Estrella Araiza, directora de Industria y Mercado del Festival de Cine en Guadalajara

Estrella Araiza es desde hace tres ediciones la directora de Industria y Mercado del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), uno de los espacios de industria históricos para la vinculación, desarrollo y negociación del cine de la región. Desde el inicio de su gestión ha buscado modos de reinventarse dentro de un segmento que se ha potenciado en Latinoamérica en los últimos años, con la aparición de mercados como el Bogotá Audiovisual Market, RioMarket y especialmente Ventana Sur. Concluido el certamen tapatío, Araiza analiza el nuevo rumbo del espacio, que se ha mostrado dinámico, intenso y más integrado a la ciudad y su industria.

Este año el mercado ha dejado su clásico espacio en la Expo Guadalajara para viajar al corazón de la ciudad, al MUSA (Museo de las Artes). ¿Por qué se decidió ese cambio y cómo te parece que esta nueva sede modificó las actividades de industria?

Era necesario que nosotros como industria también trajéramos hacia la ciudad el espacio para hacerlo más accesible. Nunca se consideró que el principal usuario del FICG sea la gente de Guadalajara. La Expo no era un lugar de fácil acceso. Nos costó mucho trabajo, son muchas áreas nuevas, tuvimos que hacer un gran esfuerzo entre todos, pero yo siento que la gente quedó contenta y que cuando uno sale del MUSA a Guadalajara vive la ciudad. Una de las cosas que para mí son importantes es que para las personas que vienen sea una experiencia linda, que realmente puedan conocer aquello que hace a esta ciudad especial. Este es el año en que me siento más contenta y satisfecha con las cosas logradas.

Este fue tu tercer año como directora de Industria, ¿cuáles eran las ideas que buscaste desarrollar para renovar el mercado?

El primer año mi objetivo era traer a los compradores norteamericanos y latinoamericanos, sabiendo que los europeos estaban acudiendo a Ventana Sur. Entonces me enfoqué fuertemente en ello. Al siguiente, el foco fueron las nuevas plataformas de VoD, que siguieron dando frutos hasta este año. En esta edición me interesó enfocarme en la industria local, en acercarnos a las empresas locales que están consolidadas y ofreciendo servicios desde acá. Son empresas que pueden ejecutar los premios que entregamos y eso, creo, es el principio para tener una base más sólida de industria en Guadalajara. Lo que nosotros tenemos que hacer ahora es consolidar las partes que hagan falta, y en eso primero está lo local.

¿Han pensado en generar un espacio que sea solo para productores de Guadalajara o proyectos de Guadalajara?

Sí y no, porque hay una línea muy delgada. Podríamos poner cupos para proyectos de Guadalajara en el encuentro de coproducción, pero si no tienen el nivel adecuado van a desaprovechar la oportunidad que les ofrece el mercado. El año pasado hubo dos proyectos de Guadalajara en el encuentro de coproducción y este año hubo uno, pero porque tenían calidad y pasaron el filtro al igual que el resto de proyectos. Eso es algo que yo sí tenía muy claro. No quería bajar la calidad porque si aflojamos en ese sentido, no hubiéramos tenido los proyectos de tan buena calidad que tuvimos este año. Esta camada de proyectos estuvo muy bien y eso es porque nos enfocamos en que los seleccionadores fueran personas con otra visión del mercado. Los proyectos que ofreces van a depender de quienes los seleccionan. En Guadalajara Construye también el año pasado tuvimos una película y este año también. No es algo que nosotros hayamos hecho. Es algo que se ha dado y muestra que hay películas en Guadalajara que se están gestando, tanto proyectos como work in progress que tienen la calidad suficiente como para competir en los mercados internacionales.

"El tamaño del mercado de Guadalajara es adecuado para hacer conexiones que duren."

Hablaste de la selección de los proyectos, que buscaban gente que tuviera una visión diferente de industria. ¿En qué sentido?  ¿Qué buscan que tengan los proyectos?

Durante muchos años tuvimos los mismos seleccionadores que están en instituciones que son muy reconocidas. Pero ahora buscamos integrar a gente de industria. La perspectiva de las personas que están en una empresa es bien diferente porque están  en el mercado y buscan que las películas sean más atractivas, competitivas, porque entienden que se tienen que ver y se tienen que vender. Entonces la visión de estas personas que seleccionaron tanto películas como proyectos es la visión de personas que tiene que vender o que venden todo el tiempo. Y seleccionaron con ese ojo, por lo cual para las personas de la industria los proyectos fueron mucho más atractivos.

Este año también hubo una importante participación de programadores de festivales…

Sí, fue otro de los cambios importantes. Había por lo menos veinticinco festivales internacionales. Nosotros, de alguna manera, nunca habíamos cruzado la agenda entre los festivales internacionales y la industria. Logramos que todos los festivales internacionales fueran a Guadalajara Construye. Eso estuvo increíble porque todas las películas se fueron con invitaciones de algún festival. Y eso a nosotros nos pone contentos porque eso quiere decir que se garantiza la sobrevida de la película, que es lo más importante.

La parte de industria tiene muchísimas actividades. ¿Cómo determinan todo eso? ¿Existe algún hilo conductor?

Nosotros nos hemos querido alejar de una temática en particular porque eso es lo que hace Talents. Este año la temática de Talents era implosión – explosión. Implosión es el trabajo interno del artista y explosión es la salida al cine. Yo creo que nosotros nos definimos por programas y cada uno de los programas lleva su propia línea. Entonces, si nosotros tuviéramos que definir una temática que afectó a todos los programas este año sería: el regreso a la ciudad. ¿Cómo manejas desde industria el regreso a la ciudad? Traes empresas locales; haces actividades que tengan que ver con la industria local, como el encuentro de estudios de animación; traes productores que se interesen por proyectos que son locales, que sabes que ya han hecho coproducciones con personas locales.

¿Cómo te parece que el mercado de Guadalajara se ubica hoy dentro del panorama latinoamericano? ¿Cómo se particulariza?

Mucha gente me pregunta si competimos con otros mecados, especialmente con Ventana Sur. Yo creo que cada uno transcurre en diferentes etapas del calendario y se pueden generar otro tipo de negocios. Todas las personas que van a Berlín también van a Cannes, y eso es porque empiezas un negocio en uno y cierras un negocio en otro. Yo no creo que haya competencia, sino complementariedad. Particularmente, pienso que el tamaño del mercado de Guadalajara es adecuado para hacer conexiones que duren. Creo que se dan muchas oportunidades. En Guadalajara tenemos pequeños espacios para hacer networking, como el cóctel, la comida, la fiesta, etc., posibilitando que todos se conozcan. Y esas vinculaciones siempre han dado proyectos importantes y cosas interesantes.