Femcine 3 finaliza con el anuncio de sus premios y balance positivo

Festivales - Chile

El Festival Cine de Mujeres, Femcine, finalizó su tercera edición el domingo, tras cinco días de exhibiciones, debates y actividades especiales, que se propusieron difundir el cine femenino con una diversidad de propuestas accesibles para el público, estableciendo discusiones en torno a la mujer.

“Este es un festival enfocado en la audiencia, por lo que es esencial su participación en las exhibiciones y actividades”, explicó Antonella Estévez, directora de Femcine, detallando: “Fue muy emocionante ver la respuesta que se tuvo tanto en las sedes centrales, como en las de extensión a la propuesta programática que hicimos, que en más de un 80% eran películas nunca antes vistas en Chile y fuera del circuito comercial”.

El festival tuvo en esta edición una programación de largos y cortos y cuatro competencias oficiales, exclusivamente para cortometrajes iberoamericanos y de escuelas de cine chilenas, realizados por mujeres. La categoría Cortometraje Documental Iberoamericano tuvo como ganador a “Kwe’sx Thegnxisa: nuestra mirada”, de Mónica Mondragón (Colombia), recibiendo una mención “A través de sus ojos” de Sandra Ruesga (España), y Cortometraje Ficción Iberoamericano tuvo como vencedor a “Atocha 70”, de Irlanda Tambascio (España), con menciones para “Un ojo”, de Lorenza Manrique (México) y “Lo que haría”, de Natural Arpajou (Argentina).

Por su parte, Cortometraje Documental Nacional tuvo como vencedor a “Descansa Zulema”, de Tana Gilbert, destinándose una mención a “Soledad”, de Dianne Díaz y Mónica Fuschini; mientras que Cortometraje Ficción Nacional tuvo como ganador a “San Juan, la noche más larga”, de Claudia Huaiquimilla, y una mención del jurado (Premio Libélula de posproducción) para “No hay pan”, de Macarena Monrós.

Femcine es un certamen que se organiza de forma independiente, sin apoyos oficiales, que en este año asumió nuevos desafíos, apostando por dar un mayor espacio a las nuevas realizadoras -y realizadores-, creando las competencias exclusivas para escuelas de cine y organizando actividades de formación.

“Uno de nuestros objetivos es poder crear espacios para entregar herramientas a las y los jóvenes cineastas y este año la respuesta fue estupenda ante cada una de las actividades paralelas. Sentimos que pudimos aportar haciendo que gente muy experimentada y clave en el mundo audiovisual nacional e internacional, pudiera compartir sus conocimientos y mirada con estos futuros realizadores”, contó Estévez, quien también se mostró satisfecha con los resultados de los foros de temática lésbica “Ellas con ellas” y el de “Mujer y poder político”. “Creemos que como Festival podemos utilizar nuestra plataforma y el cine para instalar ciertos temas de los que poco se hablan”, sostuvo.

Con balance positivo, el certamen se plantea redoblar la apuesta para las próximas ediciones. “Siempre queremos que más personas puedan tener acceso a esta oferta de películas gratuitas. Ojala podamos contar con mayores apoyos para llegar a más audiencia y poder traer invitados internacionales que sean un aporte tanto a la programación como a las actividades de formación”, reveló Estévez, sintetizando: “Sentimos que crecimos este año, pero aún hay muchísimo por lograr”.

CGC