Andrés Castillo, director artístico del Festival de Cine de Miami

Responsable de la selección de películas y de la dirección artística del Festival Internacional de Cine de Miami (MIFF), Andrés Castillo tiene una importante misión: presentar el cine de autor hecho en Iberoamérica al público estadounidense así como ofrecer a los espectadores de Miami un retrato del buen cine comercial reciente de todo el mundo.

Castillo destaca los premios y aportes del MIFF destinados exclusivamente a realizadores iberoamericanos y, a pesar de los desafíos a la hora de programar lo mejor de la producción latinoamericana en Miami, se siente respaldado por la creciente calidad del cine de la región: “Estoy seguro de que el cine latinoamericano está conquistando poco a poco los corazones y mentes de los amantes del buen cine”.

LatAm cinema habló con él a menos de dos semanas de comenzar la 31 edición de este festival.

El MIFF suele dedicar un buen espacio al cine iberoamericano en su programación. ¿Cómo se refleja esto en la próxima edición del certamen?
La programación del 31º MIFF tiene una gran selección de películas iberoamericanas no sólo en competencia, sino también en las secciones paralelas. Creo que el festival logra presentarle al público de Miami una buena paleta de producciones de varios países iberoamericanos con temáticas que le interesan a nuestra audiencia. Este año dedicaremos un ‘Close-Up’ a México, en el que se incluirán películas que fueron exitosas en otros festivales internacionales como “Heli” o “La jaula de oro”. También proyectaremos la premiere mundial de “Asteroide”, dirigida por Marcelo Tobar.

¿Cuáles son las principales novedades de la programación de este año?
En primer lugar, destacaría la noche de apertura del festival que estará a cargo del remake del film argentina-española “Elsa & Fred” dirigido por Michael Radford, director conocido por su película “Il postino” y que visitó el festival en el 2008 junto a Demi Moore para presentar “Flawless”. Esa nueva producción está protagonizada por Shirley MacLaine y Christopher Plummer, quienes estarán en Miami junto al equipo del festival presentando la película. Como película de cierre, contamos con otra premiere mundial: “Rob the Mob”, de Raymond De Felitta y protagonizada por el actor cubano Andy Garcia. El festival le rinde un muy merecido homenaje a la carrera del gran actor, director, productor y escritor John Turturro y exhibirá su última película “Fading Gigolo”, que cuenta con la participación de Woody Allen, Sharon Stone, Sofía Vergara y del mismo Turturro en el reparto.

¿Enfrentas algún desafío o dificultad a la hora de programar cine latinoamericano en el festival?
Claro que sí. Son muchos las dificultades y los desafíos que hay que enfrentar todos los años al momento de programar las películas. Varios festivales en los Estados Unidos sólo aceptan películas si son premiere y a veces eso no nos permite poder contar con títulos que nos gustan mucho. También hay que recordar que si una película iberoamericana consigue la tan codiciada distribución en Norteamérica, hay que esperar que su estreno sea después de las fechas del festival y que nos vean a nosotros como una buena plataforma de promoción. Muchas veces los productores pueden tener cierta predilección o ambición de que sus películas tengan una preestrenore en algún otro festival de Estados Unidos.

¿Ves al MIFF como una puerta de entrada para el cine latinoamericano en los Estados Unidos?
El festival va afianzando poco a poco la ayuda con la que cuenta para poder entregársela al cine iberoamericano, como sucede en la competencia oficial Knight Competition y en el programa de postproducción Miami Encuentros. La competencia oficial ofrece un premio de 30 mil dólares, repartidos en partes iguales entra la película ganadora y un posible distribuidor de Estados Unidos. El año pasado, la ganadora fue la uruguaya “Tanta agua”, que consiguió distribución por parte de Film Movement gracias al gran incentivo del festival. Por otra parte, Miami Encuentros otorgó un premio de 10 mil dólares a la película ganadora, que fue “Por las plumas”, que fue adquirida por UDI. Después de Miami, la película tuvo su estreno mundial en el festival de Toronto. Este año, Moviecity entregará un premio de 35 mil dólares a la película ganadora, en un contrato de pre-venta para su exhibición en Latinoamérica por televisión. Contamos también con la participación del foro de coproducción ACE (ateliers du cinéma Europeen de Cinema Europée), que ayudará a varios proyectos latinoamericanos en etapa de guión a encontrar fondos y ayuda en Europa durante los días de industria del festival.

¿Qué opinas del panorama actual del cine hecho en Latinoamérica?
La creciente selección de películas de Latinoamérica en muchos festivales nos da a entender que hay una gran demanda por el cine hecho en esta región. Me parece que hay un gran público que siempre está esperando esas películas con enorme expectativa. Los directores latinoamericanos ganan premios en festivales como el de Cannes, como pasó Michael Rowe, Pablo Giorgelli, Carlos Reygadas y Amat Escalante. Estoy seguro de que el cine latinoamericano está conquistando poco a poco los corazones y mentes de los amantes del buen cine. Este, de hecho, ha sido uno de los objetivos que por muchos años ha tenido el festival de Miami: promover y resaltar lo mejor del cine latinoamericano contemporáneo.

¿Qué expectativas tienes en relación al festival este año?
En la edición anterior, tuvimos 70 mil espectadores. Espero que este año se sumen más personas a disfrutar de las películas. Además, el festival es una linda oportunidad para que la industria del cine latinoamericano y mundial se encuentre cara a cara con el público de Miami.

"“El cine latinoamericano está conquistando poco a poco los corazones y mentes de los amantes del buen cine”."