Hugo Sigman, productor de “Relatos salvajes”

Aún antes de asegurase su lugar en la competencia oficial de Cannes, “Relatos salvajes” era señalada como la mayor producción argentina del año. La película marca el regreso al cine de Damián Szifrón, el director/autor que dejó su huella en la televisión argentina con “Los simuladores”, y que en la pantalla grande ganó elogios con la comedia policial “Tiempo de valientes” (2005). Con un elenco de figuras encabezado por Ricardo Darín, narra varias historias en una, relacionadas con un mundo en estado de ebullición. Esta superproducción tiene detrás a una de las productoras más importantes del país, Kramer & Sigman Films, compañía que tiene en su filmografía películas como “La historia oficial”, “De eso no se habla” o “Crónica de una fuga” (seleccionada en Cannes 2006), que se involucra activamente en todo el desarrollo de sus producciones. LatAm cinema entrevistó al productor Hugo Sigman, presidente de K&S Films.

¿Cómo llega Kramer& Sigman Films a involucrase con este proyecto?
Después de terminar “Tiempo de valientes” -la última película de Szifrón- firmamos con él un contrato por un nuevo guión. A lo largo de este período fuimos analizando distintas alternativas con Damián Szifrón; él es muy prolífico y juntos nos decantamos por este proyecto. Es nuestra política acompañar a algunos directores a lo largo de su carrera. Ya tenemos en firme un nuevo proyecto con Szifrón para el próximo año.

¿De qué trata “Relatos salvajes”?
Habla de la reacción contenida de las personas frente a ofensas, humillaciones, injusticias sociales o inmoralidades que -en un momento dado- se manifiestan en esas personas de un modo violento, y que en la película están contadas con humor y con una estética refinada. Es una pintura, una foto de algunos rasgos de la sociedad actual vista tanto en los aspectos individuales como colectivos y tiene el valor de ser una descripción bastante universal.

La película tiene una estructura episódica, con diversas historias y un elenco amplio. Desde el punto de vista de producción ¿qué tan complejo resultó esta apuesta?
Esta película cuando la ves no te parece episódica por la unidad temática que tiene y porque toda ella está escrita y dirigida por una misma persona: Damián Szifrón. Haber trabajado con Ricardo Darín, Oscar Martínez, Leonardo Sbaraglia, Erica Rivas, Rita Cortese y Darío Grandinetti ha sido un verdadero privilegio. De igual modo lo ha sido hacerlo con el llamado elenco secundario que en este caso se trata de artistas excepcionales. Yo siempre admiré las películas francesas, americanas o inglesas por el maravilloso elenco secundario. Con esta película saldé una asignatura pendiente.
La producción resultó compleja con un alto presupuesto y una ambición muy alta, y con muy diversas locaciones. En una proyección que hicimos para distribuidores, uno de los más grandes comentó: “Esta película no parece la habitual película española o argentina, desde el punto de vista de la producción”.

¿Cómo fue la dinámica de trabajo entre la productora y el director?
Kramer & Sigman Films es una productora que además de financiar los proyectos participa activamente en todo el proceso de la película. Para ello cuenta con un equipo muy cualificado, dirigido por Matías Mosteirin, que ayuda al director en tomas de decisiones, respetando siempre al artista. Para qué esto funcione armónicamente hace falta confianza y respeto entre el director y la productora, y es por ello que cuando encontramos puntos en común con algunos directores tratamos de acompañarlo en varias películas.

La película es una coproducción con la compañía de Pedro Almodóvar, El deseo. ¿De qué manera se concibió esta asociación?
Hace años que buscamos hacer algo junto con El Deseo. Pedro Almodóvar, su hermano Agustín y Esther García han seguido la trayectoria de Szifrón. Lo valoran mucho y cuando apareció el guión de “Relatos salvajes” encontramos el motivo para asociarnos. Para Kramer & Sigman Films trabajar con El Deseo, quien es socia del 40% de “Relatos salvajes”, fue una experiencia muy enriquecedora porque son muy sofisticados, colaborativos, tienen mucha experiencia y son muy respetuosos con el artista y su socio.

¿Cómo repercute la selección en Cannes al camino de la película?
Que “Relatos salvajes” sea una de las 18 películas elegidas para competencia entre 1.800 por un comité de Selección con la experiencia, el gusto y la sofisticación artística como lo es el de Cannes, es un aval artístico y comercial trascendente.

Antes de ser seleccionada en Cannes, la película ya era una de las producciones más esperadas del año. ¿De qué manera han planificado su salida comercial?
Desde Kramer & Sigman Films presentamos el guión y un plan de trabajo a Warner, quien decidió comprar los derechos para Latinoamérica antes de comenzar la filmación. Tenemos un vendedor internacional, Vicente Canales (Film Factory), que está muy entusiasmado con “Relatos salvajes” y ya ha concretado ventas para países importantes, que serán anunciados durante el Festival de Cannes.

¿Cómo definirías las películas de K&S Films?
Kramer & Sigman Films busca combinar contenido con refinamiento artístico y entretenimiento, y que además la película sea lo más masiva posible. La masividad ofrece más posibilidades de rentabilidad. Y permite que el mensaje del artista y la productora tengan la posibilidad de shockear, divertir y hacer reflexionar a un número importante de personas en el mundo.

"“K&S Films busca combinar contenido con refinamiento artístico y entretenimiento”."