Trece películas latinoamericanas buscan el Oscar, con Panamá compitiendo por primera vez

Concluido el periodo de postulación para optar al Oscar de Mejor Película en Lengua Extranjera de la 87° edición de los premios de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, trece países latinoamericanos han enviado su representante nacional; entre ellos, Panamá marca su debut con el documental “Invasión”.

Como se preveía, dada su buena acogida en Cannes y en todo lugar donde se ha presentado, “Relatos salvajes” de Damián Szifron es la carta fuerte de la Argentina. Comedia negra estructurada en seis historias individuales sobre una sociedad violenta y hastiada, se estrenará en Estados Unidos de la mano de Sony Pictures Classics, lo cual le asegura buena promoción para conquistar a los académicos. Esta producción de K&S Films y El Deseo ya superó los dos millones y medio de espectadores en su país y está en la cima del ranking desde hace más de un mes.

Bolivia presenta “Olvidados”, una producción de Flor de Loto que narra una historia relacionada con el Plan Cóndor. Dirigida por el mexicano Carlos Bolado, cuenta con un elenco internacional que incluye al mexicano Damián Alcázar, los argentinos Rafael Ferro y Ana Celentano, y la chilena Manuela Martelli, entre otros.

Brasil se decantó por el coming of age “Hoje eu quero voltar sozinho”, dirigido por Daniel Ribeiro y producido por Lacuna Filmes, que este año obtuvo el Teddy Award en la Berlinale. La historia sigue a un adolescente ciego que se enamora de un compañero de clase.

Por su parte, la candidata de Chile es “Matar a un hombre”, de Alejandro Fernández Almendras, la película nacional que mayor recorrido ha tenido en festivales internacionales en lo que va del año, logrando el premio de la Competencia Internacional de Sundance. Con producción de El remanso cine, trata sobre un hombre que comete un asesinato para proteger a su familia.

Colombia propone el drama “Mateo”, de María Gamboa, coproducción colombo-francesa de Día Fragma Fábrica de películas, Hangar Films y Ciné Sud Promotion. Inspirándose en hechos reales, sigue a un adolescente que encuentra en el arte una salida a un entorno nocivo. Se exhibió en diversos festivales como Miami, Cartagena y Panamá, teniendo como agente de ventas a Alpha Violet.

“Princesas rojas”, de Laura Astorga, ha sido postulada por Costa Rica. Hol y Asoc produce esta historia que habla sobre el contexto político y social de los años 80, a través de la mirada de una niña que debe emigrar a Costa Rica por la afiliación de sus padres al sandinismo.

“Silencio en la tierra de los sueños “, de Tito Molina, es la elegida de Ecuador. Se trata de un drama sobre la soledad, que sigue a una anciana viuda, cuya vida fluctúa entre lo real y lo onírico hasta su encuentro fortuito con un perro vagabundo. Es una coproducción entre la ecuatoriana La Facultad SA y la alemana Weydemann Bros.

La biopic “Cantinflas” es la opción de México. La superproducción de Kenio Films dirigida por Sebastián del Amo es un recorte en la vida del comediante mexicano, a partir del momento en que filma “La vuelta al mundo en 80 días”, que le valió el Globo de Oro al mejor actor. La película lleva dos semanas en el primer lugar, y se prevé que se ubique entre las mejores recaudaciones de la historia del cine mexicano.

Panamá es uno de los tres países que por primera vez envía una película al Oscar en este año, junto a Mauritania y Kosovo. Su representante es el documental “Invasión”, de Abner Benaim, que por medio de la memoria colectiva recuerda la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989. Coproducción panameño-argentina de Apertura Films y Ají Molido films.

Perú tiene como candidata a “El evangelio de la carne”, con dirección de Eduardo Mendoza y producción de La soga Producciones. Esta es la historia de tres hombres que entrecruzan sus vidas, en el mismo día que se da la final del campeonato de fútbol y la salida de El señor de los milagros. Ganadora del Premio del Público del Festival de Lima en 2013.

Una historia de amor ambientada en los barrios bajos de Santo Domingo, en el medio de una guerra de pandillas, es lo que narra “Cristo Rey”, película de Leticia Tonos que representa a República Dominicana. Como una suerte de “Romeo y Julieta” que indaga en la relación entre Haití y República Dominicana se describe a este film, con producción de Les Films de l’Astre.

“Mr. Kaplan”, de Álvaro Brechner, es la candidata de Uruguay. El segundo film del director de “Mal día para pescar” es una comedia agridulce sobre un veterano que, malhumorado por su vejez y ante el miedo al olvido, decide emprender un acto épico y quijotesco que dé sentido a su vida. El film es una producción de la española Baobab Films junto a las uruguayas Salado y Expresso Films, la alemana Razor Film Produktion y la televisión franco-alemana ZDF/ARTE vendida internacionalmente por Memento Films.

Venezuela ha seleccionado a la superproducción épica “Libertador”, de Alberto Arvelo, quien narra la vida y obra de Simón Bolívar, interpretado por el internacional Edgar Ramírez. La película es una producción entre la venezolana Producciones Insurgentes y la española San Mateo Films, contando con la colaboración de la estadounidense Silver Screen y la alemana WMG Films.