Berlinale 2015: el cine indígena latinoamericano, protagonista de NATIVe

“NATIVe- A Journey into Indigenous Cinema” es el nombre de la serie especial de la Berlinale que en su tercer cumpleaños propone una programación dedicada al cine indígena latinoamericano. Inaugurada en 2013 con una selección de cintas de Oceanía, Australia y Norteamérica, esta sección no competitiva hace foco cada dos años en una región. 2015 es el año dedicado a Latinoamérica, y serán dieciocho films latinos realizados entre 1986 y 2014 los que se exhibirán entre el 5 y el 15 de febrero en Berlín. Doce largos y seis cortos, documentales y ficciones, que acercan historias de comunidades Guaraníes, Huichilesavantes, Wichís, Kuikuros, Mapuches, Tsotsils, Quechuas, Aymaras, Hunikis y Waraos.

El documental mexicano “Eco de la montaña” de Nicolás Echevarría es el encargado de inaugurar la sección. México participa con dos documentales más: la reciente “Bankilal”, de María Dolores Arias Martínez, y “Silvestre Pantaleón”, de Roberto Olivares y Jonathan Amith. Desde Argentina llega el estreno mundial de la versión digital remasterizada de “Gerónima”, de Raúl Tosso; el documental “Sip´ohi- El lugar del Manduré” (2011) de Sebastián Lingiardi; y “Hamaca Paraguaya”, coproducción con Francia, Holanda, Paraguay y España dirigida por Ramón del Río y Georgina Genes. Brasil participa con dos documentales: “As hipermulheres (ItãoKuẽgü)” de Carlos Fausto, Leonardo Sette y Takumã Kuikuro; y “O mestre e o divino”, de Tiago Campos Tôrres.

Completan la selección de largometrajes la chilena “Las niñas Quispe”, de Sebastián Sepúlveda; la venezolana “Lo que lleva el río” de Mario Crespo; la boliviana coproducida con México y Noruega “Yvy Maraey”, de Juan Carlos Valdivia y la peruana-española “Madeinusa” de Claudia Llosa, quien a su vez forma parte del jurado internacional del Festival.

La programación de cortos está integrada por obras de México, Paraguay, Estados Unidos, Brasil y Ecuador. Además, NATIVe ofrecerá debates, foros, encuentros de storytelling y un stand en el European Film Market. Su curadora, Maryanne Redpath, responsable también de la Sección Generation, conversó con LatAm cinema sobre esta serie especial.

¿Cómo definirías la esencia y particularidades de NATIVe 2015?
NATIVe 2015 es el más destacado cine indígena de Sudámerica con una cuidadosa selección de 18 películas, cortos y largos, documentales y ficciones de la región. Una amplia variedad de eventos especiales tendrán lugar en el marco de la programación de cine, con el objetivo de continuar desarrollando y promocionando las industrias de cine indígena del mundo.

NATIVe recibe al cine indígena en el centro de la Berlinale y está entusiasmado por la posibilidad de descubrir y ayudar a desarrollar y mostrar nuevas formas de contar historias cinematográficas en este proceso, inclusivo y explorativo. Al mismo tiempo los cineastas indígenas tendrán la oportunidad de direccionar y continuar desarrollando y reapropiándose de sus propias imágenes.

Temas serios y globales como la integración de las religiones, los efectos del colonialismo, el acto de la creación o los derechos de la tierra y sus aspectos medioambientales relacionados están presentes en muchas de las películas del programa, que ha sido curado de forma colectiva con la ayuda de expertos y consultores indígenas.

Esta edición sitúa el cine indígena latinoamericano en el centro de la industria. ¿Cuál es el objetivo principal de la iniciativa y el balance de años anteriores?

De los dos años anteriores hemos aprendido la necesidad de llevar las cosas todavía más lejos, de continuar el proceso, de explorar formas de abrir todavía más el discurso y de seguir ayudando a cineastas indígenas de todo el mundo para que puedan participar en éste nuevo área de la Berlinale. También hemos aprendido que hay una necesidad real, no sólo de las comunidades de cineastas indígenas, de que este proceso continúe.

La evaluación real vendrá después, cuando esperamos ver más aceptación de los derechos de los artistas indígenas para adueñarse de su imagen y tener acceso a los materiales, equipos y know-how de los sistemas culturales y políticos dominantes todavía existentes a los que han estado sometidos durante muchísimo tiempo.

No siempre es tan fácil ver cine indígena, ¿Cómo de compleja fue la curaduría?

Este proceso fue más fácil con la ayuda de los consultores de NATIVe de varios países de la región, así como con la de los delegados designados por la Berlinale, quienes afortunadamente han compartido su enorme conocimiento de las complejidades históricasde sus respectivos países y del cine en sí mismo. La red NATIVe se está expandiendo y desarrollando rápido.

NATIVe también tendrá un stand en el European Film Market durante el Festival. ¿Cuáles son sus objetivos específicos en el mercado?
El stand en el EFM abre un espacio para que profesionales clave de la industria de cine indígena mundial se encuentren, y tengan la oportunidad no solo de hacer networking, sino también de continuar profesionalizándose en un contexto de mercado mundial.

"“NATIVe- A Journey into Indigenous Cinema” es el nombre de la serie especial de la Berlinale que en su tercer cumpleaños propone una programación dedicada al cine indígena latinoamericano."