El “auge del documental latinoamericano” en la gira 2020 de Ambulante

Documental, Festivales - México

El 19 de marzo arranca la decimoquinta edición de Ambulante, la gira de documentales que lleva el cine de no ficción a diversos puntos de México, apuntando a la descentralización y democratización de las pantallas para el género. Hasta el 28 de mayo el festival visitará ocho estados.

En esta oportunidad las películas se programan en nueve secciones, de las cuales Intersecciones, Resistencias y Sonidero hay presencia del cine latinoamericano contemporáneo. “Si bien están presentes Argentina, Brasil y Chile, países fundamentales para entender el auge del documental latinoamericano, la clave está en los cruces que cada filme ofrece. Los dispositivos empleados cubren un amplio espectro: la intervención (Alberdi), el cine ensayo (Di Tella) y el documental contemplativo (Gomes)” explica uno de los programadores, Julián Etienne, en diálogo con LatAm cinema. Etienne hacía referencia así a “El agente topo” de Maite Alberdi (Chile, Estados Unidos, Alemania, Países Bajos, España), “Ficción privada” de Andrés Di Tella (Argentina), “Esperando el carnaval” de Marcelo Gomes (Brasil) y “Carne” de Camila Kater (Brasil, España).

Ambulante suele ser uno de los espacios más valorados por los documentalistas mexicanos al momento de exhibir sus obras. Entre las características que ellos destacan se encuentra la descentralización, algo que los números de taquilla respaldan: la sección con más asistentes en 2019 fue Coordenadas. Se trata de un espacio que se programa especialmente para cada estado y cuyas películas abordan problemáticas y manifestaciones culturales de la región.

El programador entrevistado destaca esta prioridad de Ambulante: “Aunque hay nodos de producción documental cada vez más sólidos, iniciativas de producción y exhibición comunitaria e independientes, fondos de estímulo estatales, y programas de formación comunitaria o regional, prevalece la centralización. Los criterios de valor con que se evalúan los proyectos y se programan documentales pasan por el centro y se soslayan los contextos locales de producción”. Por ello con Coordenadas quieren intervenir en esas dinámicas y las cifras “demuestran que hay públicos ávidos de un cine de proximidad, de relevancia y perspectiva local, y una comunidad fílmica con una voz propia en crecimiento”.

Las películas seleccionadas son “Vacíos” de Lluvia Anaïs y “Sanjuaneros” de Michael Amici y Daniel Kandell por Querétaro; “Tastuanes” de Abraham Escobedo Salas, “Más allá del set” de Alonzo Limones y “Empalme Purísima” de Omar Gamero por Durango; “Vaquero del mediodía” de Diego Osorno por Coahuila; “Dibujos contra las balas” de Alicia Calderón, “El gran salto” de Jorge Porras, “Están en algún sitio” de Pablo Tamez, “Nosotras” de Natalia Beristain y “Frontera sur” de Raúl Paz por Chihuahua; “Birth Wars” de Janet Jarman, “Persistencia” de Anne Huffschmid y Jan-Holger Hennies, “Santo remedio” de Osvaldo Contreras, “Sobre la hierba” de Paty Lucido Coba y “Circuito interior” de Pablo Romo por Veracruz; “La bruja de Texcoco” de Cecilia Villaverde y Alejandro Paredes, “Tuyuku (ahuehuete)” de Nicolás Rojas y “La utopía de la mariposa” de Miguel Crespo por Oaxaca; y “Coapan en espera” de Federico Cuatlacuatl, “VII Domitilas” de Diego Ruiz y “La rueda de piedra” de Juan Pablo García por Puebla.

Entre las novedades de este año, se encuentra la ruta de programación “Volcanes activos: miradas indígenas y afromexicanas” que con apoyo de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos busca impulsar películas realizadas por personas indígenas o afrodescendientes o que retraten estas comunidades. En esta misma línea, la sección integrada por cineastas indígenas o afrodescendientes o que retraten estas comunidades. En esta ruta de programación se exhibirá “El compromiso de las sombras” de Sandra López Barroso y exhibirá “El compromiso de las sombras” de Sandra López Barroso y “Negra” de Medhin Tewolde.

Otras películas nacionales que se programarán son “Yermo” de Everardo González, “Cosas que no hacemos” de Bruno Santamaría, “Retiro” de Daniela Alatorre, “Tote_Abuelo” de María Sojob, “Flores de la noche” de Eduardo Esquivel y Omar Robles, y las coproducciones “Chèche lavi: buscando una vida” de Sam Ellison (Estados Unidos, México, Haití), “La Mami” de Laura Herrero (México, España) y “Silencio radio” de Juliana Fanjul (Suiza, México).

Las actividades de la gira también incluyen encuentros con cineastas, mesas redondas y talleres, entre otras, algo que se reafirma en el tema que lleva por cartel Ambulante para 2020: “Tránsitos”. La elección responde a la necesidad de tener una mirada retrospectiva sobre los 15 años de Ambulante e invita “a voltear hacia el futuro, imaginando nuevas estrategias para la promoción del cine de no ficción como un vehículo para la transformación social”.

Para Etienne la noción de un futuro a la vuelta de la esquina se traduce en tres expresiones de Ambulante: que “trabajamos en favor de la descentralización y autogestión tanto en la producción como en la exhibición de documentales”, el impulso a la creación de circuitos escolares y la promoción de una experiencia cinematográfica que exceda la pantalla. “Me refiero a la proyección y visionado en comunidad; al cine en vivo y su cruce con otras disciplinas artísticas; a las narrativas transmedia; a la difusión de la cultura cinematográfica a través de bienes editoriales; y a las campañas de incidencia con que acompañamos a ciertos títulos. La historia y el fenómeno del cine documental no se limita a las películas” reafirma de cara a los 41 días de documental itinerante que se vienen en México.

Nota de redacción: el festival ha sido aplazado con fechas a determinar debido a la pandemia de Covid-19.