Los cuatro pilares básicos de una industria audiovisual robusta

Hay cuatro segmentos interrelacionados que son fundamentales para el desarrollo de una industria audiovisual robusta y sostenible en todos los países del mundo. Todos los ecosistemas audiovisuales exitosos y cohesivos presentan madurez en estos cuatro segmentos. Sin embargo, una práctica ineficaz en cualquiera de esas áreas limitará la capacidad de atraer producciones importantes y desarrollar la industria audiovisual nacional.

Como se describe en el estudio técnico publicado por Olsberg•SPI, “Best Practices in Screen Sector Development” (Mejores Prácticas en el Desarrollo del Sector Audiovisual) publicado en septiembre de 2019, los cuatro pilares básicos para el desarrollo de la industria audiovisual son: incentivos a la producción, capacidad de la fuerza de trabajo, infraestructura y servicios, y un ambiente amigable con el cine. A continuación se resumen las directrices para los legisladores en relación con cada pilar.

  1. 1- Los incentivos a la producción de contenidos nacionales e internacionales son una herramienta altamente eficaz para la construcción de un sector productivo saludable. De acuerdo con la actualización de noviembre de 2021 del "Índice de Incentivos Globales de Olsberg•SPI", hay ahora más de 100 sistemas de ese tipo en funcionamiento en todo el mundo a nivel nacional, estatal/provincial y municipal. Para los gobiernos, los incentivos estimulan inversiones valiosas, lo que resulta en un impacto económico positivo, creación de empleos, desarrollo sectorial y beneficios estratégicos, como el soft power y el turismo de pantalla. Para los productores, los incentivos proporcionan un rendimiento concreto de los gastos calificados. Por lo tanto, los incentivos pueden atraer inversiones de productores internacionales y proporcionar una importante fuente de financiamiento para productores nacionales. Las directrices básicas para los incentivos incluyen:
  2.  
  • * Los topes anuales generan incertidumbre para los productores, ya que no pueden estar seguros de que la producción obtendrá el incentivo. Los sistemas con más de un requisito de auditoría pueden causar retrasos e incertidumbre.
  •  
  • * Si bien los incentivos incluyen obligaciones para los productores, relacionadas con los gastos mínimos requeridos y los gastos elegibles, las estipulaciones adicionales onerosas pueden alejar las producciones.
  •  
  • * Los incentivos generalmente son elegibles para coproducciones, así como para producciones internacionales, pero producciones importantes se verán disuadidas si el incentivo solo acepta coproducciones oficiales.
  •  
  • * Los requisitos relacionados con los incentivos sin directrices claras (o sin ninguna), así como aquellos relacionados con la censura, pueden conducir a una interpretación arbitraria de las autoridades y deben ser evitados.
  •  
  • 2- La capacidad de la fuerza de trabajo implica inversiones en la capacitación de profesionales técnicos below-the-line. Ante esta demanda actual sin precedentes, además del crecimiento sostenible previsto para la industria audiovisual y el interés en aprovechar las oportunidades creadas por este boom, muchos países están invirtiendo en programas de capacitación y actualización de su plantilla de la industria creativa. Las directrices básicas para mejorar la capacidad de la fuerza de trabajo incluyen:
  •  
  • * Las producciones audiovisuales emplean a una gama de trabajadores técnicos calificados, como gerentes de efectos especiales, carpinteros, electricistas y operadores de drones. Una fuerza de trabajo amplia y calificada es una piedra angular para el desarrollo de una industria audiovisual saludable.
  •  
  • * Son necesarios programas continuos de capacitación y actualización para garantizar equipos calificados.
  •  
  • * Como las producciones internacionales tienen normas y estructuras específicas de equipos y funciones, la mano de obra local debe ser capaz de atender sus expectativas.
  •  
  • * El desarrollo de la carrera es esencial para garantizar que aquellos profesionales que ya actúan en el sector puedan progresar y pasar a puestos más altos, así como para atraer a nuevos trabajadores.  

"Los incentivos a la producción de contenidos nacionales e internacionales son una herramienta altamente eficaz para la construcción de un sector productivo saludable."

3- Un factor clave para un mercado atractivo es la disponibilidad de una infraestructura física de alta calidad, especialmente estudios e instalaciones de postproducción. Los recientes aumentos en el volumen de producción global de los servicios de streaming, y las demandas por tamaño y requisitos técnicos de producciones sofisticadas, significan que actualmente hay un déficit de espacio de producción física. Al mismo tiempo, la creciente importancia de la postproducción y los efectos visuales en el cine moderno creó una gran demanda de infraestructura de estudios. Las directrices básicas para la infraestructura incluyen:

  • * La infraestructura física debe considerarse como parte de un ecosistema de producción integrado, junto con los incentivos, fuerza de trabajo y un ambiente de producción amigable con el cine.
  •  
  • * El desarrollo de infraestructura puede fomentarse mediante incentivos destinados a atraer producciones que requieran instalaciones de estudio y postproducción.
  •  
  • * Una infraestructura amplia proporcionará sostenibilidad adicional a largo plazo para una industria audiovisual en desarrollo, pero requiere una fuerza de trabajo suficientemente dimensionada y capacitada.
  •  
  • * Dados los significativos gastos de capital que implican el desarrollo de la infraestructura, las autoridades desempeñan un papel fundamental para garantizar un mercado estable para las inversiones.
  •  
  • 4- Un ambiente de producción amigable con el cine implica una visión positiva de la industria, que debe ser compartida por diferentes departamentos gubernamentales, agencias y otras entidades, incluyendo el sector privado. La percepción de un ambiente de producción receptivo es un atractivo adicional para productores internacionales, así como la comunicación de los impactos de la producción en la comunidad local. En la mayoría de las jurisdicciones, las comisiones fílmicas asumen el liderazgo en esta área. Las directrices básicas para un ambiente amigable con el cine incluyen:
  •  
  • * Facilitar los rodajes es esencial para ayudar a proporcionar el ambiente más amigable con el cine posible. El proceso de obtención de permisos debe ser sencillo y rápido, sin pagos onerosos.
  •  
  • * Si bien las comisiones fílmicas pueden no ofrecer servicios de permisos directamente, ellas pueden asesorar sobre la creación de sistemas de autorización cohesivos.
  •  
  • * Como la producción de contenidos audiovisuales utiliza mano de obra, talento y equipos de rodajes tanto locales, como internacionales, los procesos y las legislaciones relacionados deben ser lo más sencillo y optimizado posible.
  •  
  • * Los servicios básicos, como búsqueda de locaciones, catering, reservas en hoteles deben estar disponibles y ser fáciles de contratar.
  •  
  • Las directrices resumidas anteriormente solo sirven como indicadores. Olsberg•SPI está disponible para una análisis en profundidad y recomendaciones personalizadas, mediante solicitación.