• Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (II)

    Sala de Cine Virtual - PCI.

  • Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (II)

    Piccen.

  • Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (II)

    #FiGaenCasa.

  • Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (II)

    Play Piano.

  • Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (II)

    Netzun / Tondero

  • Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (II)

    Televisión On Demand PLAY.

Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (II)

Las plataformas de streaming se han convertido en la gran pantalla para la exhibición de cine en tiempos de pandemia. La oferta de los grandes proveedores, como Netflix, y el próximo arribo de nuevos competidores, como Disney+, se vio acompañada por el surgimiento de nuevas plataformas de cine y contenido visual latinoamericano que surgieron a través de iniciativas que vieron a la cuarentena como una oportunidad para ofrecer producción alternativa y catálogos fílmicos especializados en el cine de la región. En esta segunda y última entrega, continuamos con el repaso a algunas plataformas de streaming lanzadas en los últimos meses en el continente.

 

En Argentina, la Asociación de Directorxs de Cine – PCI creó la Sala de Cine Virtual en mayo pasado, como una idea y prolongación del programa Puentes de Cine, una iniciativa que se venía realizando de forma presencial desde 2019 y que nació con el objetivo de apoyar los estrenos de películas argentinas en salas, según dio a conocer a LatAm cinema Benjamín Ávila, presidente de la comisión directiva. La iniciativa fue tomando forma desde marzo, con la realización del ciclo “Cuarentena”, que puso cada día a disposición una película y conversatorio con su director o directora. El requisito para acceder a los filmes fue simplemente proveer datos de contacto. En tan solo 20 días consiguieron alrededor de 10.000 membresías.

“Nos dio una dimensión de la necesidad e interés que había, en esta época, por nuestras películas. Generamos una identidad muy clara de la sala, con películas muy diversas, en la temática, sistemas de producción y estéticas, que resume con mucha claridad la diversidad del tipo de cine que también realizan los socios de nuestra entidad, poniendo siempre énfasis en la calidad de las películas como parámetro común a todas”, afirmó Ávila.

El catálogo de la Sala de Cine Virtual de Puentes de Cine se puede ver desde el portal que crearon para la iniciativa y, dependiendo los derechos de cada película, se puede acceder desde todo el mundo, en Latinoamérica o solo en territorio argentino. El modelo que tienen es de fomento a los productores locales, en el que el 80% del valor del ticket está destinado al productor/distribuidor.

En Centroamérica, consolidada el pasado mayo, surge Piccen, una plataforma de streaming de contenido audiovisual netamente pensada en el cine de esa región, le cuenta a LatAm cinema Eduardo Paguada, socio fundador de la iniciativa. El modelo de negocio que manejan es a través de suscripción y renta. A los productores les ofrecen el 70% de cada transacción en la modalidad de alquiler, mientras que en el de suscripción se optó por la creación de un fondo común con regalías para los productores que tienen sus obras dentro del catálogo que tienen disponible en su web

“En cuanto a la adquisición de contenido hemos logrado ir encontrando contactos directos con productores y prácticamente hicimos trabajo de hormiga, de puerta en puerta hablando con los mismos. Actualmente tenemos 56 obras entre largometrajes y documentales en la plataforma y una lista de más de 300 proyectos en fila para poder ir actualizando la misma”, afirma Paguada.

No solo la pandemia ha frenado la producción de filmes, sino también la circulación por festivales, uno de los ingresos de los agentes de ventas y distribuidoras que generaban un rédito por el screening fee por la proyección de las películas y que además contribuían a la visibilidad de sus títulos. Ante esta situación, FiGa Films ha lanzado su propio canal de streaming en Vimeo, #FiGaenCasa. “FiGaenCasa refleja el momento político actual: un espacio en el que presentamos filmes de nuestro catálogo que tratan temas de derechos humanos, el movimiento #MeToo, películas de temática gay”, le explicaba a LatAm cinema Sandro Fiorin, agente de ventas de la empresa.

El canal de FiGa Films incluirá alrededor de un centenar de filmes de Estados Unidos, Europa, África y Latinoamérica, introduciendo al menos un título nuevo cada mes. En medio del actual panorama, el agente de ventas afirma que se están adaptando a los rotundos cambios de la nueva normalidad y que se encuentran buscando nuevas ventanas de exhibición en plataformas como Amazon Prime, iTunes, Google Play, entre otros. “Yo no soy muy nostálgico: si tienen que cambiar las cosas, que cambien, pero no entiendo si esto sigue siendo cine. Es otro tipo de consumo, no es una sala de cine donde muchas personas juntas se emocionan en el mismo momento. Eso no sucede ni con Netflix ni con iTunes ni con nada: son momentos muy privados que te tocan o no y después te duermes y te olvidas de todo”, agrega.

"Estas nuevas iniciativas permiten y facilitan el acceso a películas y producciones en territorios donde no existen salas de cine o donde el monopolio de producciones estadounidenses no permite el ingreso o la programación de obras independientes o alternativas"

Piano, productora y distribuidora mexicana, es otro de los actores dentro de la pandemia que decidió subir su catálogo online a través de Play Piano, iniciativa que se apoya en la tecnología de la plataforma Eyelet y que ofrece más de 30 títulos en un espacio en la web creado especialmente para su visionado. Los filmes están compuestos por obras de cine independiente que distribuyeron en México, así como las películas en las que participaron como productor o coproductor, muchas de las cuales han sido reconocidas en festivales internacionales.

En una posición similar se ha puesto la productora peruana Tondero. Junto a Netzun, una plataforma de educación virtual, han creado una alianza para ofrecer una nueva alternativa de entretenimiento online. El catálogo, disponible en su página web, incluye películas, espectáculos unipersonales, stand-ups, conciertos, obras de teatro, entre otros formatos. “Ante esta crisis, a raíz del cierre de las salas de cine y la suspensión de espectáculos en vivo, hemos encontrado la oportunidad de entrar al mundo digital y así poder llevarle a sus casas grandes producciones de cine, teatro y música de alto nivel de producción y calidad.”, dijo en una entrevista para el diario La República Miguel Valladares, gerente general de la compañía.

Con un contenido y una apuesta un tanto variada como la anterior propuesta, se presenta la plataforma venezolana de Televisión On Demand PLAY, una iniciativa que vio la luz el pasado abril y que, según Luis Contreras, gerente de ventas del proyecto, ha tenido “un crecimiento en la oferta muy satisfactorio dada toda la limitante de contacto, ejecución e incluso operación que se ha presentado con la pandemia y las condiciones generales del país en particular”. Si bien tiene un foco más amplio hacia diferentes tipos de contenido, el cine “es una real pasión para muchos”, dice Contreras, motivo por el cual también incluyeron al séptimo arte en su plataforma online, que de inicio cuenta con cuatro títulos disponibles.

Humberto Calzada, analista de mercados financieros de Rankia México, considera que la entrada al mercado de plataformas digitales de este tipo es positiva, ya que amplía la oferta de servicios de streaming para el público en América Latina. Dice que la sustentabilidad a la larga de estas iniciativas dependerá de la estrategia que utilice este tipo de servicios y su capacidad de diferenciación frente a los grandes de la industria para ganar terreno en el mercado.

“Creo que antes de analizar su viabilidad financiera, hay que señalar que son buenas oportunidades para estos desarrollos creativos y para dar conocer en todo el mundo, no solo en la región latinoamericana la producción del continente. Cuando se lanzan este tipo de iniciativas, significa una oportunidad para que se den a conocer diferentes películas, que anterior a la proliferación de plataformas o de servicio de video bajo demanda por internet, tenían que colocarse de manera comercial, pero no todas logran tener la oportunidad para  entrar en salas de cine comercial, sino que solamente se conseguían a través de festivales, salas de arte, pero la gran mayoría perdía la oportunidad de mostrarse frente a varias de las audiencias o la totalidad de las audiencias”, complementa Radamés Camargo, gerente de análisis de la consultora The Competitive Intelligence Unit.

Se entiende que estas nuevas iniciativas, dentro de la denominada “nueva normalidad”, permiten y facilitan el acceso a películas y producciones en territorios donde no existen salas de cine o donde el monopolio de producciones estadounidenses no permite el ingreso o la programación de obras independientes o alternativas. Sin embargo, alcanzar un equilibrio entre los estrenos online y aquellos que tendrán lugar en el circuito theatrical será, sin dudas, uno de los principales desafíos en la era post-pandemia. Algo que en la asociación argentina PCI parecen tener muy claro: “No haremos ninguna acción que vaya a reemplazar esa experiencia existencial, fundante del ‘hecho cinematográfico’. Por eso entendemos que seremos una alternativa para sumar en aquellos lugares donde no se pueda acceder a esa experiencia. Aspiramos a que esto siempre sume, en todos los sentidos y, a su vez, que no desvalorice al cine”.

Cine en tiempos de pandemia: el boom de las plataformas de streaming en la región (I).