• Consejos para presentarse a los fondos: cómo destacar en la multitud

Consejos para presentarse a los fondos: cómo destacar en la multitud

Artículo publicado originalmente en la revista Focus on Funds II, publicada en noviembre de 2021.

Los fondos internacionales son el gran trampolín para la internacionalización del cine latinoamericano, además de una de sus principales fuentes de financiación. De ahí la gran utilidad del mapeo realizado por Show me the Fund para conocer las oportunidades disponibles para proyectos latinoamericanos. Una vez detectados los fondos que mejor se ajusten al perfil del proyecto, el desafío pasa a otro terreno: lograr que destaque entre centenares de postulaciones de todo el mundo. Conseguir el apoyo de los fondos es todo un arte, una habilidad que los productores latinoamericanos han aprendido a dominar con creatividad y mucho talento. Siete productores de nuestra región con varias películas a sus espaldas apoyadas por los principales fondos internacionales comparten sus estrategias para presentar postulaciones exitosas. 

“Tienes que convencernos de que la película se va a realizar tal y como se ha presentado y en el plazo previsto”. De esta forma, un fondo internacional orienta desde su página web a las personas interesadas en postularse a una de sus convocatorias. Pero para llegar a este punto, además de contar con un buen proyecto, es necesario haber dado varios pasos previos, según recomiendan los productores entrevistados para este artículo. El primero es escoger el fondo apropiado para el proyecto que se está desarrollando, evitando así caer en lo que muchos evaluadores consideran como la principal causa de rechazo de una postulación. Es importante estudiar en profundidad los objetivos del fondo, conocer qué tipo de películas apoyan y cuáles son los requisitos para presentarse; también es útil conocer la lista de películas que han subvencionado anteriormente y quiénes están a cargo de la evaluación.

Son aspectos que la argentina Gema Juárez Allen tiene muy presente antes de postular un proyecto desde Gema Films, la productora que dirige junto a Alejandra Grinschpun y que se especializa en “películas que exploran la experimentación formal y narrativa”. Los resultados obtenidos en los últimos años reflejan el éxito de la estrategia seguida por esta productora con sede en Buenos Aires: con el proyecto “Reas” de Lola Arias recibieron el fondo alemán World Cinema Fund y el holandés IDFA Bertha Fund, mientras que con “Pornomelancholia” del director Manuel Abramovich consiguieron apoyo del IDFA Bertha Fund Europe y del suizo Visions Sud Est.

Según Juárez Allen, para conseguir el apoyo de fondos internacionales hay que elegir muy bien los proyectos y los directores con los que se trabaja. Además, las temáticas de las películas tienen que despertar el interés en otros mercados y el desarrollo conceptual del proyecto tiene que estar avanzado.

Como paso previo a la postulación, esta productora, que cuenta con más de 20 largometrajes en su filmografía -en su mayoría coproducciones internacionales-, aconseja participar antes en al menos un evento de industria importante, lo que considera fundamental para entender cuáles son los objetivos que se persiguen con la presentación. También recomienda contar con un teaser sólido “que represente fielmente lo que será la película, la forma de narrar, que muestre la fortaleza del punto de vista y que, sobre todas las cosas, genere interés”.

Otra productora que acumula varios fondos en su carrera es la brasileña Paola Wink de Vulcana Cinema, que consiguió dos veces el apoyo a la postproducción del fondo Visions Sud Est con “O acidente” de Bruno Carboni (2019) y con “Swing and Sway” de Adriana Barbosa y Fernanda Pessoa (2021), mientras que con “Casa no campo”, el tercer largometraje de Davi Pretto, obtuvo el apoyo del World Cinema Fund y del fondo ALCA Nouvelle Aquitaine junto al coproductor francés Dublin Films. 

Antes de tomar la decisión de presentarse a un fondo, la productora gaúcha recomienda preguntarse si el proyecto ha alcanzado su madurez, y para detectar sus puntos débiles aconseja recurrir a un asesor externo con experiencia en la lectura o consultoría de proyectos.

Sobre el mejor momento para presentarse a un fondo, Wink reflexiona: “La fragilidad de un proyecto es mayor cuando está en etapa de escritura o producción, así que muchas veces prefiero apostar por su futuro y aplicar cuando se cuenta ya con material filmado y con un primer corte, o con un teaser para enseñar, algo que puede resultar de gran apoyo para proyectos de directores primerizos sin una filmografía de referencia”. La productora también pone énfasis en que los textos incluidos en las postulaciones estén bien escritos y que la traducción a otros idiomas sea de calidad para no convertirse en una barrera para los evaluadores que deben leer decenas de proyectos en muy poco tiempo.

"Es ideal que los proyectos sean leídos por varias personas antes y cuidar la coherencia entre los distintos documentos presentados."

Presentar postulaciones sólidas y coherentes. Así de simple es la premisa que persigue Agustina Chiarino, la productora uruguaya que desde Mutante Cine ha conseguido apoyo de algunos de los fondos más codiciados por el cine latinoamericano -incluyendo World Cinema Fund, Hubert Bals Fund y Sørfond- para algunas de las obras en las que ha participado como coproductora como “Las herederas” y “¿Quién mató a Narciso?” del director paraguayo Martinessi, o “Monos” de Alejandro Landes. 

Según la productora, “para que un proyecto alcance la solidez, lo ideal es que lo lean varias personas antes y cuidar mucho la coherencia entre los distintos documentos presentados en la solicitud. La sinopsis, el tratamiento y las motivaciones deben tener un orden interno y progresivo. El problema es que muchas veces reciclamos las presentaciones de fondo a fondo y algunos documentos no se revisan bien, lo que crea contradicciones que generan confusión en los responsables de evaluar los proyectos”. 

Sobre el momento idóneo para presentar un proyecto, Chiarino reflexiona: “En términos de producción, para salir al mundo me gusta tener un fondo local asegurado y un plan de ruta financiero y de distribución pensado a conciencia y que deje abiertas posibilidades que no hemos tenido en cuenta en un inicio. Para las etapas finales creo que tenemos que ser más cuidadosos aún y elegir bien dónde presentarlo”.

Convencer desde la palabra

El apoyo de fondos internacionales como World Cinema Fund, Doha Film Institute Post Production Fund o Ibermedia le han permitido al productor dominicano Fernando Santos producir películas como “Cocote” de Nelson Carlo de los Santos o “Liborio” de Nino Martínez Sosa. El director de Guasábara Cine se detiene en tres puntos que considera fundamentales. El primero es que el perfil del fondo encaje con el de la película y evitar a toda costa la política de “aplicar por las dudas”. También destaca la importancia de las notas de dirección y de la propuesta estética, por lo que recomienda reescribirlas hasta la perfección. Por último, aconseja presentar un plan de financiamiento claro y viable, y explicar claramente por qué los recursos del fondo son indispensables para la producción o finalización de la película.

Con el nuevo proyecto de la directora brasileña Julia Murat, “Regra 34”, la productora brasileña Tatiana Leite (Bubbles Project) consiguió el apoyo a la postproducción del recientemente creado Göteborg Film Fund entre más de mil postulaciones. “Para mí es importante hacer una buena presentación del director, incluyendo sus cortos y obras anteriores. Las notas de dirección y las notas de producción deben ser sólidas y fortalecer el proyecto, explicando por qué queremos hacer la película y por qué es importante para el director contar esta historia”, explica.

Con este mismo proyecto, aunque en su etapa de producción, Leite había logrado el apoyo de Visions Sud Est. Para la etapa de desarrollo, Leite recomienda apoyarse en moodboards para enseñar las referencias visuales del filme. Otro de sus consejos es prestar atención al feedback que puedan dar los fondos -sobre todo si el proyecto no queda seleccionado- para mejorar las presentaciones futuras. Si bien los fondos no suelen hacer comentarios sobre los proyectos no aceptados, algunos de los productores consultados para este artículo coinciden en la importancia de recibir una devolución que les permita mejorar la presentación.

El gran recorrido internacional realizado por “El agente topo” lo convierte, sin duda, en un caso de estudio del cine latinoamericano. El tercer filme de la directora Maite Alberdi tuvo un recorrido internacional ideal que comenzó en el festival de Sundance y continuó con la nominación a los Oscar como mejor película documental, seguido del reconocimiento en los premios Goya y en el Festival de San Sebastián, entre otros. Producida por Micromundo Producciones, el filme es una coproducción entre Chile, Alemania, Holanda, España y Estados Unidos que recibió en sus primeras etapas el apoyo de influyentes fondos audiovisuales como IDFA Bertha Fund, Tribeca Film Institute y Sundance Institute.

Marcela Santibáñez es la productora ejecutiva de esta película, que salió a buscar financiación internacional tras haber conseguido fondos nacionales. Como suele ocurrir, la entrada de coproductores abrió la puerta para acceder a fondos en los países de los socios. Para la productora, es importante “ver qué potencialidades tiene tu película temáticamente y buscar fondos que se adecuen a lo que ella simboliza”. Una vez establecido cuál es el fondo que mejor se adapta al proyecto, ya a la hora de presentar una solicitud de ayuda a la producción, recomienda “tener una premisa y una idea clara de la película, y reflejar la motivación personal que la impulsó”.

La experiencia con fondos internacionales de la productora paraguaya Gabriela Sabaté (Sabaté Films) también ha sido positiva tras conseguir apoyos para películas como “Matar a un muerto” de Hugo Giménez, “Remanso” de Pablo Lamar y “Eami” de Paz Encina. Con la primera, por ejemplo, obtuvo financiación del trío más codiciado: el francés Aide aux Cinémas du Monde, el alemán World Cinema Fund y el holandés Hubert Bals Fund. En el caso de las óperas prima, Sabaté considera que la trayectoria de los productores es una de las principales cartas a jugar. También recomienda pasar previamente por algún laboratorio para lograr un buen desarrollo del proyecto. “Los laboratorios son espacios que ayudan a identificar en qué punto se encuentra un proyecto y aportan herramientas que son útiles al productor y al director a la hora de presentar el proyecto a un fondo internacional”, explica.

Las entrevistas a los responsables de los distintos fondos, como las que incluimos en esta publicación, o la sección de Preguntas frecuentes (FAQ) en las páginas web de las organizaciones a cargo de los fondos también pueden dar pistas sobre cómo presentar una solicitud ganadora.