• Nueva Venecia: una aventura documental hacia la construcción de audiencias y el desarrollo local

  • Nueva Venecia: una aventura documental hacia la construcción de audiencias y el desarrollo local

  • Nueva Venecia: una aventura documental hacia la construcción de audiencias y el desarrollo local

Nueva Venecia: una aventura documental hacia la construcción de audiencias y el desarrollo local

Tras su estreno en La Semana del Documental del DocMontevideo y posterior lanzamiento en salas montevideanas, el documental “Nueva Venecia” desembarca ahora en pantallas de Chile y Colombia en el marco de SANFIC y Ambulante, respectivamente. Producido por la uruguaya Passaparola Films con la mexicana MartFilms y las colombianas Making Docs y Señal Colombia, el filme viene transitando diversas estrategias atípicas abocadas a la construcción de audiencias y el impacto social. LatAm cinema conversó con su director, Emiliano Mazza, y productora, Martha Orozco; sobre los detalles del proceso y su estrategia de distribución. 

En 2011, Nueva Venecia era un pueblo del Caribe colombiano reconocido en el país por haber sufrido una masacre cometida por los paramilitares en el año 2000 que se saldó con 37 vecinos asesinados. También empezaba a ser un proyecto de documental en la cabeza del realizador uruguayo Emiliano Mazza, atraído por conocer ese pueblo de la ciénaga grande de Santa Marta que había construido una cancha de fútbol sobre el agua.

Cinco años después, “Nueva Venecia” es un largometraje documental que propone una mirada que transita entre lo poético, lo antropológico y lo periodístico; lo que el propio Mazza presenta como una “experiencia inmersiva” en un lugar olvidado e inaccesible que sobrevive con varias de las necesidades básicas sin cubrir. El creador y su coproductora, Martha Orozco, se proponían, entre otros desafíos, resignificar el nombre de la localidad en el imaginario colectivo. “Tras la masacre, la comunidad siempre fue tratada como víctima, que lo fue, pero hay un montón de carencias que no es por su condición de víctimas que tienen el derecho, sino por ser personas”, apunta Orozco en conversación con LatAm cinema. 

Con esa meta, la película transitó una experiencia de desarrollo de audiencias e impacto social desde su etapa de producción combinando herramientas de marketing con acciones sociales -lo que actualmente se conoce como “Outreach & Engagement” (Difusión y Compromiso), un combo para involucrar a las audiencias en películas vinculadas a la justicia social-. “La película por sí misma genera difusión, queríamos retribuir algo y la única herramienta que teníamos era el documental, así que armamos una estrategia durante el desarrollo que es igual de pesado que construir otra película en paralelo”, explica la productora mexicana.

"Hoy en día la distribución exige más que aplicar a un fondo de distribución e imprimir afiches, exige compromiso, más aún cuando la película está financiada por fondos público"

La Revancha: desarrollo local con el documental como motor

Así, en marzo de 2015, nace La Revancha, campaña de acción social que se propone unificar la educación y la ecología a través del fútbol con tres objetivos concretos: reflotar la cancha, reconstruir la escuela y abrir los afluentes que están tapados y perjudican el ecosistema de la ciénaga.

En esta aventura se subieron al barco organizaciones de diversa naturaleza que comenzaron sus acciones antes incluso de finalizar la película. Con el fin de lograr el compromiso y canalizar la difusión, los creadores decidieron organizar La Semana de Nueva Venecia, un evento en los seis días previos al aniversario de la masacre para concentrar las acciones de las organizaciones -visitas médicas, charlas motivacionales, talleres, etc.- que ayudaría a resignificar el nombre del pueblo. La semana culminó con el estreno mundial de la película en la localidad y el lanzamiento de su corte televisivo en la pantalla de Señal Colombia al día siguiente, lo cual desordenó la -cada vez menos- tradicional fórmula de distribución por ventanas. “Sabíamos que nos iba a limitar en festivales de cine en Colombia, pero apostamos por exhibir el corte para televisión justamente para generar audiencias y dar a conocer La Revancha”, señala la productora y docente mexicana.

La circulación: exploración y compromiso

El documental continuó su circuito internacional con exhibiciones acompañadas por su director en los festivales de Guadalajara y Seattle. En Montevideo tuvo su pre-estreno en La Semana del Documental del DocMontevideo y estrenó en salas la semana siguiente. “Es una estrategia que vamos a replicar. Cuando estrenas en un festival y al año en salas la difusión se pierde, y queremos aprovechar el empuje del festival”, apunta la productora, quien añade que otra de las líneas de la estrategia es acompañar la película con otras intervenciones, generando un proyecto “transmedia analógico” con Q&As, exposiciones de foto o charlas formativas. Además, en cada lugar que se exhibe el filme los creadores articulan acciones vinculadas a los tres objetivos de La Revancha, dando continuidad a la campaña. “Algo que aprendimos en este proceso es que para generar acciones sociales se necesita mantenimiento. Si ya es difícil levantar financiación para una película, levantar una campaña, tener credibilidad y mantenerla es el doble de complicado. Hay una responsabilidad con una comunidad que hay que cumplir”, afirma Orozco.

Además del disfrute por la experimentación y por el diálogo con el público, detrás de la estrategia de circulación del filme también hay un cuestionamiento a las fórmulas tradicionales. “Este tipo de películas de producción artesanal deben ser distribuidas de la misma forma que fueron creadas. Muchas veces se intenta replicar modelos que vienen de un cine que gasta el doble del presupuesto de la producción en hacer la publicidad y evidentemente no está dando resultados. Hoy en día la distribución exige más que aplicar a un fondo de distribución e imprimir afiches, exige compromiso, más aún cuando la película está financiada por fondos público”, reflexiona el director uruguayo. 

El film, que cuenta con el apoyo de Proimágenes e Ibermedia y en su etapa de desarrollo participó de los foros de Atlantidoc, Iberdoc y GoodPitch, tendrá su estreno en México en octubre y en el Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz en septiembre. También estará disponible en plataformas digitales en un futuro y como herramienta para un circuito educativo.