• Animación chilena recoge los frutos de su apuesta a cinco años del Oscar

    “Historias clandestinas”, proyecto de Cusicanqui Films, Niño Viejo y la sueca Laika Film

  • Animación chilena recoge los frutos de su apuesta a cinco años del Oscar

    “Aurora en Marte”, serie en desarrollo de Zumbástico.

  • Animación chilena recoge los frutos de su apuesta a cinco años del Oscar

    “Bestia” de Hugo Covarrubias.

  • Animación chilena recoge los frutos de su apuesta a cinco años del Oscar

    “Hart” de Niebla Producciones.

  • Animación chilena recoge los frutos de su apuesta a cinco años del Oscar

    “Raffi”, proyecto de serie de Lunes Cine TV.

  • Animación chilena recoge los frutos de su apuesta a cinco años del Oscar

    “La copia feliz del Edén” de Samuel Restucci y Emilio Romero.

Animación chilena recoge los frutos de su apuesta a cinco años del Oscar

Hace cinco años, la animación chilena empezó a figurar en el mapa mundial gracias al Oscar de “Historia de un oso”, que llegó tras la larga ausencia internacional que siguió a “Pulentos, la película” (2007). Producido por Punkrobot, el cortometraje marcó un antes y un después en la visibilidad de un sector que ya venía creciendo. Desde entonces, Chile ha estrenado tres largometrajes, varias series con alcance internacional como “Puerto Papel”, “Petit” o “La Leyenda de Zeta y Ozz”, y numerosos cortometrajes que han dado la vuelta al mundo, como “Here’s the Plan”, “Magic Dream” o “Cantar con sentido”. 

En los últimos años, la animación chilena se ha ganado un lugar destacado en Annecy. Los tres largometrajes recientes, “La casa lobo”, “Homeless” y “Nahuel y el libro mágico”, se estrenaron en el certamen francés en 2018, 2019 y 2020, respectivamente, así como varias de las series y diversas obras en corto. El acento chileno también ha ganado espacio en el MIFA, con una delegación que triplica la de 2015, año a partir del cual empezó a participar de manera sostenida en el mercado francés con una decena de profesionales.

Este año, dos cortometrajes chilenos participan en la selección del Festival. Seleccionado en competencia oficial, “Bestia” de Hugo Covarrubias es un cortometraje realizado en stop-motion que, a partir de la cotidianidad, se adentra en el complejo universo interior de una mujer que trabaja en la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) en 1975. Producida por Trébol 3, la obra inicia su recorrido internacional de la mano de la distribuidora francesa Miyu. El otro corto chileno, “La copia feliz del Edén”, se presenta en la competencia Perspectives. Dirigido por Samuel Restucci y Emilio Romero bajo la producción del estudio The Forest Man, de la Región La Araucanía, el corto reproduce libremente y de manera vertiginosa los últimos minutos de la vida de Salvador Allende en La Moneda. Realizada con una técnica análoga de dibujo en papel, el corto sugiere una conexión con los acontecimientos sociopolíticos recientes en el país austral.​

Video: Reel animación chilena en Annecy 2021.

En un momento en que Chile transita por una transformación profunda, no parece casualidad que las dos obras en competencia aborden cuestiones vinculadas a la dictadura y los derechos humanos. No obstante, se trata de un tema ya explorado en varias obras de la animación chilena reciente, como “La casa lobo” o “Historia de un oso”. En declaraciones a LatAm cinema, Hugo Covarrubias sostiene que “estas temáticas responden a la necesidad de tratar de entender enormes heridas no han podido cerrarse y quizás nunca lo hagan, pero es inevitable visitarlas e intentar comprenderlas.  Situarse dentro de las oscuridades del ser humano, en vez de optar por taparse los ojos, es un ejercicio muy necesario”. En esa línea, Samuel Restucci coincide en que son temas no cerrados que todavía duelen y generan rabia: “quisimos conectar esta técnica tan orgánica como un medio también de ir sanando y de no dejar de hablar”, y destaca la animación como “una herramienta para contar las cosas sensibles que no vemos”. 

“Flavor Quest”, serie en desarrollo seleccionada en el Programa de Mentorías para Directoras de Animación – Animation! de Ventana Sur, se presentará en MIFA, el mercado de Annecy. Se trata de una serie dirigida por María Coello y protagonizada por Vera, una aprendiz de magia culinaria que, guiada por un mágico recetario, recorre Ambrosía rescatando los ingredientes y sabores acaparados por el Gran Degustador. Producida por el estudio Rayo Púrpura, el proyecto apunta a terminar los guiones de la primera temporada y realizar un teaser, según cuenta a LatAm cinema su directora, que también busca generar alianzas con potenciales coproductoras. Consultada por el balance del programa Mentorías, Coello comenta: “Al ser una mentoría enfocada en mujeres realizadoras, la forma de comunicarnos buscaba más conexión y colaboración, lo que potenciaba los proyectos desde un toque más humano. Tuvimos la posibilidad de trabajar con muy buenos mentores que nos ayudaron a reforzar nuestra visión autoral, conectando con la autenticidad de cada proyecto”. 

Una delegación integrada por una veintena de compañías y coordinada por Animachi recorrerá los pasillos virtuales de MIFA. Su presidenta Pilar Gajardo afirma que “este año quisimos estar más presentes que nunca, en un contexto donde sabemos que la industria ha sufrido mucho. Hemos decidido apoyar a los realizadores y sus proyectos con nuevas actividades y plataformas para el alcance de sus sus objetivos, lo que por supuesto no habríamos podido concretar sin el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y ProChile”. 

Entre los estudios que asisten a MIFA se incluyen Zumbástico Studios, Dinogorila Creative Lab, Camila Álvarez Carrasco, GVG Producciones, Wokzord Studio, Lunes Cine TV, Merkén Studios, Pájaro, Niño Viejo, Typpo Creative Lab, Marmota Studio, Llolleo, Praxia Producciones, Niebla Producciones, Tres Tercios Producciones, Brisa y Kiltropo. 

Lunes Cine TV presenta tres proyectos en diferentes etapas: el corto en postproducción orientado a público joven y adulto “Hermanos Casablanca”, para el que buscan financiación y agentes de venta; la serie en etapa de producción “Raffi”, realizada en coproducción con el estudio estadounidense Villavicencio; y la serie en preproducción Rainbow Hunters,  coproducida con el brasileño Copa Studio. Ambas series acuden al MIFA en busca de financiación, canales y agentes de venta. Niebla Producciones, por su parte, busca coproducción para tres cortometrajes: “Killer”, un corto para adultos sobre un hombre que entrena a su pitbull por venganza, busca alianzas con estudios 3D; “Pianola”, un corto en stop motion para público infantil coproducido  con Argentina y Polonia que tiene la música clásica como protagonista, y “Hart”, obra experimental que combina fondos con maquetas y animación stop motion y 2D digital. Por su parte, Zumbástico, uno de los estudios más internacionales de Chile, participa en Annecy con sus nuevos proyectos, incluyendo la serie 2D en desarrollo “Aurora en Marte”, para la que busca socios coproductores. Ambientada en 2111, la serie está protagonizada por una niña de 13 años que llega a vivir a Marte y enfrenta los desafíos de su nueva vida como la única terrícola de su colegio.

“Historias clandestinas”, uno de los proyectos con los que viaja Niño Viejo, se presentará en los Pitch Partner de Chilean Animation: Stories from the End of the World. Coproducido entre las chilenas Cusicanqui Films, Niño Viejo y la sueca Laika Film, el largometraje integra 2D y live-action y acaba de terminar su etapa de preproducción. Se trata de un drama histórico que cuenta la vida de Ariel en dos tiempos: en el presente y en la dictadura de Pinochet, cuando su casa sirvió de escondite para las dos personas más buscadas por el régimen. Niño Viejo también participa con el largometraje stop-motion en desarrollo “Buen Perro Pangui”, coproducción de Niño Viejo con Lanza Verde y Plastivida, y el corto 2D en etapa de preproducción “Human Plug”

En este mismo módulo de Chilean Animation en MIFA Pitch Partners, que se presentará el jueves 17, también se mostrará “The Gardening Club” de Typpo Creative Studio; “A Dreamtime Story” de Merkén Studios; “LocosLab: The Movie” de Dinogorila; “Micro Club” de GVG; “Abuelo Miguel” de Llolleo;  y “We Deliver Everywhere!” de Wokzord Studio. 

"Hoy tenemos más de 30 proyectos de animación en producción, y varios más en desarrollo o etapa de finalización, escenario que nos obliga a pensar estrategias transversales y conjuntas para el desarrollo de la industria a nivel regional."

Después del Oscar 

Llaman la atención algunas ausencias en la delegación, como Punkrobot, Carburadores o Fernanda Frick. No obstante, las ausencias también se entienden como señales de maduración de un sector que se organiza y prioriza mercados en función de los objetivos y las etapas de cada proyecto. Carburadores, el estudio liderado por Germán Acuña que el año pasado fue uno de los principales protagonistas con la selección de “Nahuel y el libro mágico”, participará un mes después de Annecy en el Marché du Film de Cannes, donde estará presentando un corte de su próximo largometraje: “La veta del diablo”. Orientado a público 9-13 y ambientado en el norte salitrero de Chile de los años ’20, el filme tiene su estreno previsto para 2024. Por su parte, Fernanda Frick trabaja en el nuevo formato de “Raise the Bar”: “después de que Netflix decidiera no seguir con el proyecto, lo vendimos como novela gráfica. Actualmente mi esposo Glenn Lazo y yo estamos escribiendo y dibujando, y será publicado en Estados Unidos por Dial/Penguin el 2023”, comenta Frick a LatAm cinema, y explica que también está desarrollando nuevos proyectos de animación para presentar en mercados el próximo año.  

Punkrobot está trabajando en el desarrollo de cinco proyectos que también prevé compartir en próximos mercados. Consultado por su balance en relación al crecimiento de la animación chilena desde el Oscar, su productor Pato Escala afirma que fue muy orgánico: “no sé si lo atribuiría al premio obtenido por el corto, pero sin duda creo que ha servido para darnos cuenta de que los contenidos que hacemos desde Chile pueden tener una resonancia a nivel internacional”, y destaca que “desde hace ya una década hay un grupo productoras que están tratando de sacar proyectos que no sólo sean de carácter local, sino que apunten a una comercialización regional, y en algunos casos incluso internacional”. 

Es evidente que el impulso que trajo el reconocimiento de la Academia de Hollywood no sólo se vislumbró en el exterior del país, sino también dentro de Chile, donde la animación pasó a estar en el radar de autoridades e instituciones públicas y se generaron fondos específicos que han permitido un crecimiento sostenido. “Hoy tenemos más de 30 proyectos de animación en producción, y varios más en desarrollo o etapa de finalización, escenario que nos obliga a pensar estrategias transversales y conjuntas para el desarrollo de la industria a nivel regional”, sostiene Gajardo desde Animachi.

A pesar de la pandemia, y como en otros territorios, la animación ha seguido avanzando y dejando en evidencia las fortalezas de producción de una técnica artísticamente infinita. ¿Cuáles son los desafíos? “El objetivo sigue siendo consolidar y hacer crecer nuestra marca internacional Chilean Animation, y generar lazos y estrategias conjuntas para el desarrollo de la región y más allá”, afirma Gajardo. Por su parte, Hugo Covarrubias señala la importancia de hacer convivir lo industrial con el arte, “ya que éste entrega las herramientas para abordar contenidos desde la reflexión y la visualidad con una mirada más aguda, que es algo que a veces la industria enceguece”, siempre teniendo en cuenta “que somos parte de una identidad y un territorio”. 

Covarrubias, que también codirigió la reconocida serie “Puerto Papel”, comenta el crecimiento específico del stop-motion en Chile desde su inicio hace casi 16 años: “cuando partí, éramos muy pocos los que estábamos haciendo cosas de forma independiente, entre ellos Diluvio y Cecilia Toro, pero hoy hay muchos estudios y personas haciendo stop-motion, como Camila Donoso, Alejandra Jaramillo, Kike Ortega, David Monarte, y se vienen algunas óperas primas de directoras”, señala. En esa lista se incluyen títulos como “Hain” de Alejandra Jaramillo, que participó en los pitching sessions de Ventana Sur en 2019, el mercado de Animarkt y BrLab, y en este momento se prepara para entrar en preproducción, según informa Jaramillo a LatAm cinema. 

Casi en simultáneo, otro de los grandes impulsores de la animación en Chile, Chilemonos, celebró la octava edición de su MAI!, Mercado, Animación Industria. Unos 250 profesionales de 14 países de Iberoamérica se dieron cita la semana pasada en las rondas de negocios de este espacio que desde sus inicios buscó fortalecer la producción de animación chilena y conectarla con el continente y el mundo.