Mar del Plata inicia su nueva edición apostando por el riesgo y la perspectiva de género

Festivales - Argentina

La 33ª edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata comenzó el pasado sábado un nuevo camino bajo la dirección artística de Cecilia Barrionuevo, quien durante una década integró el equipo de programadores del certamen. Sin grandes cambios con respecto a la línea curatorial que se mantuvo en los últimos años, en sus primeros días ha destacado la realización del primer foro de cine y perspectiva de género, y la presencia del mítico actor francés Jean Pierre Léaud.

Dentro de la estructura de programación, la gran novedad es la categorización como competencia oficial de la sección Estados Alterados, un cambio que responde al interés del certamen por destacar al cine más arriesgado. Definiéndose como una edición más audaz, se ha buscado en líneas generales equilibrar la innovación técnica con la tradición cinematográfica.

La competencia de Estados Alterados cuenta con doce obras, tres de ellas latinoamericanas, las argentinas “La ciudad y los patos” de Flavia de la Fuente y “Un dios local” de Benjamín Naishtat, y la brasileña “Lembro mais dos corvos” de Gustavo Vinagre.

Otra innovación es la ampliación del Work in Progress, que pasó de ser exclusivamente argentino a ostentar perfil latinoamericano. La selección de esta competencia presenta “Como el cielo después de llover” de Mercedes Gaviria (Colombia); “Deja que las luces se alejen” de Javier Favot (Argentina); “Diario internacional. Parte I: Revoluciones tropicales” de Ivo Aichenbaum (Argentina); “El veterano” de Jerónimo Rodríguez (Chile); “Familia”, de Edgardo Castro (Argentina); “La botera” de Sabrina Blanco (Argentina); “La protagonista” de Clara Picasso (Argentina); “Las poetas” de Laura Citarella y Mercedes Halfon (Argentina); “Los conductos” de Camilo Restrepo (Francia/Colombia/Brasil); “Toda la luz que podemos ver” de Pablo Escoto (México); “Vida social” de Martín Shanly (Argentina) y “Westonia”, de Nadina Marquisio (Argentina).

De la Competencia Internacional de Largometrajes participan doce filmes, entre ellos cuatro latinoamericanos: los argentinos“¡Muere, Monstruo, Muere!” de Alejandro Fadel (coproducción con Francia y Chile) y“Vendrán lluvias suaves” de Iván Fund; el uruguayo “Belmonte” de Federico Veiroj (coproducción con México y España); y el brasileño “Chuva e cantoria na aldeia dos mortos” de João Salaviza y Renée Nader Messora (coproducción con Portugal).

Por su parte, la Competencia Latinoamericana de Largometraje cuenta con “Cómprame un revólver” de Julio Hernández Cordón (México); “Bixa Travesty” de Cláudia Priscilla y Kiko Goifman (Brasil); “Fausto” de Andrea Bussmann (México/Canadá); “Introduzione all’Oscuro” de Gastón Solnicki (Argentina/Austria); “La casa lobo” de Cristóbal León y Joaquín Cociña (Chile); “La migración” de Ezequiel Acuña (Perú/Argentina); “Las cruces” de Teresa Arredondo Lugon y Carlos Vásquez Méndez (Chile); “Para la guerra” de Francisco Marise (Argentina /España/Portugal /Panamá); “Rosita” de Verónica Chen (Argentina); y “Una vez la noche” de Antonia Rossi (Chile)

También una decena de películas integran la Competencia Argentina de Largometraje: “Julia y el zorro” de Inés María Barrionuevo, “Construcciones” de Fernando Martín Restelli, “El árbol negro” de Máximo Ciambella y Damián Coluccio, “El día que resistía” de Alessia Chiesa, “El hijo del cazador” de Germán Scelso y Federico Robles, “El llanto” de Hernán Fernández, “El lugar de la desaparición” de Martín Farina, “La cama” de Mónica Lairana, “La huella de Tara” de Georgina Barreiro y “Yo niña” de Natural Arpajou.

Cierran las categorías competitivas los cortometrajes, que han sido divididas en latinoamericana y argentina. De la primera participan seis obras y de la segunda un total de diez producciones.

Uno de los puntos sobresalientes de los primeros días del festival ha sido la clase magistral de Lucrecia Martel, quien también fue una de las oradoras del primer Foro de Cine y Perspectiva de Género, el cual reflexionó sobre las desigualdades de género en el mundo del cine.

Este año, Mar del Plata presenta un total de 277 producciones de 51 países en sus diferentes secciones. Con Francia como invitado de honor, se cuenta con figuras galas como el mencionado Léaud, Pierre Richard y Léos Carax. Siendo el único festival clase A de Latinoamérica, se ha apostado por la región con las películas de apertura y clausura, la argentina “Sueño Florianópolis” de Ana Katz y la mexicana “Roma” de Alfonso Cuarón, respectivamente. Al igual que en ediciones anteriores, se espera superar los 100 mil espectadores.