Balance 2016: Jorge Sánchez, Director del Instituto Mexicano de Cinematografía

Hay varios datos positivos que debemos destacar de 2016. Sin duda, la creación de la Secretaría de Cultura, a la que está adscrito el Imcine, le da a la actividad cultural un lugar de primer nivel dentro de las políticas públicas en el país.

Este año lo estaremos cerrando con una producción de alrededor de 160 películas, con lo que se superará una vez más el récord histórico; hay que recordar que el año pasado se produjeron 140, la cifra más alta desde 1958. De acuerdo con datos de la UNESCO, México se mantendrá entre los veinte países con mayor producción de películas en el mundo y dentro de los tres primeros en Latinoamérica.

Por otro lado, podemos afirmar que la exhibición de cine nacional en salas del país va muy bien. Hasta noviembre, tenemos contabilizados 28 millones de asistentes —proyectamos cerrar en 29 millones— a producciones mexicanas, con cerca de 85 películas estrenadas. El 70% de esta asistencia es para películas de comedia. Así, 2016 será el segundo año con más alta asistencia a cine nacional en las últimas tres décadas, sólo por debajo de 2013, cuando se llegó a 30.1, millones. Cabe señalar que a diferencia de ese año, cuando dos películas por sí solas sumaron 22 millones, en 2016 tenemos ya 11 películas que superan los 700 mil asistentes.

Si bien estos números muestran un panorama alentador, una de nuestras principales actividades institucionales en estos años ha sido generar condiciones favorables para que toda la diversidad del cine mexicano encuentre a su público.

La estrategia digital del Imcine a través del uso de las plataformas digitales presenta avances importantes. En 2016, Pantalla Digital Cinema México ha operado en 11 entidades de la República Mexicana, con 300 puntos de recepción en bibliotecas públicas, casas de cultura y comedores comunitarios. Al finalizar el año se habrán tenido más de 350 mil asistentes a estas proyecciones. Al tercer trimestre de 2016, la plataforma Filminlatino lleva registradas 167.000 visionados y cuenta con unos 40.000 usuarios. Este año agregará más de 250 nuevos títulos a su catálogo, entre largos y cortometrajes; 52% de ellos internacionales y 48% mexicanos. En 2016, Pantalla CACI continúa ofreciendo sus servicios de proyecciones programadas y realizadas por Cinema México, en 20 instituciones educativas, culturales y formativas de nivel superior. La alianza que tenemos también con Retina Latina permite tener más posibilidades de acceso del cine mexicano para la región. Todo esto refleja la importancia de que las plataformas digitales públicas coexistan con las que ofrecen otro tipo de contenidos y en las que el cine mexicano e iberoamericano tiene muy baja presencia. Consideramos que posicionar las plataformas digitales de participación pública permite llenar un gran vacío en la oferta de contenidos VoD para los ciudadanos.

Otro aspecto a resaltar es que las realizaciones mexicanas han tenido una participación constante y destacada en los principales festivales de cine durante el año. Hasta noviembre tenemos registradas 310 participaciones en eventos como festivales, muestras y mercados en 71 países. Con esta presencia se han obtenido 70 premios internacionales. Destaca el León de Plata a Mejor Director para Amat Escalante por “La región salvaje”, en el Festival de Venecia. Estamos convencidos que la presencia de productores, agentes de ventas y creadores mexicanos en el mundo ha fortalecido la imagen del cine nacional en los aspectos industriales, comerciales y culturales.

"El reto es ofrecer un mayor acceso que impacte a más sectores de la población. Por ello continuaremos con los programas establecidos hasta ahora como la Semana de Cine Mexicano en tu Ciudad, Pantalla Digital Cinema México y el apoyo a exhibidores independientes."

Pasando a los desafíos que enfrentamos para el año que está por comenzar, el alto nivel de producción de películas mexicanas nos obliga a generar escenarios favorables para su distribución. En ese sentido, encontramos que en general hay dos tipos de películas nacionales: películas con vocación popular dirigidas a un público amplio y una gran diversidad de películas que buscan abrirse canales para llegar a mayores sectores de la población. Cada uno requiere de estrategias diferentes; por ejemplo, para el segundo tipo, los esquemas de bajo costo y las plataformas digitales son medios idóneos para su estreno. Como mencioné, en el Imcine hemos implementado estrategias para el acceso en varias ventanas de exhibición. Las plataformas digitales, la televisión pública y los circuitos alternativos son espacios que están siendo fortalecidos para la proyección de cine nacional. El reto es ofrecer un mayor acceso que impacte a más sectores de la población. Por ello continuaremos con los programas establecidos hasta ahora como la Semana de Cine Mexicano en tu Ciudad, Pantalla Digital Cinema México y el apoyo a exhibidores independientes.    

Posicionar las plataformas digitales públicas es un reto que hemos empezado y que tenemos que fortalecer. La tarea no es fácil frente a un mercado muy competitivo y con cada vez más agentes. En este complejo escenario es que operan las iniciativas de participación pública como Filminlatino, Pantalla Digital Cinema México, Pantalla CACI y Retina Latina. Creemos que estamos trabajando para que cada una encuentre su lugar y que diversifique la oferta de las plataformas existentes.

Por otra parte, la participación del cine mexicano en el orden global es también una tarea que tenemos que atender a través de alianzas estratégicas con instancias internacionales, tanto públicas como privadas. Desde luego que ya estamos trabajando en ello. Un claro ejemplo es que México será el primer “País en Foco” en el European Film Market del próximo Festival de Berlín, todo esto en el marco del año dual Alemania-México 2016-2017.

Nos interesa especialmente generar alianzas con países de la región. En este sentido, México llevará a cabo el Estímulo Gabriel García Márquez para la creación cinematográfica en México y Centroamérica apoyando la producción de 24 documentales sobre equidad racial, participación comunitaria y contenidos infantiles.

Esperamos un año complicado en materia económica por los escenarios nacionales e internacionales que atravesamos, pero estamos seguros que podremos alcanzar los resultados esperados para desarrollar nuestro cine, que es una de las expresiones artísticas y culturales de mayor tradición y arraigo en nuestro país.