Historias invisibles y relaciones familiares en el work in progress Primer Corte

Personajes que se mueven entre el abandono y la marginalidad, o en áreas rurales, alejados de la capital e incluso a miles de metros de altura, son los protagonistas de los seis largometrajes de ficción de la edición 2019 de Primer Corte, que en varios casos retrata la complejidad de los vínculos familiares. El espacio para proyectos latinoamericanos en postproducción de la 11° edición de Ventana Sur (Buenos Aires, 2-6 de diciembre) ofrece a sus participantes la oportunidad de competir por premios para su finalización, promoción y distribución y de ser vistos por programadores de festivales y agentes de ventas internacionales. LatAm cinema invita a conocer las primeras imágenes de estas películas y la opinión de sus realizadores.  

“Entre las casi 160 películas que nos han llegado, el tema más tratado ha sido sin duda el centrado en la familia, con niños o adolescentes como protagonistas. Y así se refleja en el programa final, tanto de Primer Corte como de Copia Final, tal vez por ser tema que conocen y motiva a directores jóvenes: cinco de las seis películas de cada categoría debutan en el largometraje”, explica a LatAm cinema José María Riba, curador de ambas secciones. 

Uno de los debutantes es el guatemalteco Juan Manuel Méndez, quien retrata en “El apostolado” a un cura que ayuda a diferentes personas a lidiar con los problemas de la sociedad actual a cambio de un plato de comida. El filme, que no ha recibido ayudas de fondos ni ha participado en otros wips, tiene previsto el estreno en su país para mediados de 2020. 

La costarricense Paz Fábrega es la única de la selección que cuenta con experiencia previa en largometraje de ficción: debutó en 2010 con “Agua fría de mar”, filme que recibió el Tigre del Festival de Rotterdam y dirigió además “Viaje” en 2015. Su tercer largometraje, “Desasosiego”, sigue a una adolescente que está deseando terminar con su embarazo cuando conoce a una mujer de 40 años que la acompañará en esta etapa de su vida. El filme obtuvo el fondo a coproducción de Ibermedia y el fondo de producción El Fauno de Costa Rica. 

“Gilma” de Alexandra Henao también construye el vínculo entre dos mujeres, en este caso una sobrina que cuida a su tía internada en el contexto de violencia y desabastecimiento que actualmente atraviesa Venezuela. La película, que el pasado mes de agosto participó del wip Cine del Mañana del Festival de Lima, tiene prevista su finalización para el primer trimestre de 2020. 

“Karnawal” de José Pablo Félix nos aleja del caos de una capital y del amor en un vínculo familiar para contar la historia de un joven bailarín de la frontera entre Argentina y Bolivia que ve interrumpidos sus sueños con el arribo de su padre, quien acaba de salir de la cárcel. El filme argentino, producido junto a varios países de la región y Noruega, ha recibido los apoyos de INCAA, Ancine, IMCINE, Cnca, Sørfond, Ibermedia y el Festival de Cine de San Sebastián, entre otros. Llega a Primer Corte luego de un largo recorrido que incluyó varios premios: en 2015 el Oaxaca Sreenwriter’s Lab de Sundance Institute y el Curso de Desarrollo de Proyectos Iberoamericanos de Ibermedia, en 2016  el Foro de coproducción Festival de San Sebastián, en 2017 Producer’s Network de Cannes, Cinéma en Développement de Toulouse y Encuentros de coproducción de Guadalajara, y en 2019 el taller de finalización de Bolivia Lab. 

“La calma” del argentino Mariano Cócolo también se centra en un rol paterno, siguiendo a una mujer que debe abandonar la ciudad y volver al campo para cuidar a su padre enfermo, enfrentando allí conflictos de pertenencia e identidad. La película, que tiene previsto su estreno para finales de 2020, se hizo de forma independiente, y a los aportes propios se sumó el apoyo de la Universidad Nacional de Cuyo, las municipalidades de Lavalle y Godoy Cruz, y Cultura de la provincia de Mendoza.

Por último, el tercer título argentino de la selección, “Piedra sola”, nos transporta a miles de metros de altura en la Puna argentina, donde un arriero busca a un puma que pone en peligro la vida de sus llamas. 

“Hemos intentado que el programa sea riguroso y ofrezca un abanico de géneros, del mainstream al cine de autor sin olvidar el cine de género, que haya para todos los gustos. No olvidemos que asisten programadores de festivales con sensibilidades muy diferentes, agentes de ventas, distribuidores y profesionales de la industria también de perfiles muy diversos”, concluye Riba.

"El apostolado" de Juan Manuel Méndez (Guatemala)

Dirección, guion y producción: Juan Manuel Méndez. Empresa productora: Vizconde. 

Un cura disidente vive de forma humilde dedicado a ayudar, a su manera, a gente de distintas clases sociales, de quienes recibe un plato de comida caliente. Su forma de vivir parece funcionar a la perfección hasta que conoce a una adinerada y bella mujer que cambiará las reglas del juego.

“En esta película el personaje principal es un observador de la condición humana. Es un ser con mente abierta que no sabe juzgar. De esta manera se acerca, junto al público, a entender a los personajes en la historia, casi siempre gente con problemas económicos, psicológicos o morales. Una buena comida le basta para escuchar, ser empático y ayudar a buscar soluciones a las vicisitudes de la vida moderna en sociedad”. Juan Manuel Méndez, director.

"Desasosiego" de Paz Fábrega (Costa Rica/México)

Dirección y guion: Paz Fábrega. Producción: Paz Fábrega, Patricia Velásquez, Marinella Illas. Casas Productoras: Temporal Films (Costa Rica), Imagen y Sonido Capital (México).

Luisa (40) conoce a Yuliana (17), quien está intentando abortar. Asustada, la lleva a ver una ginecóloga. Tiene 22 semanas de embarazo, mucho más de lo que pensaba, y no le queda más opción que continuar con su embarazo. Conmovida por la situación, Luisa no puede evitar hacerse cargo de la chica, quien le cambia la vida. 

Yuliana tiene 17 años y está embarazada sin haberlo decidido. Uno supondría que Luisa, de 40, ha tenido más control sobre sus decisiones, pero creo que es una falsa libertad. Es mucho más posible hoy en día decidir no tener hijos, y eso es algo muy bueno, pero creo que hemos comprado la idea de que somos más libres de lo que realmente somos. El tener hijos sigue siendo un terreno en el que nos amarran mecanismos e ideas muy rígidas. Existen mujeres en sus años más productivos angustiadas porque se acaba el tiempo, y mujeres en sus años más productivos aisladas del mundo y dedicadas exclusivamente a sus hijos. No hemos sabido generar mecanismos que permitan que la decisión de tener hijos esté más vinculada a nuestro deseo, que se ajuste más a lo que somos y lo que queremos ser”. Paz Fábrega, directora.

"Gilma" de Alexandra Henao (Perú/Venezuela)

Dirección y guion: Alexandra Henao. Producción: Beto Benites, Alexandra Henao, Constanza Profeta. Empresas productoras:+58 Producciones(Perú), Cromauno Audiovisuales, Soda Producciones (Venezuela).

Isabel, una introvertida adolescente de 13 años, cuida a su tía Gilma, quien fue golpeada por su ex-pareja e internada en un hospital de Caracas en medio de la  fuerte convulsión política y social. Durante la odisea hospitalaria surge un pacto entre ambas: Isabel promete guardar un secreto de Gilma. 

“‘Gilma’ está basada en un compendio de momentos reales que hoy le acontece a millones de venezolanos, la odisea transitada por Isabel para cumplir la promesa a su tía Gilma es un viaje de supervivencia. Rodar esta película ha sido un reto enorme, así como lo es conseguir satisfacer la más básica necesidad cotidiana en Venezuela, donde la única constante es la incertidumbre. Hoy todo acto de expresión libre que se hace en mi país es un acto de resistencia”. Alexandra Henao, directora.

"Karnawal" de Juan Pablo Félix (Argentina/Brasil/Chile/México/Noruega/Bolivia)

Dirección y guion: Juan Pablo Félix. Producción: Edson Sidonie. Empresa productora: Bikini Films (Argentina). Empresas coproductoras: 3 Moinhos Produções (Brasil), Picardía Films (Chile), Phototaxia Pictures (México), Norsk Filproduksjon (Noruega), Londra Films (Bolivia).

En la Quebrada de Humahuaca, cerca de la frontera entre Argentina y Bolivia, la gente se prepara para celebrar el carnaval andino. El joven Cabra está dedicando toda su energía en los ensayos para la competencia de baile más importante de su vida cuando recibe la visita inesperada de su padre, un ladrón recién salido de la cárcel que pondrá en peligro su sueño.

“Durante toda mi adolescencia me dediqué de lleno a bailar. Recuerdo el entusiasmo y la exaltación pero también la ansiedad que me generaba esta pasión. Era como una droga, una obsesión. Un día lo dejé por completo. Con el paso del tiempo me di cuenta de que el baile era mi refugio para escapar del incoherente mundo de los adultos. Es de esto que intento hablar con esta película: ¿Dónde nos refugiamos cuando somos adolescentes y el mundo que se nos impone viene con muchas más preguntas que respuestas?”. Juan Pablo Félix, director.

"La calma" de Mariano Cócolo (Argentina)

Dirección y guion: Mariano Cócolo. Producción: Dámaris Rendón. Empresas productoras: Año Luz, Peca Cine.

Nancy, una estudiante de abogacía, se ve obligada a volver a su pueblo natal para cuidar a su padre que ha sufrido un ACV. Allí realiza las labores del campo y se enfrenta a los supuestos dueños de la tierra que quieren apropiarse del terreno. 

“‘La calma’ es una película independiente que nace de la necesidad de contar la realidad latinoamericana en relación con la problemática campesina y el reconocimiento de la tierra de quienes la trabajan ancestralmente, y la de los estudiantes que viajan a la ciudad para estudiar mientras trabajan para poder subsistir”. Mariano Cócolo, director.

"Piedra sola" de Alejandro Telémaco Tarraf (Argentina)

Dirección: Alejandro Telémaco Tarraf. Guion: Alejandro Telémaco Tarraf, Lucas Distefano. Producción: Alberto Balazs, Alejandro Telémaco Tarraf. Empresa productora: Viento Cine. 

En lo profundo de la Puna Argentina, un arriero de llamas busca el rastro de un puma que está matando a su ganado. En esta búsqueda será guiado hacia un encuentro místico con el destino de su cultura.

“‘Piedra Sola’ es una película inspirada en los arquetipos universales del tarot y en la cosmovisión Andina Argentina. Filmada a 4000 mil metros de altura en una comunidad  que aún conserva un pensar mítico y místico de “estar en el mundo” donde el pasado se encuentra adelante y el futuro por detrás, es una invitación a realizar un viaje alquímico por el espacio – tiempo siguiendo a un arriero de llamas tras la búsqueda de un puma invisible”. Alejandro Telémaco Tarraf, director.