São Paulo mira hacia Latinoamérica y se promociona como un “oasis más allá de la política”

Film commissions - Brasil

Con el objetivo de promocionar la ciudad de São Paulo como destino de rodajes y a sus empresas como potenciales coproductores de proyectos audiovisuales, la comisión fílmica paulistana acaba de publicar la guía “Film in São Paulo”. Dirigida a profesionales del sector, la publicación destaca las fortalezas de la ciudad en materia audiovisual junto con información práctica para productores que estén considerando la posibilidad de rodar en São Paulo, incluyendo los protocolos en vigor como consecuencia de la pandemia del COVID-19. “Film in São Paulo” también incluye información detallada sobre el Programa de Atracción de Filmaciones y sus distintos módulos, desde mecanismos de cash rebate hasta premios.

El lanzamiento de la publicación coincidió con la conferencia “São Paulo: un oasis en la industria más allá de la política” en Ventana Sur. “El modelo de negocio de las producciones audiovisuales necesita coproducciones para unir fuerzas desde el punto de vista financiero, y también para su distribución, es decir, para el negocio en su conjunto. En este sentido, al poner en marcha un programa de atracción de películas, al abrirse a las producciones extranjeras, São Paulo está diciendo que quiere formar parte de ese juego, que está abierta a ello, que tiene estructura, talento, equipo técnico, estudios, equipo de postproducción y la capacidad de recibir grandes producciones”, explicó a LatAm cinema Laís Bodanzky, presidenta de Spcine, la agencia de cine y audiovisual de la ciudad.

Sobre el acercamiento entre la ciudad y el resto de Latinoamérica, Bodanzky comenta: “La asociación en América Latina para nosotros es muy importante debido a la empatía por el lenguaje, la distancia, las facilidades y la historia que ya tenemos. Somos países hermanos desde el punto de vista del desarrollo económico, de la historia, con sus colonizaciones, con sus opresiones y también con sus expresiones culturales. Tenemos una afinidad y curiosidad, incluso creo que Brasil, en América Latina, es el país que menos diálogo tiene con otros países. Así que el atractivo de filmar para la ciudad es una forma de decir que queremos, queremos, podemos, estamos abriendo las puertas para que vengan, para que coproduzcamos más”.