Carlos Pulido, director de Mosaico Filmes

Con sede en Barcelona, la distribuidora Mosaico Filmes integra desde 2011 el ecosistema de promoción de cine independiente en España. En su catálogo, que cuenta con más de una treintena de títulos, el cine latinoamericano tiene reservado un lugar especial.  Bajo su órbita se han estrenado películas como “Ardor” de Pablo Fendrik, “Casa grande” de Fellipe Barbosa o la más reciente “Viaje” de Paz Fábrega. LatAm cinema conversa con su director, Carlos Pulido, sobre la línea editorial y las posibilidades del cine regional en el mercado español.

¿Qué tipo de películas latinoamericanas busca distribuir Mosaico Filmes?

Procuramos distribuir filmes y documentales con historias de cierto realismo y credibilidad, basadas en hechos reales o bien que podrían suceder. Creemos en las películas que reivindiquen temas sociales, antropológicos, políticos, de amor y respeto, humanamente interesantes, que estén bien interpretados, escritos y fotografiados que resalten los valores esenciales del buen cine de autor. Como es el caso de nuestro filme documental “Cinema Novo” que se llevó el Ojo de Oro al mejor film documental en Cannes este año; o “Viaje” que estrenamos el 26 de agosto.

En líneas generales, ¿qué demanda de cine latinoamericano hay entre exhibidores, plataformas y público?  

Más que una demanda, creo que hay una mejor receptividad entre los exhibidores independientes cuando les ofrecemos programar cine latinoamericano. A ser posible que haya tenido un cierto recorrido en festivales de cine, que avalen un poco el riesgo que conlleva programar películas latinoamericanas con un público potencial más reducido, pero fiel a las historias más detallistas y realistas que los espectadores demandan. El público llega a conectar con las historias honestas que emocionan por su sencillez, naturalidad e hiperrealidad.

¿Cuáles son las condiciones estándar de distribución de filmes latinoamericanos en la actualidad? ¿Se acostumbra a pagar mínimo garantizado?

Cada filme y negociación en la distribución de filmes latinoamericanos y españoles tienen sus particularidades propias; dependiendo de la productora, de su recorrido en festivales, y del potencial real de la historia y protagonistas a la hora de atraer a los exhibidores, al público y a la prensa especializada para que luego sea rentable. Un filme se ve valorizado e impulsado por los festivales y premios, y eso puede crear una “burbuja” en el precio y amortización real del filme. Yo aconsejo meditar bien el riesgo que conlleva pagar un mínimo garantizado elevado y no precipitarse, ya que después del furor inicial suele venir la dura realidad y competencia del sector, y de los otros estrenos que acaparan las salas. La tendencia que llevamos es de no pagar mínimo garantizado para no correr el riesgo de extinguirnos, pero sí garantizar los recursos humanos y necesarios para que tenga su recorrido en el circuito de exhibición y sus diversas plataformas

"En los cinco años que llevo distribuyendo filmes latinos, brasileños y españoles, hemos ido realizando un trabajo persistente en mostrar las cualidades de las historias que son más próximas a nuestra cultura e idioma que la de países anglosajones"

Los festivales y premios son buenos aliados para la promoción. ¿Qué otros elementos intervienen en el acercamiento de las películas latinoamericanas al público?

Sin duda los festivales y premios ayudan e impulsan a dar a conocer al público y la prensa especializada las películas seleccionadas, dándoles un valor añadido. Ahora bien, cuando preparamos un estreno, hay un trabajo intenso de generar opinión y mostrar las cualidades únicas y particulares de cada filme a la prensa especializada y al público objetivo que queremos llegar. La fecha de estreno es muy importante, así como hacer circular un buen tráiler, teaser, making off, poster original, buenas fotos, pases de prensa, hacer un preestreno, y generar opinión pública y atracción sobre el tema que trata el filme, para que cause el suficiente deseo para pagar por ir a verlo y disfrutarlo.

En los últimos años ha surgido un circuito de varias salas alternativas de exhibición. ¿Es ésta una oportunidad real para el cine latinoamericano independiente que no tiene pantallas en las salas comerciales?

Las salas alternativas de cine son fundamentales para descubrir el buen cine latinoamericano en nuestro país. Creo que no hay tanto prejuicio como había antes, porque el cine latinoamericano ha demostrado su solvencia en calidad y público en varios filmes estrenados en los últimos años, y esto ha animado y fortalecido la confianza de los exhibidores y el interés del público. En los cinco años que llevo distribuyendo filmes latinos, brasileños y españoles, hemos ido realizando un trabajo persistente en mostrar las cualidades de las historias que son más próximas a nuestra cultura e idioma que la de países anglosajones. Hemos crecido impuestos por un prototipo de cine, y ahora que ya somos maduros nos damos cuenta que hay mucha más vida fuera de Hollywood , en un tipo de cine más próximo y creativo a nuestro propio carácter y autenticidad de lo que somos y podemos llegar a ser. Creo que deberíamos estar más orgullosos y dar atención a nuestro cine y orígenes.

Mosaico también adquiere los derechos de distribución para las plataformas VOD y otros espacios de exhibición, como cineclubes. ¿Qué plazos se manejan entre las diferentes ventanas de explotación? ¿Trabajan con programas específicos para cineclubs, centros educativos, etc.?

Sí, la distribución en las plataformas VoD tienen un papel muy importante y relevante porque llegan a los hogares de cualquier pueblo o ciudad, a cualquier hora, a un precio muy asequible y con una calidad HD. Eso es fabuloso, tener el videoclub abierto en casa 24h. Solemos manejar entre cuatro a seis meses desde su estreno en salas hasta llegar a VoD. Tenemos una relación con cineclubs y filmotecas muy buena, y solemos pasar varios de nuestros filmes en ellas con cierta frecuencia dependiendo de sus necesidades y programación, sin tener desafortunadamente un programa regular específico con ellos, tal y como me preguntas. No obstante, hay que seguir trabajando para continuar presentando novedades interesantes para todos ellos.

En los últimos años han recibido el Premio de Distribución de Cinema do Brasil para el apoyo en la circulación de varios filmes. ¿Cómo evalúan este estímulo?

Este estímulo ha sido sinceramente muy importante para impulsar y promocionar varios filmes brasileños, muy interesantes en las salas de cine y plataformas de nuestro país. Además de una motivación propia a seguir trabajando por lo que creo, sin esta ayuda económica para el P&A seguramente no hubiera sido posible ni rentable poder llegar a los principales medios de comunicación y posicionar estos filmes premiados entre los tres mejores valorados por la crítica de los principales diarios, y estar al lado de Woody Allen o Spielberg, por citar unos ejemplos reales. Esta inversión que realiza Cinema do Brasil es muy inteligente, efectiva y rentable, ya que ese premio se multiplica por cien respecto al valor que alcanza al estar en más de cien medios de comunicación llegando a varios millones de impactos de audiencia ocupando un preciado espacio hablando del cine brasileño emergente. Creo que deberían inspirarse de esta iniciativa todos aquellos países e instituciones que deseen exportar más su cine y cultura a otros países, entre ellos el nuestro. Cuesta mucho dinero y esfuerzo realizar un filme o documental, y en la recta final de la distribución y exhibición muchos se olvidan que deberían siempre reservar al menos un 5 o 10% del presupuesto del film para su correcta distribución. Esto lo saben bien los que invierten cifras elevadas en dar a conocer y atraer al público a las salas y pantallas. Creo que para tener mejores posibilidades en el mercado, como hacen en Brasil y Francia, hay que apostar decididamente por las ayudas no retornables a los agentes de ventas y a los distribuidores, que son los que finalmente tenemos el relevo y la confianza de las productoras, para conseguir que sea un éxito en la feroz carrera del circuito de estrenos.