales certámenes de animación de México contando ya con ocho versiones, ¿cómo ha evolucionado en estos años? ¿cómo se proyectan en el medio plazo?

En la evolución del Festival siempre hemos mantenido nuestras bases. Guiados por nuestro eslogan ‘nuevas formas de ver’, apoyamos y mostramos a artistas emergentes junto con los nuevos formatos en donde está la animación.

Hace varias ediciones dejó de ser sólo un Festival de cortometrajes de animación para ser un Festival de animación y arte digital. Es una evolución muy natural que la dicta lo que sucede en el mundo. Siempre estamos tratando de experimentar con el formato del Festival con el fin de ser congruentes, que siempre vaya en relación con la tecnología y las nuevas formas de expresión.

A mediano plazo podemos ver a CutOut Fest como una experiencia única donde las premisas del contenido y la curaduría permitan dar a conocer el talento de artistas nacionales e internacionales, todos ellos colaborando para crear un formato cada vez más alejado de las estructuras tradicionales. En sesiones que propicien el diálogo, nos alejen de los monólogos y, permitan una constante co-creación en conjunto con las audiencias.

En relación a la Red de Festivales de Animación Latinoamericana, ¿Qué actividades han llevado adelante en estos dos años? ¿Qué proyectos futuros proponen desde la Red?

Han sido años de conocimiento y reconocimiento de los otros proyectos. Hemos visitado los distintos festivales, participado como jurado o como ponentes en charlas compartiendo experiencias. Consolidar los vínculos en la Red nos ha llevado a conocer y entender distintos puntos de vista de la región; al mismo tiempo que acceder a artistas, compañías y productoras que quizá no teníamos idea de su trascendencia. Eso ha sido la principal fortaleza de esta red, la circulación del talento latinoamericano para difundirlo en distintos espacios y a partir de eso, plantear objetivos más ambiciosos.

¿Cómo describirías el panorama actual de la animación mexicana?

Con muchos retos. En este gran crecimiento de la industria a nivel mundial es imposible desligarnos de sus efectos globales; todo está conectado y muchas veces podemos aprovechar dicha inercia, sin embargo, no siempre juega a nuestro favor. Sabemos que las carreras de animación, a diferencia de otros países, llevan muy pocos años, además del atraso en las políticas públicas que acompañen el desarrollo del ramo. Estos son algunos de los factores en México que han influido en un crecimiento desarticulado. Estos retos no son sencillos, pero si se acompañan de una estrategia y del talento necesario, podremos orientarlos hacia la creación de áreas de oportunidad.

Hemos notado que en el país hay menos fuga de talento. Cada vez más artistas producen en México porque se empiezan a consolidar espacios para que los animadores y todas las personas que trabajan en esta industria tengan mayores posibilidades de establecer sus compañías o de crear sus propios proyectos que exploten la propiedad intelectual. El Festival es justo el foro para que todos los retos de la industria y las áreas de oportunidad que tenemos las podamos dialogar y conciliar para mejorar e impulsar la animación y arte digital en México, objetivo principal de CutOut Fest.