FICValdivia 2014: Mantener la apuesta buscando nuevas audiencias

Festivales - Chile

La exhibición de los cortometrajes “The Tony Longo Trilogy” del estadounidense Thom Andersen y “Tierra en Movimiento” de la chilena Tiziana Panizza, inauguró el 21º Festival Internacional de Cine de Valdivia (FICValdivia), edición con la cual debuta como director el delegado artístico del certamen, Raúl Camargo, quien se propone continuar una línea de trabajo que se ha consolidado desde 2007, buscando mantener la apuesta pero integrando nuevas audiencias.

“No hay ningún sello nuevo, sino una continuidad de labor”, afirma Camargo en conversación con LatAm cinema. El festival -previamente dirigido por Bruno Bettati- mantiene su perfil consagrado al cine de autor, pero incorporando nuevas secciones que permitan acercarse a la comunidad en pos de un objetivo claro: la formación de audiencias.

“El fortalecer un vínculo con la comunidad no significa dar películas de pantalla televisiva. Tiene que ver con buscar una forma de comunicación desde las películas clásicas, los grandes géneros, géneros clásicos pero también malditos”, detalla.

En este sentido, suma la sección Totalmente clásico para ser el
contrapunto de Totalmente salvaje, el apartado para las películas malditas, gore, de cine B. Totalmente clásico presenta películas de “géneros más institucionalizados: comedia, cine negro, bélico…de la época de oro del cine industrial”, que llevan la firma de Jerry Lewis, John Ford o Billy Wilder, y que incluso “muchas veces son asociadas al visionado televisivo, pero que son películas de alta calidad”. Completa este espacio que se podría definir de revisión, la flamante La lección de cine, reservada para grandes películas, en este caso “Tabu” de F.W. Murnau.

Si de formación de público se habla, el contenido infantil es clave para acercar a las generaciones más jóvenes al cine. FICVIN, el Festival Internacional de Cine de Valdivia Infantil, vuelve en su cuarta versión con su propia competencia de cortos hechos por niños y largometrajes que se alejan de las propuestas habituales que las pantallas comerciales ofrecen.

“La formación de audiencia aquí es básicamente realizada por
profesores de castellano o historia en los colegios, y llevan a los niños a ver las películas de sala comercial. Entonces no se incentiva ningún tipo de narrativa distinta, puesta en escena, ni construcción cinematográfica distinta”, explica.

Por ello, actualmente se trabaja en un proyecto de formación de audiencia que exceda a la celebración del festival, que se iniciaría en marzo del próximo año con talleres de apreciación para niños y jóvenes, clases gratis de historia del cine para toda la comunidad y exhibiciones.

“Nosotros apelamos a mostrar un cine distinto, que tiene otro tipo de acercamiento y desarrollo, que una vez que pueda ser apreciado también será demandado. Esa es la apuesta que esperamos concretar el próximo año”, concluye.

Desde Valdivia, por Cynthia García Calvo.