FICVIÑA comienza a recibir obras latinoamericanas para su edición 32

Convocatorias - Chile

El Festival Internacional de Cine de Viña del Mar, FICVIÑA, ha comenzado a recibir obras para su edición número 32 que se realizará del 2 al 6 de noviembre próximo en la ciudad chilena de Viña del Mar.

En el certamen podrán participar obras latinoamericanas en tres categorías (largometraje de ficción, largometraje documental y cortometraje) e internacionales (Competencia internacional de Escuelas de Cine y Audiovisual”) producidas durante los años 2019 y 2020. Además, el festival cuenta con una competencia de obras regionales exclusiva a la que podrán postularse largometrajes, mediometrajes y cortometrajes de ficción y documental producidas en regiones distintas a la Metropolitana en Chile, tal como se indican en la convocatoria del evento.

“FICVIÑA es un certamen tradicional de cine de Chile y Latinoamérica que nace precisamente con el afán de provocar el encuentro de cineastas latinoamericanos. En los últimos años se ha establecido como política explícita del festival defender y enriquecer la experiencia en sala, tanto en las acciones de formación de audiencias a lo largo del año, como en lograr el diálogo de nuestros(as) invitados e invitadas con el público. Lo presencial no es un formato, sino que es la esencia que hace que un festival sea lo que es”, explica a LatAm cinema sobre las características del festival su director artístico, Claudio Pereira Navarro.

A nivel de industria, FICVIÑA cuenta con dos actividades, Doculab Andino y el work in progress Viña construye, cuyas convocatorias serán abiertas en el correr de los próximos meses.

Respecto a los nuevos escenarios que se plantean como consecuencia de la crisis desatada Pereira Navarro agrega: “Sin duda que el contexto actual nos empuja a considerar alternativas para defender otro elemento fundamental de FICVIÑA que es la circulación de obras latinoamericanas con nuestro público. El festival está programado para comienzos de noviembre, pero así como todos los festivales y sector audiovisual de Latinoamérica se ha debido adecuar a diversas modalidades, lo que aún está en estudio. Con respecto a DocuLab y FICVIÑA Construye, que tienen modalidades y objetivos distintos al visionado colectivo en un festival, también se están barajando opciones”.

Creado en 1967 por la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar, Chile y coorganizado por la Universidad de Valparaíso, el festival destacar el cine de autor y convertirse “en una plataforma de discusión y debate de las temáticas del cine latinoamericano, contribuyendo a su promoción y desarrollo”.