Estrenos brasileños: Una semana de adaptaciones en la cartelera

Estrenos - Brasil

La adaptación, en diferentes versiones, es la marca de los tres estrenos brasileños del viernes 21 de junio.

La comedia “Minha mãe é uma peça – O filme”, de André Pellenz, es la versión cinematográfica de la obra teatral homónima, escrita y protagonizada por Paulo Gustavo. Producido por Migdal y Globo Filmes con 5,5 millones de reales (aproximadamente 2,7 millones de dólares), el film es distribuido por las empresas Paris Filmes, de São Paulo, y las cariocas Downtown y Rio Filme, con exhibición en 404 salas del territorio nacional.

La directora y guionista Anna Muylaert (“Durval Discos”, “Proibido fumar”) vuelve a la pantalla grande con “Chamada a cobrar”, una adaptación del telefilm “Para aceitá-la, continue na linha”, que la misma cineasta produjo para TV Cultura en 2010.

Se trata de una producción de Gullane Entretenimento y África Filmes, desarrollada con apoyos de TV Cultura, Canal Brasil, ANCINE y los gobiernos de la ciudad y del estado de São Paulo. En la historia, una mujer de clase media paulista obedece las órdenes de un falso secuestrador de su hija.

Finalmente, “Na quadrada das águas perdidas”, de Wagner Miranda y Marcos Carvalho, es una adaptación de la canción del mismo nombre de Elomar Figueira Mello. La película, realizada con un presupuesto de 700.000 reales (cerca de 350.000 dólares), es un monólogo en el que un personaje del árido nordeste brasileño se divide entre las dificultades y la armonía del ambiente tan particular en el que vive.

Protagonizada por Matheus Nachtergaele, la producción es lanzada en São Paulo, Río de Janeiro y Brasilia, con distribución de Polifilmes. Previamente, fueron organizadas algunas exhibiciones especiales en la pequeña ciudad de Petrolina, ciudad donde se desarrolló el rodaje, con un público inesperado de 10 mil espectadores.

CM