• Rodajes en la era post-pandemia: Productores de la región analizan las urgencias del sector

Rodajes en la era post-pandemia: Productores de la región analizan las urgencias del sector

El pasado jueves 25 de junio, en el marco del Marché du Film, un grupo de productores y productoras de Iberoamérica formaron parte de la charla “Ibermedia Shows you the Money”, en la que analizaron los incentivos fiscales de sus respectivas naciones. El encuentro virtual tuvo lugar en un momento especial en el que varios países y ciudades de la región están fortaleciendo sus ofertas para captar rodajes internacionales y paliar los efectos de la pandemia. 

Durante el mercado, España dio a conocer los detalles de la modificación de los incentivos fiscales para rodajes internacionales que pueden alcanzar hasta el 45-50% en comunidades autónomas como Canarias. Colombia ha ampliado hasta un 40% su oferta de cash rebate y ha lanzado un nuevo tax rebate del 35% que abarca, además de la producción de películas, a series, videos musicales, proyectos de animación y videojuegos, entre otros. Tras los buenos resultados conseguidos en su primer año, Uruguay se prepara para relanzar el Programa Uruguay Audiovisual (PUA). La ciudad de São Paulo ha lanzado un atractivo programa que ofrece entre el 20-30% de cash rebate. LatAm cinema dialogó con los participantes de la charla sobre las realidades que enfrentarán los países para recibir rodajes y coproducir a nivel internacional una vez finalizada la pandemia.

La uruguaya Agustina Chiarino, fundadora de Mutante Cine, cree que los cambios en los hábitos de vida y consumo de la sociedad habrán cambiado radicalmente una vez concluida la emergencia sanitaria. “Se tardará en volver a ganar confianza, en que la gente quiera viajar tanto. Hay que prepararse para que los procesos se hagan enteramente en un solo país y así evitar lo más posible las fragmentaciones, poder facilitar todos los recursos necesarios en infraestructura, equipo técnico, artístico, logística. Se necesitará simplificar y abaratar” dice Chiarino, y expresa que en este panorama los incentivos fiscales que cada país ofrezca jugarán un rol fundamental.

Nicolás Celis, fundador de la mexicana Pimienta Films, concuerda con Chiarino en la futura preponderancia de los beneficios fiscales y cuestiona la ausencia de incentivos como el tax rebate o la devolución del IVA para estimular las producciones internacionales en su país. “Es un grave error, ojalá el gobierno recapacite, ya que en México tanto los estímulos fiscales como los fondos públicos serán determinantes para la reactivación económica” opina Celis.

Por otra parte, el portugués Luis Urbano de la productora O Som destaca las medidas tomadas en su país. “En Portugal ya existe un conjunto de reglas que Portugal Film Commission ha desarrollado junto con las Asociaciones de Productores y que han sido certificadas por la autoridad nacional de salud pública” explica Urbano, quien considera que, dadas las circunstancias, mantener y fortalecer los sistemas de incentivos es una obligación de los gobiernos iberoamericanos. El productor además opina que el mayor desafío consistirá en poder informar bien a los socios internacionales sobre las reglas y restricciones sanitarias que aún están vigentes en los países de destino y demostrar que los equipos locales están preparados para trabajar con normalidad.

"Cualquier medida de promoción o iniciativa pública que haga más atractivo venir a rodar a nuestros países es muy necesaria, porque nos ayuda a inclinar la balanza a favor de que la gente venga a rodar en lugar de resolverlo por medios tecnológicos."

El colombiano Michel Ruben, productor ejecutivo de Dynamo, se suma a lo expresado por Urbano agregando que en el futuro próximo será fundamental que los países garanticen la salud y cuidado de sus visitantes, y que las empresas diseñen protocolos y medidas para minimizar riesgos. Con respecto a los incentivos, coincide con Chiarino en que los proyectos audiovisuales post-Covid 19 tendrán otros modelos de producción. “Es indudable que la pandemia ha generado incertidumbre en el mundo en general en cuanto a la globalización, y viajar se percibe ahora como una práctica de riesgo. Esto va a conducir, como ya se está percibiendo, a formas de rodar en estudio y con medios tecnológicos que puedan evitar desplazamientos a otras localizaciones. Por tanto, cualquier medida de promoción o iniciativa pública que haga más atractivo venir a rodar a nuestros países es muy necesaria, porque nos ayuda a inclinar la balanza a favor de que la gente venga a rodar en lugar de resolverlo por medios tecnológicos”, explica Ruben. 

La brasileña Sara Silveira, fundadora de Dezenove Som e Imagens, expresa que habrá que repensar los trabajos y que los productores se enfrentarán a un gran desafío debido a que es un sector en el que se trabaja principalmente en grupos. “En Brasil estamos viviendo grandes dificultades, no solo en lo relativo a la salud sino también a nivel político, y todavía estamos esperando la publicación de protocolos para nuestras acciones futuras” expresa Silvera, y agrega que al país, actualmente uno de los ejes principales del cine de la región, le costará reanudar su producción. 

Por último, la dominicana Desiree Reyes, productora de Panamericana de Producciones, resalta que el mercado audiovisual se perfila cada vez más grande y más abierto, y que las pantallas siguen multiplicándose y demandando mayor cantidad y variedad de contenido. “Precisamente ante estas nuevas oportunidades los incentivos fiscales pueden y deben jugar un rol importante no solo en la reactivación específica de la industria audiovisual sino (a través de esta) en la economía  de nuestros países. Recordemos que, además de todos los beneficios culturales y sociales, esta industria beneficia como ninguna otra a todas las demás industrias, empresas y profesiones, de las cuales se nutre y a las cuales proyecta. Por tanto, puede que ahora mismo sean estos incentivos una de las mejores inversiones que los estados pueden hacer para reactivar sus economías”, concluye Reyes.