• Jenny Raskin, directora ejecutiva de Impact Partners

Jenny Raskin, directora ejecutiva de Impact Partners

Creada por Brazilian ContentCinema do Brasil y Projeto ParadisoShow me the Fund busca conectar a los productores audiovisuales con fondos de financiación de todo el mundo. El proyecto parte de una investigación realizada en 2020 por LatAm cinema en la que se seleccionaron 50 oportunidades de financiación abiertas a productores de toda Latinoamérica. En 2021, la iniciativa se convirtió en una plataforma digital que apuesta por la democratización de la información para el desarrollo del audiovisual en Brasil y el resto de la región. Ese mismo año, lanzamos Focus on Funds con el objetivo de ahondar en la información ofrecida en Show me the Fund. Esta entrevista ha sido incluida en la revista digital Nº51 de LatAm cinema.

Impact Partners fue fundada en 2007 en Nueva York con el objetivo de financiar documentales independientes que resulten atractivos para el público, se comprometan con problemas sociales urgentes y hagan avanzar el cine. Cada año, esta organización apoya entre 10 y 15 proyectos a través de su Fondo General, para proyectos en fase de producción o postproducción, y su Fondo de Desarrollo.

Además de financiar proyectos de todo el mundo, Impact Partners se compromete a apoyar a la comunidad documental en general a través de su respaldo al Sundance Institute, Chicken & Egg Pictures, Good Pitch y DOC NYC. También colabora estrechamente con otros financiadores, productoras, festivales y distribuidores para promover la industria del documental independiente.

En 2015, tras detectar la falta de apoyos para los productores emergentes del sector, Impact Partners puso en marcha dos iniciativas: Emerging Documentary Producers Fellowship y Producers Salon.

Hablamos con Jenny Raskin, directora ejecutiva de Impact Partners.

¿Cómo y por qué nació Impact Partners, y cuáles han sido los cambios más significativos desde su creación?

Impact Partners se creó en 2007 ante la falta de fuentes de financiación en el ámbito de los documentales, al menos en Estados Unidos, y con la idea de reunir a un grupo de financiadores para invertir en documentales sobre temáticas sociales. Somos una organización con socios, es decir, los gastos generales los pagan los socios, y adoptamos un enfoque de doble rentabilidad. Por un lado, nos interesa que las películas que apoyamos tengan éxito, pero no sólo comercialmente, sino también que lleguen al público, tengan impacto, obtengan el reconocimiento de la crítica, ganen premios y ayuden a los cineastas a posicionarse lo mejor posible de cara a su siguiente trabajo. Invertimos en películas, no con el simple objetivo de obtener beneficios con cada inversión individual, sino con la esperanza de que, en el total de películas que apoyamos, se obtenga el beneficio necesario para que nuestros financiadores reinviertan ese dinero en el siguiente proyecto que les presentemos. Este enfoque nos ha ayudado a capear los muchos altibajos del mercado documental en los últimos 15 años, en los que, por cierto, hemos crecido mucho: de los tres socios que teníamos al principio, ahora llegamos a un tope de 45. Siempre hemos intentado ser ágiles y ajustar nuestras estrategias a las necesidades de los cineastas y del sector, y nuestra misión sigue siendo la misma: proporcionar fondos para que los cineastas tengan libertad creativa, editorial y periodística para contar sus historias, y ayudar a que esas historias salgan al mundo.

La organización financia documentales potentes sobre cuestiones sociales actuales, ¿están interesados en algún tema en particular?

Al ser un consorcio de socios/financiadores, podemos invertir en películas sobre una amplia gama de temas. Principalmente, esperamos que la historia tenga algunos elementos universales que la hagan relevante más allá de su localidad específica.

"Nos interesa que las películas que apoyamos tengan éxito, pero no sólo comercialmente, sino también que lleguen al público, tengan impacto, obtengan el reconocimiento de la crítica y ayuden a los cineastas a posicionarse de cara a su siguiente trabajo"

¿Cuál es su relación con América Latina? 

Aunque la mayoría de los proyectos que filma Impact Partners son de Estados Unidos, también financiamos proyectos internacionales y nuestra convocatoria está abierta a largometrajes documentales sobre cuestiones sociales de cualquier región del mundo, incluida América Latina.

Impact Partners ofrece dos fondos, ¿qué características tienen?

Financiamos dos tipos de proyectos, dependiendo de la fase en que se encuentren: en desarrollo o en producción/postproducción. Ambos fondos están abiertos a proyectos latinoamericanos. El objetivo del fondo de desarrollo es que las películas superen la fase inicial. Buscamos proyectos que cuenten con un director que tenga una visión clara, que haya hecho una investigación exhaustiva, que haya avanzado en algunos aspectos de la producción, como temas de reparto, y que incluso pueda haber rodado algo. En esta fase, la financiación (por lo general, entre 35-100 mil dólares) es clave para dar el siguiente paso e impulsar el proyecto de forma significativa.

En cuanto a la etapa de producción/postproducción, aportamos una mayor financiación con la idea de impulsar la película hasta la línea de meta. Consideramos películas en diferentes fases de postproducción, lo importante es que tengan una clara visión creativa. Además, pedimos que nos entreguen un tratamiento o propuesta por escrito, enlaces a material visual y un presupuesto/plan financiero.

¿Cómo es el proceso de selección? ¿Qué consejo le daría a un cineasta que quiera presentarse a los fondos?

El proceso de selección lo realiza nuestro equipo de desarrollo, basándose en una serie de factores. Por lo general, tenemos en cuenta tres aspectos sobre el documental: ¿resultará convincente para el público e impulsará el género? ¿aborda un problema social con cierto interés universal? y, en tercer lugar, ¿nos parece posible invertir de manera responsable una cantidad que haga avanzar el proyecto de forma significativa?

En nuestro sitio web explicamos todo lo que debe incluirse en la carta de presentación, pero además de eso, les sugiero a los interesados que, en lugar de extenderse en el tema social explorado, aprovechen el espacio extra para explicar su visión de la película y qué tiene ésta  de única o especial. Al recibir unas mil propuestas por año, vemos muchos proyectos sobre temas similares. Queremos saber por qué es una película a la que debemos prestar atención.

¿Cómo se decide la cantidad que se entregan a cada proyecto? 

Es una decisión caso a caso porque intervienen muchos factores, incluyendo si el proyecto tiene asegurada otra financiación, el presupuesto, la inversión confirmada (y, por lo tanto, el riesgo que estamos asumiendo de recuperar nuestra inversión), el valor comercial de la película en el mercado de documentales, y el interés que prevemos pueda tener, ya sea por el tema o el enfoque, entre nuestro grupo de inversores, entre otros.