• Bretaña, Valle de Loira y Nueva Aquitania: tres regiones francesas con estímulos para el cine latinoamericano

    “La roya” de Juan Sebastián Mesa.

  • Bretaña, Valle de Loira y Nueva Aquitania: tres regiones francesas con estímulos para el cine latinoamericano

    “Chandasma” de David Restrepo.

  • Bretaña, Valle de Loira y Nueva Aquitania: tres regiones francesas con estímulos para el cine latinoamericano

    “Akelarre” de Pablo Agüero.

  • Bretaña, Valle de Loira y Nueva Aquitania: tres regiones francesas con estímulos para el cine latinoamericano

    Rodaje de “Akelarre” en Bretaña (Foto: Tita B Production).

Bretaña, Valle de Loira y Nueva Aquitania: tres regiones francesas con estímulos para el cine latinoamericano

Francia es un país que no escatima recursos en fomentar el cine, de ahí que disponga de varios fondos para ese fin, tanto a nivel estatal como regional. Bretaña, Valle de Loira y Nueva Aquitania son tres de las regiones francesas que cuentan con herramientas de cooperación internacional para el fomento de proyectos y talento de otros territorios, incluyendo América Latina. 

El martes 30 de marzo, el festival Cinélatino organizó una charla virtual con representantes de estos territorios destinada a visibilizar las posibilidades existentes para el cine latinoamericano. LatAm cinema, patrocinador del encuentro junto a Show Me the Fund, conversó con las autoridades referentes con el objetivo de profundizar en estas iniciativas: Anne-Cécile Rolland, encargada de largometrajes de ficción y del desarrollo estratégico en el plan nacional e internacional para la región de Bretaña; Pierre Dallois, responsable del polo Creación – Ciclic de la región Centro- Valle del Loira; y Noémie Benayoun, responsable de creación y de iniciativas internacionales de ALCA (Agencia cultural de la region Nueva Aquitania, por su sigla en francés).

Localizada al noroeste del país y casi totalmente rodeada de mar, Bretaña es una península de territorio verde y azul poblada por una sociedad con fuerte identidad y arraigo a la tierra. Bretagne Cinema es la entidad que aglutina el fondo de fomento y la film comission, y desde allí se han apoyado algunas películas latinoamericanas con socios bretones, como “Akelarre”, del director argentino Pablo Agüero (Sorgin Films AIE, España/ Tita Productions, La Fidéle, Francia/ Campo Cine, Argentina) o los filmes en desarrollo “El día de mi bestia” de Camila Beltrán (Bells Medios, Colombia/ Film Grand Huit, Francia) y “El camino de Juan” de Carlos Armella (B Positivo Producciones, México/ Tita B, Francia). 

Con dos convocatorias anuales, el fondo internacional de codesarrollo es uno de los estímulos a los que es posible aplicar. Implica una coproducción mayoritaria o minoritaria (al menos un 10%) entre una empresa bretona y, al menos, una extranjera, para el desarrollo de un largometraje de ficción o animación, o de serie. El estímulo otorga hasta un máximo de 40 mil euros a ser desembolsados en Bretaña. “El cielo es el límite: nunca restringimos el territorio en uno u otro continente, tampoco si es ficción o animación”, detalla a LatAm cinema Anne-Cécile Rolland

Pero no es el único estímulo: “Siguiendo los mismos criterios que el fondo de co-desarrollo, nuestros fondos de producción son accesibles para proyectos latinoamericanos, siempre y cuando haya una productora bretona implicada como productora ejecutiva”, agrega Rolland. En esta categoría son dos las convocatorias posibles: Cine independiente, para largometrajes con producción mayoritaria bretona y un apoyo máximo de 200 mil euros; y Creación de estructuras, para largos o series en coproducción mayoritaria o minoritaria que cuenten con el 50% del presupuesto, con un aporte máximo de 300 mil euros. En ambos casos, el 160% de los costes elegibles deben ser gastados en la región francesa.  

Unos cuantos kilómetros al este, llegamos a la Región Centro-Valle del Loira, un territorio mayoritariamente rural, con larga tradición agrícola y vinícola. En Château-Renault se localiza la agencia regional para el fomento del cine, el libro y la cultura digital, Ciclic Centre – Val de Loire. Con un fondo de 2,5 millones de euros para el fomento audiovisual, la institución se sostiene en dos pilares: apoyar la creación audiovisual en toda su diversidad e impulsar el desarrollo de la industria regional. “El desarrollo internacional es uno de los elementos clave para la estructuración financiera y la sustentabilidad de nuestra industria regional. De ahí que nuestra política pública esté decididamente abierta al mercado internacional y se desarrolle en plena complementariedad con otros sistemas de financiación, ya sean franceses (como el CNC – Centre national du cinéma et de l’image animée) o de otros países”, explica  Pierre Dallois, responsable del polo creación de la agencia. Algunos de los trabajos latinoamericanos apoyados por Ciclic son “Sem Seu Sangue” de Alice Furtado (Estudio Giz, Brasil/ Ikki Films, Francia/ Baldr Film, Holanda); o los filmes de animación “Chandasma” de David Restrepo (Timbo Estudio, Colombia/ Ikki Films, Francia); y “Coda” de Juan Pablo Zaramella (JPZ, Argentina/ Zumbástico, Chile).

"El cielo es el límite: nunca restringimos el territorio en uno u otro continente, tampoco si es ficción o animación."

No es casualidad que varios de los filmes apoyados sean de animación: 20 años atrás, Ciclic Centre – Val de Loire creó una residencia para películas animadas, Ciclic Animation. Localizada en el municipio de Vendôme, ofrece apoyo financiero y un entorno ideal para el desarrollo de proyectos. Entre sus líneas de apoyo destaca el fondo de hasta 50 mil euros para la producción de cortometrajes de animación realizados en cualquier técnica, exceptuando el 3D, al cual es posible postular directamente siempre y cuando se cuente con un coproductor francés involucrado en el proyecto. El programa también cuenta con una línea de apoyo para el desarrollo de largometrajes y series de animación. En este caso la selección de proyectos se realiza a través de presentaciones en eventos internacionales, entre los que destacan Annecy MIFA Pitches o Cartoon Movie. 

En la residencia de Ciclic Animation se ha desarrollado “El tigre sin rayas” del mexicano Robin Morales y el colombiano Carlos Gómez Salamanca trabaja en “Yugo”en este momento . Otros dos proyectos argentinos que realizarán su residencia en Ciclic son “El After del mundo” de Florencia González (Autor de Minuit), seleccionado en MIFA Annecy; y “Steps to Fly” de Nicolás Conte y Rosario Carlino, seleccionado a través de Shortway, concurso que el festival francés coordina junto al mexicano Pixelatl. A su vez, Ciclic Animation selecciona proyectos de largo y serie de animación en diferentes etapas en los eventos mencionados para brindar apoyo, con aportes máximos de 25 mil euros. 

En Ciclic también hay espacio para la imagen real a través de dos vías de fomento específicas, que también son compatibles con la residencia. Por un lado, la línea de producción, con un incentivo máximo de 40 mil euros por proyecto para largometrajes realizados en coproducción con alguna empresa de la región. Pueden postular filmes de ficción, documental o animación dirigidos por personas de cualquier nacionalidad y no hay obligaciones en los gastos en territorio. Por otro, la línea para el fomento de la escritura de primeras y segundas películas, que tiene las mismas condiciones y requisitos, aunque se divide en dos etapas (escritura y desarrollo). “Con este apoyo no sólo tenemos la posibilidad de apoyar financieramente una coproducción internacional, sino también de convertirnos en un verdadero socio, siguiendo los procesos de creación y producción del proyecto”, expresa Dallois. 

Al suroeste del Valle del Loira, y bordeada por el Océano Atlántico, la región de Nueva Aquitania da la bienvenida cada septiembre al cine del continente en el Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz. El certamen se asocia desde hace tres años a la agencia del libro y del cine de la región, ALCA, para proponer una residencia de escritura en La Prévôté (Burdeos) a un o una directora latinoamericana cuya película se presente en alguna de las competencias. La residencia se desarrolla durante tres semanas e incluye alojamiento, traslados, una beca de 1.500 euros y apoyo artístico personalizado para su próximo largometraje, ya sea documental, ficción o animación. El argentino Santiago Loza y el chileno Niles Atallah fueron los directores seleccionados en las dos primeras ediciones. Precisamente, una de las principales políticas implementadas desde esta agencia del gobierno regional de Nueva Aquitania es el apoyo a las residencias, llegando hoy en día a funcionar una veintena para la creación de cine y/o literatura en todo su territorio. 

Con un presupuesto anual de 7 millones de euros para el fomento del audiovisual, ALCA también gestiona fondos para la escritura, el desarrollo y la producción de largometrajes, cortos y animación y ficción televisiva. Las coproducciones internacionales pueden aplicar a cualquiera de los fondos siempre que cuenten con una productora local que tenga al menos un 10% de participación. Según datos suministrados por Noémie Benayoun, en torno a una veintena de compañías regionales trabajan en esquemas de coproducción internacional. 

Algunas películas latinoamericanas que han recibido apoyo de la región son “La roya”, el nuevo filme del colombiano Juan Sebastián Mesa (Monociclo Cine, Colombia/ Dublin Films, Francia); “Livramento”, ópera prima de Lillah Halla (Arissas Multimedis, Brasil/ Cimarrón, Uruguay/ In-Vivo Films, Francia); “Muere, monstruo muere” de Alejandro Fadel (La unión de los ríos, Argentina/ Cinestación, Chile/ Rouge International, Uproduction, Francia); o “La Fortaleza” del venezolano Jorge Thielen Armand (La Faena, Genuino Films, Venezuela/ Mutokino,Colombia/ In-Vivo Films, Francia/ Viking Film, Holanda/ Ardimages, Reino Unido).

https://ciclic.fr/cinema-audiovisuel/les-actualites-du-pole-cinema-audiovisuel