• La Fabrique Cinéma selecciona proyectos mexicanos “Adiós a Satán” y “Acapulco Magic”

    Tavo Ruiz.

  • La Fabrique Cinéma selecciona proyectos mexicanos “Adiós a Satán” y “Acapulco Magic”

    José Pablo Escamilla.

La Fabrique Cinéma selecciona proyectos mexicanos “Adiós a Satán” y “Acapulco Magic”

Dos proyectos mexicanos fueron seleccionados en La Fabrique Cinéma, iniciativa del Institut français para impulsar la coproducción de óperas primas o segundas obras de cineastas de los países “del sur y emergentes”. El evento se desarrolla en el marco del Festival de Cannes, donde representantes de los 10 proyectos seleccionados recibirán asesorías para impulsar su estrategia financiera y de internacionalización.  

Los dos futuros filmes mexicanos seleccionados son coming of age que cuestionan la sociedad heteropatriarcal a través de fuertes propuestas visuales: “Adiós a Satán”, segundo largometraje como director de José Pablo Escamilla, y “Acapulco Magic”, ópera prima en largo de Tavo Ruiz. 

“Adiós a Satán” cuenta la historia de un niño burgués que descubre que su padre mantiene a otra familia en las periferias de la ciudad. En sus investigaciones, entra en contacto con un chico rebelde que resulta ser su medio hermano. Su rabiosa obsesión se transforma en amistad y desarrollan una extraña simbiosis. Aunque planean escapar, el contexto social ha trazado el destino de cada uno. Según detalla Escamilla en su nota de intención, “es una historia de amor fraternal con tintes de thriller detectivesco plagado de intensos momentos de intimidad, guiados por una ambigua y profunda búsqueda interna del personaje principal”. 

Se trata de una producción de Colectivo Colmena en coproducción con la francesa Dublin Films. En etapa de financiación, ya recibió el apoyo de IMCINE a través de la convocatoria de Apoyo a Escritura de Guion y Desarrollo de Proyectos 2021. Consultada por LatAm cinema, su productora, Diandra Arriaga, comenta sobre sus objetivos en La Fabrique: “Es la primera vez que nuestro colectivo participa en el Festival de Cannes, lo que nos tiene sumamente emocionadas. Sabemos que el programa de La Fabrique es un impulso enorme para los proyectos. La película ya cuenta con un coproductor francés, así que asistir al mercado nos da la oportunidad de seguir en ese camino para forjar esa alianza. Conocer creatives de todo el mundo siempre alimenta los proyectos, pero además estamos muy interesadas en encontrar agentes de ventas y distribución”.

El proceso de “Adiós a Satán” comenzó hace por lo menos cuatro años, cuando participó en el laboratorio de producción Nuevas Miradas, donde fue reconocido con el premio para integrar el taller de Narrativas Contemporáneas de la EICTV. Posteriormente fue seleccionado en otros espacios y foros de desarrollo en los que también ha recibido diferentes reconocimientos: en 2020 integró el taller de revisión de guiones de Cine Qua Non Lab; en octubre de 2021 participó en el BAL-LAB de Biarritz, donde fue reconocido con el premio de ficción; y recientemente participó en MAFIZ, espacio de industria del Festival de Málaga, donde ganó el Premio ECAM La Incubadora.  

“Adiós a Satán” es el segundo largometraje de José Pablo Escamilla, que en 2021 estrenó su ópera prima “Mostro” con la que ganó el Boccalino d'Oro en el Festival de Locarno. El filme sigue recorriendo festivales de todo el mundo, especialmente en territorios de habla hispana, incluyendo Festival de Málaga (Biznaga de Plata), Gijón, Mar del Plata o Guadalajara. Compañía de Cine está a cargo de las ventas internacionales de “Mostro”. 

Antes de “Mostro”, Escamilla dirigió los cortometrajes ”El dolor fantasma” y “Libélula”, estrenado en 2017 en la sección Generation de la Berlinale. Precisamente, parece que los universos jóvenes y adolescentes son entornos de inspiración para el director: tanto su último corto como su primer largo y su futuro proyecto están protagonizados por personas de esta edad. El filme será producido por Colectivo Colmena, un grupo de cineastas independientes del que Escamilla es socio fundador que también está desarrollando dos óperas primas: “Una chica triste” de Fernanda Tovar y “Todos los incendios” de Mauricio Calderón Rico. El rodaje de “Adiós a Satán” está previsto para el primer trimestre del 2023, según comentan desde la productora. 

"Los dos futuros filmes mexicanos seleccionados son coming of age que cuestionan la sociedad heteropatriarcal a través de fuertes propuestas visuales."

Por su parte, “Acapulco Magic” es el debut en la dirección de largometraje de Tavo Ruiz, que se presenta como “orgulloso director y escritor LGBT nacido en Nezahualcóyotl, México”, aunque actualmente reside en Berlín. Antes de debutar en largo, Ruiz dirigió los cortometrajes “Edén”, “Recuerdo de una tarde en la azotea” y “Retratos de mi madre”, que fueron seleccionados en varios festivales.

También “Acapulco Magic” llega a Cannes tras haber sido seleccionado en varios foros y espacios de mercado. En 2020 fue finalista en el espacio de guiones del Festival Internacional de Cine de Guanajuato; en 2021 integró el Gabriel Figueroa Film Fund de Los Cabos y recibió una mentoría de Fernando Eimbcke con el apoyo del Filmnetzwerk Berlin Mentoring Program. El proyecto cuenta además con el apoyo del fondo para desarrollo de IMCINE.

El filme está protagonizado por Ángel, un adolescente que es explotado sexualmente en las playas de Acapulco. Cuando comienza a enamorarse de un chico militar, intentará huir de la gente que lo involucró en esa vida, incluyendo su propia madre. Su proxeneta le enseñará más sobre el oscuro mundo de la explotación sexual infantil al involucrarlo en una red de la cual no podrá escapar tan fácilmente. La película está basada en anécdotas de personas que viven esta realidad, según cuenta su director en la nota de intención, y tendrá un fuerte estilo visual. “Entendiendo que este no es un tema fácil para el público en general, quiero abordarlo con la belleza de una historia sobre crecimiento, vista a través de los ojos de tres adolescentes que son mejores amigos y están atrapados en esta dura realidad... en un principio disfrazada por el colorido punto de vista de estos adolescentes”, señala Ruiz. 

El filme está producido por Rodrigo Álvarez Flores de Luz Azul, compañía mexicana creada en 2021 por Álvarez Flores, Sarahí Castro y Miguel Urías. En una clara apuesta por las óperas primas, su catálogo de proyectos incluye también “#Rats” de Carlos Trujano, en etapa de postproducción, y “Valentina y la serenidad” de Ángeles Cruz, en fase de desarrollo. 

Consultado por sus objetivos en La Fabrique, el productor Rodrigo Álvarez señala que quieren trabajar el guion, que ya está en su cuarto borrador, con un script doctor “para mejorar el diálogo y darle un mejor ritmo a la historia”. También acuden al espacio en busca de inversores privadas como socios y coproductores europeas, especialmente alemanes. En este sentido, Álvarez comenta que “el director, Tavo Ruiz, comparte nacionalidad mexicano-alemana y vive en Berlín, por lo que pensamos que este también podría ser un excelente plan. También queremos acercarnos a ZDF/ARTE”.

Los equipos de dirección y producción de los dos proyectos participarán junto a representantes de los otros ocho filmes seleccionados entre el centenar de postulados provenientes de Pakistán, Vietnam, Ucrania, Ruanda, Nepal, India, Egipto y Burkina Fasso. En años anteriores, fueron seleccionados otros filmes de la región como los colombianos “La jauría” de Andrés Ramírez Pulido, que tendrá su premiere en Cannes (título del proyecto “La quietud”) y “Alis” de Clare Weiskopf y Nicolás van Hemelryck (Berlinale 2022); el brasileño “A Febre” de Maya Da-Rin y el boliviano “El gran movimiento” de Kiro Russo (titulado “Loba” en etapa de proyecto).