El cine latinoamericano en Francia en 2014

En 2014, apenas 33 films latinoamericanos –entre los que se encuentran seis documentales con coproducción mayoritaria francesa- han sido estrenados comercialmente en Francia. Con diez títulos, Brasil es el país latinoamericano con más estrenos en territorio francés, seguido por Argentina y México. En 2014 también se han estrenado films de Chile, Uruguay, Perú, Venezuela, Cuba, República Dominicana y Haití. Colombia, por su parte, ha sido el gran ausente tras haber tenido, en 2013, una destacada presencia en la cartelera francesa.

Hay que ir hasta la posición 138 del ranking de películas más vistas en Francia a lo largo del año para encontrar a la primera película con participación latinoamericana: “La sal de la tierra”, de Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado, film con participación minoritaria brasileña, distribuido por Le Pacte, que ha convocado a unos 253.500 espectadores. La chilena “Gloria”, de Sebastián Lelio, le sigue en el ranking con 123.200 espectadores, ocupando el lugar 190, y la mexicana “Cristiada”, de Dean Wright, ocupa la posición 220 con 80.500 espectadores.

Cada una de estas películas fue lanzada con un buen número de copias en su primera semana de explotación (77, 86 y 59, respectivamente), muy por encima de la media de 20 copias con las que se suele estrenar el cine latinoamericano en Francia, pero a años luz de las 890 copias con las que se estrenó “Transformers 4” o las 302 de “Qu’est-ce qu’on a faitau bon dieu?”, comedia francesa que encabeza la lista de películas más taquillera con más de 12 millones de entradas vendidas.
Estas cifras se corresponden con otro dato relevante, el de la cuota de pantalla. Este año, el cine francés representa el 43,1 % de los espectadores mientras que el cine estadounidense el 50,7%, quedando el 6,2% restante para la cinematografías del resto del mundo.

Las cifras son mínimas y evidencia los cambios de hábitos que ha sufrido el cine en Francia en las últimas décadas. Hay que remontarse hasta las décadas del ’40 y del ’50 para encontrar películas latinoamericanas superando el millón de entradas en el país: “Orfeu Negro”, de Marcel Camus, estrenada en 1959 con 3,7 millones de espectadores, o “María Candelaria (Xochimilco)”, de Emilio Fernández (estrenada en 1944, con 1,8 millones de espectadores).

UN CINE SIN ETIQUETAS

Los distribuidores que trabajan con películas latinoamericanas tienen algo en común: ninguno repara en la nacionalidad de las producciones a la hora de elegir los títulos de su catálogo. Incluso para Pyramide Distribution, que este año ha lanzado tres películas latinas (“Pelo malo” de Mariana Rondón, “Los insólitos peces gato” de Claudia Sainte Luce y “Hoje eu quero voltar sozinho” de Daniel Ribeiro), el cine latinoamericano representa una pequeña parte dentro del conjunto de los 15 largometrajes estrenados durante el año. Según Éric Lagesse, director general de la empresa, “el interés que prestamos a las películas no está relacionado con su nacionalidad sino simplemente con su calidad”.

Sin embargo, esto no impide que algunos concedan un valor particular a esta región cinematográfica, como lo expresa Amel Lacombe, directora de Eurozoom, responsable de la distribución en Francia de las argentinas “Tesis para un homicidio”, de Hernán Goldfrid, y “El misterio de la felicidad”, de Daniel Burman: “Pienso que el cine latinoamericano presenta una rara mezcla de madurez y de exotismo. Es un cine que es lejano por el desarraigo que propone pero, a su vez, cercano por la calidad de su factura. Además, es un cine que no necesita etiquetas y que no tiene miedo de mezclar los géneros. Tanto actores como directores pasan fácilmente de la comedia al drama, de un cine comercial a un cine cuyo público es más bien minoritario.”

Cada año, las distribuidoras Eurozoom, Urban Distribution, Ad Vitam, Pyramide Distribution, Le Pacte, Les Films du Paradoxe, A3 Distribution, Arizona Films Distribution y Épicentre Films ofrecen al menos una película originaria de América Latina a los exhibidores franceses. Algunos distribuidores, incluso, han comenzado sus actividades distribuyendo cine latinoamericano. Tal es el caso de Bobine Films, empresa dirigida por Jovita Maeder que arrancó sus actividades con la peruana “El limpiador”, de Adrián Saba y que en 2014 lanzó “La paz”, de Santiago Loza.

Saje Distribution es otro de esos nuevos distribuidores interesado por el cine latinoamericano. La compañía lanzó en 2014 “Cristiada”, tercer gran éxito latinoamericano del año que, estratégicamente, no fue presentado bajo la etiqueta de “art et essai” bajo la cual se suelen presentar las películas latinoamericanas, dejando abierta la puerta para el gran público.

EL PAPEL DE LOS DIRECTORES

Pero lanzar películas con tan pocas copias es todo un desafío. Por eso, es común ver cómo los distribuidores crean lazos directos con asociaciones locales y salas de cine, o incluso inscribiéndose en la programación del Cinéma en Région del festival Cinélatino. Esto ha llevado a varios distribuidores a que el estreno de sus películas coincida con la participación de las mismas en algún festival francés, de modo de aprovechar la presencia del director en Francia para presentar y acompañar las proyecciones en las salas. “La cantidad de espectadores se duplica cuando se cuenta con la presencia del director” explica Marie Chèvre, responsable del Cinéma en Région, que se encarga de la difusión de las películas latinoamericanas en las salas de toda la región Midi-Pyrénées.

Si bien París es la ciudad donde se estrenan más películas latinoamericanas, su acogida también es buena en las grandes ciudades del sur de Francia como Toulouse o Montpellier, según testimonios de algunos distribuidores.

Para 2015, la distribución de cine latinoamericano puede entrar en un contexto inédito con el estreno de “Relatos salvajes”, del argentino Damián Szifron, film que ha sido lanzado en Francia por una major (Warner Bros.). Como es de esperar, y tras su exitoso pasaje por el Festival de Cannes, la película llegó el 14 de enero al circuito francés con un número importante de copias, contando con grandes posibilidades de marcar un punto de inflexión en la apertura de nuevas puertas para la distribución de cine comercial latinoamericano en Francia.

Datos estadísticos proporcionados por CBO Box Office: www.cbo-boxoffice.com

Traducción: Daniel Marroquín Botero

Un especial agradecimiento por su ayuda y testimonios a Laurent Coudurier (CBO Box Office), Daniel Chabannes (Épicentre Films), Éric Lagesse (Pyramide), Amel Lacombe (Eurozoom), Jovita Maeder (Bobine Films) y Marie Chèvre (Cinéma en Région /Cinélatino).

"Las películas latinoamericanas continúan buscando su lugar en la cartelera francesa. En 2014, 33 films latinoamericanos fueron estrenados comercialmente en Francia."