Balance 2014: Adriana González, Directora del Instituto del Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU)

BALANCE DEL AÑO

El balance es muy positivo. Este ha sido un año signado por un conjunto de acciones significativas que más allá de lo inmediato se impulsaron con la visión de que resulten beneficiosas para toda la actividad cinematográfica y audiovisual.

Este año se desarrolló, de mayo a setiembre, un proceso abierto y participativo de reflexión sectorial denominado Compromiso Audiovisual, convocado y coordinado por el Instituto junto a los productores (ASOPROD) y al gobierno de Montevideo. Más de 300 representantes de muy diversas entidades públicas y privadas trabajaron generando diagnósticos de la situación actual, de las fortalezas y amenazas y se han generado catorce programas con lineamientos de trabajo acordados en el corto, el largo y el mediano plazo. Entendemos que este proceso nos ha fortalecido como actividad que acumula buenas prácticas y perfila un futuro desafiante y auspicioso.

Paralelamente, y en el marco de la digitalización del parque exhibidor a nivel mundial, se mantuvieron negociaciones con la gremial empresarial de los distribuidores y exhibidores donde el ICAU participó activamente y como resultado se acordó eximir del pago del Virtual Print Fee (canon previsto para las películas a exhibirse en las salas digitalizadas), a las películas nacionales y algunas extranjeras distribuidas por distribuidores nacionales independientes. Este acuerdo surge de la comprensión por las partes para promover el cine nacional e independiente en el mercado cinematográfico y preservar la diversidad de contenidos para la población uruguaya.

En otro orden se destaca, como un paso trascendente para la formalización de la actividad, que por primera vez se convenían los laudos salariales entre productores, técnicos y actores en el marco de los Consejos Salariales, ámbito tripartito de negociación colectiva.

Por otro lado, en el departamento más grande de Uruguay y segundo más populoso, Canelones, se ha instalado una Film office lo que junto a su par de Montevideo suman esfuerzos en la labor de promoción de Uruguay como territorio interesante para las producciones internacionales.

Por tercer año consecutivo seguimos superando las diez estrenos nacionales, este año muy diversos en temáticas y géneros.

LOS RETOS

Los desafíos del mercado cinematográfico uruguayo son variados y es necesario generar soluciones a los viejos y a los nuevos problemas.

En Uruguay ya se están estrenando diez películas al año, lo que deja de ser una presencia circunstancial de películas nacionales en las salas de exhibición comercial (en cantidad y tiempo) para comenzar a integrarse la oferta local y pelear su permanencia con otras películas de forma constante.

En este mismo sentido, se han comenzado a gestar soluciones para ampliar el circuito de estreno de las películas nacionales integrando en ese circuito a las salas del interior, favoreciendo así la llegada del cine uruguayo a todo el territorio nacional.

Paralelamente, se ha instalado una mesa de coordinación entre distribuidores, productores y el ICAU, para pensar y trabajar conjuntamente sobre el tema de la distribución y exhibición del cine nacional. Este hecho inédito permite que todos los actores involucrados puedan expresar sus necesidades, sus puntos de vista y esperamos que eso facilite las decisiones sobre la exhibición de cine uruguayo.

En lo referente a la distribución de cine nacional en el proceso de digitalización de salas, si bien se ha logrado que no se agregue el pago del VPF a la distribución local de las películas nacionales y algunas independientes, es necesario encontrar soluciones adecuadas para la digitalización de las salas que no se han digitalizado aún para que se pueda permitir que el público pueda acceder a las producciones nacionales e internacionales según las nuevas pautas de exhibición que afectan la actividad.

Otro desafío que abordar tiene que ver con mejorar la relación entre el público y la actividad cinematográfica. Esto no solo pasa por conseguir más afluencia de público sino también por mejorar el conocimiento que la gente tiene de toda la actividad cinematográfica y audiovisual. En este sentido se requiere un trabajo coordinado que involucre a todos los interesados para generar un potente sistema de promoción del cine y el audiovisual uruguayo.

LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA

El desarrollo de la producción audiovisual uruguaya sigue fuertemente vinculada a la coproducción internacional, especialmente la regional. Principalmente coproduce en el ámbito del Convenio Latinoamericano de Coproducción a través del Programa Ibermedia de la CACI, el Protocolo Uruguay – Brasil y el Fondo de Uruguay a coproducciones minoritarias.

Continuamos teniendo poca presencia de cine iberoamericano en la cartelera nacional, lo cual no es muy diferente de lo que pasa en el resto de Latinoamérica donde los productos de las majors acaparan las pantallas cinematográficas. Los públicos iberoamericanos desconocen la producción cinematográfica de los países de la región. Se hacen necesarios otros mecanismos que garanticen el acceso del público a esos productos. Desde los ámbitos regionales que Uruguay integra como la CACI y la RECAM, se han venido planteando acciones que den respuestas a estos desafíos. La RECAM viene trabajando en la generación de un circuito de 30 salas digitales afectadas a la exhibición de cine regional. En este proceso Uruguay ha tenido una participación activa no solo involucrando cinco salas de diversos puntos del país sino que además se ha instalado aquí la entidad encargada de la programación de ese circuito, que comenzará a funcionar en el 2015.

En el ámbito de la CACI, Uruguay integra hasta 2016 su órgano consultivo de cinco miembros, con el compromiso de impulsar y coadyuvar al fortalecimiento de las políticas públicas regionales. Además de los programas ya existentes: Programa Ibermedia, Ibermedia TV, DocTV Latinoamérica, la CACI prevé lanzar en marzo 2015 una plataforma web de películas iberoamericanas cuyo catálogo surge del Programa Ibermedia y de DocTV Latinoamérica.

"“Los desafíos del mercado cinematográfico uruguayo son variados y es necesario generar soluciones a los viejos y a los nuevos problemas.” "