“La pelea de mi vida”, drama deportivo en formato 3D

Estrenos - Argentina

Siguiendo los caprichos del mercado, luego de algunas producciones animadas se estrena la primera película argentina de acción real en 3D: “La pelea de mi vida”, un drama ambientado en el mundo del boxeo, que apuesta por sus populares figuras televisivas y su formato en tres dimensiones para ser un suceso de taquilla.

Alex (Mariano Martínez) es un boxeador que abandonó el país, su familia y novia tras perder una pelea. Cuando se entera que es padre de un niño de 8 años decide regresar, pero su hijo vive con un arrogante y millonario padrastro, el campeón del mundo Bruno Molina (Federico Amador). De este modo se verá inmerso en una doble pelea, y en el medio se enamorará de una joven niñera (Lali Esposito).

“La pelea de mi vida” es una producción de Argentina Sono Film, que cuenta con dirección del experimentado realizador de televisión Jorge Nisco –que en cine tiene como antecedentes “Comodines” y “High School Musical: El desafío”- y guión de un veterano de la pantalla chica nacional, Jorge Maestro. Distribuye Buena Vista International.

Otras tres novedades se lanzan en esta semana, propuestas de autor que llegan a las salas tras un buen recorrido por festivales internacionales.

Mejor película de la Competencia Nacional BAFICI 2012, “Papirosen” es un personalísimo documental de Gastón Solnicki que retrata la intimidad de su familia. Una producción de Filmy Wiktora, que se proyecta en el Malba y Sala Lugones de Ciudad de Buenos Aires.

También en el Malba se exhibe la opera prima de Laura Citarella, “Ostende”, un film denodadamente pequeño que explora el cotidiano de una mujer a lo largo de su breve estadía en una ciudad balnearia fuera de temporada. Una producción de Mariano Llinás que tiene detrás a El Pampero Cine y la Universidad del Cine.

En las salas Malba y Gaumont (Buenos Aires), El Cairo (Rosario) y Cineclub Municipal Hugo del Carril (Córdoba), tiene lugar el lanzamiento del documental “¡Vivan las antípodas!”, del ruso Victor Kossakovsky, producción de Ma.Ja.De, que tiene entre sus coproductores a la argentina Gema Films. Definida por el realizador como “un poema sobre un mundo multipolar”, la película explora la noción de las antípodas, visitando puntos opuestos del planeta, entre ellos, Argentina y Chile.

También llegan a la pantalla dos coproducciones con Chile, “Sal”, de Diego Rougier, y “El circuito de Román”, de Sebastián Brahm.