Perú – Pierre Emile Vandoorne, director de Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios del Perú (DAFO) 

A nivel de reglamentación, ¿están desarrollando alguna medida para proteger el cine nacional en los circuitos de exhibición comercial?

Desde 2019 el Ministerio de Cultura otorga estímulos directos a la distribución de largometrajes en salas de exhibición comercial y/o alternativa. Este año, se permiten también los estrenos digitales, dada la coyuntura de la emergencia sanitaria. 

La nueva ley de cine (el decreto de urgencia 022-2019) establece condiciones especiales a nivel de contratos para la exhibición de películas nacionales, para brindar predictibilidad a su estreno, programación y continuidad en salas.

 ¿Están desarrollando algún programa para revertir la situación y generar más espacios de conexión entre público y cine nacional?​

En el marco de la situación de emergencia, se aprobó un presupuesto excepcional para adquirir películas y otros contenidos audiovisuales nacionales para diversas ventanas, las cuales incluyen la televisión pública, Retina Latina y otros medios.

Asimismo, desde 2018 contamos con estímulos para la gestión de salas de exhibición alternativa, los cuales se suman a los estímulos para proyectos de gestión cultural para el cine y el audiovisual, a través de los cuales se apoya a los festivales y acciones de formación de públicos.

Sobre el espacio digital ¿Han implementado o están desarrollando la implementación de alguna medida de protección y/o fomento del cine nacional?

El DU 022-2019 establece que se considera actividad en territorio nacional la difusión de obras audiovisuales cuyo consumo final se realiza en el Perú y eso abre la posibilidad a regulación adicional.

Por otro lado, se está incorporando cada vez más el entorno digital para los estímulos destinados a la circulación de contenidos nacionales.

Finalmente, Perú es parte de los países que administran Retina Latina y apuesta por el fortalecimiento de dicha plataforma.

¿Hay datos oficiales sobre la participación de las mujeres en los puestos de dirección/creación de filmografía y audiovisual nacional?

La data (no oficial aún) preliminar que hemos levantado, solo hablando de las postulaciones 2020 a fondos de producción son las siguientes: el 24% de directoras postulantes son mujeres (frente al 76% de hombres); el 25% autoras de guiones o tratamientos (75% hombres); el 49% productoras (51% hombres); 21% compositoras (79% compositores) y el 34% creadoras del concepto artístico (por el 76% de hombres).  

 

 

 ¿Alguna medida implementada o prevista para reducir la brecha de género?

Se procura la paridad entre hombres y mujeres en la composición de jurados y comités de los proyectos desde hace dos años, y ese criterio se ha incorporado en la nueva normativa aprobada este año. Asimismo, se ha incorporado a los criterios de evaluación la valoración positiva de la conformación de equipos creativos, técnicos y artísticos realizados con criterios de paridad de género. Finalmente, hemos iniciado el diseño de acciones y medidas para contribuir a generar entornos seguros y libres de acoso y discriminación, que se verán materializados a futuro.

¿Hay registro de producciones en lenguas originarias en el territorio?

Desde 2016 hemos otorgado apoyos a 36 producciones habladas total o parcialmente en lenguas indígenas, tanto largometrajes como cortometrajes, tanto de ficción como de documental.

¿Han implementado o están por implementar medidas para el fomento y promoción del cine en lenguas originarias? 

Contamos con líneas específicas para producción de ficción en lenguas indígenas. Pero muchos proyectos en dichas lenguas acceden a ayudas no específicas. También hemos incorporado en la normativa nueva del audiovisual, el reconocimiento del cine indígena y cine en lengua indígena y la valoración positiva de los proyectos que promuevan la representación y auto-representación de dichas comunidades y culturas.

¿Qué medidas se están implementando para paliar los efectos de la pandemia de covid-19 en producción y exhibición de cine?

En un primer momento fue importar asegurar la continuidad del sistema de financiamiento público a la actividad cinematográfica y audiovisual, y adaptar el sistema de otorgamiento a la situación de emergencia: por ejemplo, facilitando los estrenos y la distribución digital y permitiendo que los estímulos se otorguen para dicha forma de distribución, o apoyando la participación virtual en festivales, mercados y otros eventos internacionales. 

Se aprobó por decreto una asignación de recursos extraordinarios para reactivar las industrias culturales y artes, que también beneficia a los proyectos cinematográficos. Este apoyo puede ser solicitado por personas, organizaciones o colectivos para asegurar los costos de sostenimiento de actividades de espacios, organizaciones o trabajadores, o adaptar proyectos productivos, creativos, festivales, entre otros.

Entrevista recibida por correo electrónico el 24 de septiembre del 2020